Pablo Motos (53 años) ha sufrido una ruptura de la fascia plantar que le obliga a estar tres meses con muletas. Así lo desveló el propio periodista a través de sus redes sociales con una publicación en la que bromeaba sobre cómo iba a presentar El Hormiguero mientras intentaba bailar con las muletas:

Noticias relacionadas

"Me he roto la fascia del pie y tengo para tres semanas con muletas. Así es que vamos a intentar ensayar el baile para ver qué soy capaz de hacer con esto", decía Motos mientras intentaba aguantarse la risa.

Muleta para un lado, para el otro, para arriba... todo un despliegue de artes ante el cual ya avisaba su compañero: "Vas a terminar dándole a alguien". 

¿El resultado? Pablo Motos consiguió sorprender a los espectadores tras aparecer con una muleta (la otra la dejaría en el camerino) de color rojo y bailar la famosa cabecera del programa. 

La lesión que sufre el presentador es muy común en los deportistas, y no extraña en Motos teniendo en cuenta lo aficionado que es al deporte (boxeo, yoga, correr...). Aunque dolorosa, es un tipo de enfermedad que se cura fácil y rápido si se lleva a cabo una buena rehabilitación. 

Un duro momento para Pablo Motos

El presentador no está atravesando su mejor momento. Hace solo una semana, Motos desvelaba en su programa que su madre, Amelia Burgos, acababa de fallecer horas antes de que él saliera en antena. 

Razón por la que no dudó en dedicarle el programa ese día: "Me quiero despedir y quiero... a ver si soy capaz de decirlo. Hoy le quiero dedicar este programa a mi mamá, que ha fallecido esta mañana. ¡Para ella!", dijo el comunicador con el rostro compungido mientras Laura Pausini(44), la invitada de esa noche, le consolaba. 

Pablo Motos en el entierro de su madre.

Ante tal noticia, el periodista no dudó en desplazarse hasta Requena (Valencia), su localidad natal, para dar el último adiós a su madre, tan querida por su hijo, sus amigos más cercanos, y el público de El Hormiguero que se había habituado a sus intervenciones telefónicas. 

En el entierro celebrado en la Iglesia del Carmen se pudo ver al presentador triste y con el rostro serio, vistiendo de estricto luto y arropado por todos aquellos que se habían desplazado hasta la localidad para ofrecerle su apoyo. Especialmente su esposa y su compañera de vida, Laura Llopis, que aparecía en todo momento junto a él. 

Pablo Motos en el entierro.

Otros no pudieron acompañarle de forma presencial, pero quisieron tener un detalle con Pablo Motos. Es el caso de Alejandro Sanz (49) y su familia, a quien le une una gran amistad, que mandaron una gran corona de flores blancas para mostrar su cariño al presentador. 

No era la primera vez que el periodista tenía que hacer frente a un momento tan delicado. Ya ek 11 de enero de 2016 fallecía el padre de Pablo Motos tras una larga enfermedad y, en ese momento también, el cantante se encontraba en El Hormiguero y quiso tener un nuevo detalle con el presentador: "Yo sé que es un día muy especial para ti, pero el jefe (señalando al cielo), está orgulloso de ti, seguro", comentaba.

[Más información: Las lágrimas de Alejandro Sanz en su última visita a 'El Hormiguero']