Rosauro Varo y junto al cartel en montaje JALEOS.

Rosauro Varo y junto al cartel en montaje JALEOS.

Famosos PRIMICIA

Rosauro Varo, blanco de la ira de los taxistas: su rostro empapela Madrid

En plena guerra entre el taxi y las VTC's, el empresario sevillano ha sido acusado de "explotación" de licencias en diversos carteles públicos. 

Tras semanas de negociaciones, huelgas y movilizaciones del taxi, parece que la polémica entre este sector y las VTC's, lejos de apagarse, sigue encendida. El último que se ha visto salpicado ha sido el empresario Rosauro Varo (38 años), uno de los nombres propios que controla el mercado de las VTC. 

En concreto, tal como ha podido comprobar JALEOS, en primicia, el rostro de la pareja de Amaia Salamanca (32) aparece empapelado por las calles de Madrid bajo el siguiente mensaje: "Rosauro Varo, hijo de Amalia Rgez, diputada en el congreso por el PSOE, acumula miles de VTC's que explota a través de Uber y Cabify". Todo hace indicar que se trata de una compaña de desprestigio hacia el empresario y su familia pretextando una "explotación" de licencias.

El cartel en el que aparece el nombre de Rosauro Varo.

El cartel en el que aparece el nombre de Rosauro Varo. EL ESPAÑOL

Es un hecho que el vínculo entre Varo y las VTC's viene de lejos. El empresario saltó a la primera línea de la actualidad tras vender su participación en Pepephone a MásMóvil por 158 millones. Varo entró en Vector Ronda como vicepresidente. Allí comparte puesto en el consejo de administración con dos directivos de Cabify: Juan de Antonio Rubio, fundador, y Juan Ignacio García Braschi, jefe de finanzas.

La compañía cuenta con más de 1.000 empleados en Cataluña y solo a través de su cabecera principal gestiona 250 licencias en Barcelona desde 2017. El resto de VTC provienen de filiales que el sevillano ha ido adquiriendo durante este tiempo. 

Lo cierto es que este cartel que adorna farolas de Madrid viene a alimentar más la guerra encarnizada que mantienen los taxistas con las VTC's, cuya última novedad es que este lunes se han desplazado en masa hacia la sede del PP y pretenden bloquear Madrid con sus particulares. Junto al nombre de Varo se adjuntan otros como Xavier Cima (41) -el marido de Inés Arrimadas (37)-, Jaime Castellanos -banquero y cuñado de Emilio Botín- o Bernardo Hernández -exconsejero de de Google y Yahoo-, entre otros. 

Varo, la exitosa vida del empresario 

El empresario en una imagen de archivo.

El empresario en una imagen de archivo. Gtres

Además de las licencias de VTC's, el sevillano maneja otras boyantes empresas. Se hizo conocido en el mundo de los negocios tras vender a MásMóvil el operador virtual Pepephone, del que él y los Hidalgo eran propietarios, por 158 millones de euros. Sin embargo, esta no es la única aventura empresarial de este sevillano. Gran parte de sus negocios se han centrado en el mundo de las inversiones, de la hostelería y del comercio -en este último sector destacaban algunos clubes como Puro Beach y Salduna en Marbella-. 

Una de las empresas de la que es administrador único es Gat Legacy Spain SL, una empresa creada en 2013 para la promoción inmobiliaria. ¿Lo interesante de su creación? Rosauro constituyó esta compañía con un capital social inicial de 2,7 millones de euros, una cifra muy superior a la mínima exigida por ley para este tipo de sociedad -3.000 euros-. Esto, aunque en un primer momento pueda parecer nimio, lo cierto es que demuestra la importante capacidad económica del empresario.

La otra de las compañías de las que es administrador único es Gat Technology SL. Una empresa dedicada a la gestión de sus acciones en otras compañías que se creó en febrero de 2015. En esta, al igual que en la anterior, el negocio se constituyó con un capital social muy superior al mínimo exigido por ley. Concretamente, empezó con un capital social de 31.000 euros.

El hombre que enamoró a Amaia Salamanca

Rosauro Varo y Amaia en sus inicios de la relación.

Rosauro Varo y Amaia en sus inicios de la relación. Gtres

En 2010 Salamanca y Rosauro Varo se conocieron en una fiesta ibicenca de un amigo que tenían en común, y desde ese momento surgió el flechazo. No obstante, durante mucho tiempo quisieron mantener esta relación en secreto, y es que ambos son unas personas muy reservadas en lo que a su vida privada se refiere. 

Meses después, la pareja finalmente oficializó su relación, momento a partir del cual se han vuelto inseparables. Entonces empezaron un bonito romance en el que ambos trataban de mover cielo y tierra para estar juntos. Los dos eran jóvenes comprometidos con su trabajo, pero eso no impedía que pudieran disfrutar de escapadas románticas al extranjeros como Balí o Nueva York. 

Tres años después de este noviazgo idílico la pareja anunció que estaba esperando el que sería su primer hijo: Olivia. En los años posteriores vendrían los otros dos -Nacho y Mateo-. En este sentido, uno de los detalles que más destacó la prensa y sus seguidores es la envidiable figura que Amaia lució todas las veces.

Conforme pasan los años el empresario y la actriz están cada vez más unidos y centrados en su familia. Tanto es así que mantienen el entusiasmo de los años iniciales y, a pesar de los motivos profesionales de la pareja -que no son escasos-, son pocas las ocasiones en las que han estado separados. En definitiva, un hombre que ha conseguido tener éxito tanto en lo profesionales como en lo personal. Sin embargo, estos carteles que inundan Madrid podrían, de algún modo, emborronar su felicidad y su cumpleaños, que tendrá lugar el próximo viernes.  

[Más información: Paula Echevarría, Úrsula Corberó o Amaia Salamanca: sus rutinas de belleza previas a los Goya]