Gema López en montaje JALEOS.

Gema López en montaje JALEOS.

Famosos SU ROSTRO, MUY CAMBIADO

Descubrimos las operaciones estéticas de Gema López: nueva cara por 2.500 euros

Desde que se hiciera pública su ruptura sentimental a principios de año, no cabe duda de que la vida de Gema López (47 años) ha dado un giro radical. Pese a que es una de las colaboradoras más aguerridas de Sálvame y está acostumbrada a lidiar con la vida privada de los personajes públicos, en estos meses como soltera ha sabido mantener a raya su privacidad por encima del interés. Sin embargo, hay una parcela de la vida de Gema que no ha podido controlar como le gustaría en este tiempo: la estética. 

Y es que, algo ha cambiado en la colaboradora en estas últimas semanas y JALEOS se ha percatado de ello. No hay duda; Gema ha tocado en su rostro si se lo compara con el de hace tan solo unos días. En concreto, este pasado lunes saltaron las alarmas entre bambalinas durante su habitual colaboración en el espacio vespertino de Telecinco. La tertuliana no podía ocultar durante sus intervenciones la cara ligeramente hinchada y los pómulos protuberantes que lucía. ¿Qué se ha hecho? 

La nueva cara de la colaboradora en montaje JALEOS.

La nueva cara de la colaboradora en montaje JALEOS.

Este periódico se ha puesto en contacto con la clínica estética de la doctora Barba Martínez para despejar todas las incógnitas. En conversación con la especialista, no solamente se descubren sus retoques, sino también las técnicas para lucir bella y no faltar al trabajo: "Gema ha mejorado, en general, el aspecto de su piel que se consigue con un láser facial que puede ser fraccionado para no tenerla fuera del trabajo en la televisión mucho tiempo. El precio suele ser de 1.000 euros".

Además, su flamante imagen no obedece tan solo a métodos de láser, también existen otros remedios a los que López habría recurrido: "Se ha puesto toxina botulínica en el tercio superior de la cara con un precio aproximado de 500 euros. También, es posible algún retoque en la punta de su nariz caída". En concreto, según la opinión de la directora de este cualificado centro, "para elevar la nariz sutilmente con una rinomodelación con un precio de unos 1000 euros. Estudiando su cara no parece que se haya hecho tratamiento para mejorar el ovalo facial que tiene ligeramente desdibujado. Se ha hecho pequeños retoques sin cirugía que la han rejuvenecido mucho". Así las cosas, parece evidente que la colaboradora ha estrenado nueva vida y también nuevo rostro por un nada desdeñable montante de cerca de 2.500 euros. 

Diez meses de su tsunami personal 

Gema López y Antonio Pardo en montaje JALEOS.

Gema López y Antonio Pardo en montaje JALEOS.

El pasado jueves 29 de noviembre se cumplían exactamente diez meses desde que se conoció la soltería de la colaboradora tras separarse de Antonio Pardo Sebastián. Solo unas horas antes de que se publicara la noticia, Gema escribía en sus redes sociales: "Necesito un respiro". Una frase que acompañaba a una fotografía en la que aparecía sonriente y tirada en una butaca de Sálvame. En ese momento, ambas partes no concordaban para el público, pero poco después se destapaba el porqué de tal afirmación.

En este tiempo tan solo ha habido silencio por su parte y por la de su entorno. La colaboradora ta solo se ha centrado en dar vida a su perfil de Instagram llenándolo de color y excesivas sonrisas. Lo que en el mundo millenial, potenciado por el uso de las redes sociales, se conoce como postureo. Gema quiere mostrar en todo momento que el divorcio no fue ni muchos menos traumático ni ha supuesto ningún problema en su día a día. Al menos eso es lo que se esfuerza en enseñar en el terreno digital, pero de puertas para dentro de su casa todo puede ser distinto.

Lo último que se ha conocido y que puede arrojar luz a la relación entre el exmatrimonio es la contestación que ha hecho Gema a Antonio Pardo en las redes sociales. Este buen rollo parece que demuestra que, por su hija en común, existe armonía. En uno de los últimos posts de Antonio, el actor publica una fotografía de una moto clásica junto al mensaje: "Qué gran regalo, mi Vespa P200E que me compré en el 86 recuperada y restaurada por mi hermano, el Gran Malasombra". Una moto que seguro conoció Gema y que no pudo reprimir un comentario: "Me encanta", escribía la periodista en un muro desierto de otros mensajes. Tienen muchas cosas que agradecerse y, sobre todo, comparten negocios en común. 

[Más información: El exmarido de Gema López estrena profesión tras su ruptura con la periodista]