Samantha Vallejo-Nágera en un evento de 'Nutella'

Samantha Vallejo-Nágera en un evento de 'Nutella' Gtres

Famosos RECUPERÁNDOSE

La razón por la que Samantha Vallejo-Nágera ha llegado cojeando a su último evento

A pocos días de la final de la tercera edición de MasterChef Celebrity, Samantha Vallejo-Nágera (49 años) aparece públicamente como imagen de crema de chocolate 'Nutella'. Esto es algo que, de primeras, ha sorprendido a los allí presentes. La famosa chef compartía una foto en su Instagram este jueves, en la que aparecía junto a su amigo y médico traumatólogo después de haber sido intervenida.

Se rompió el menisco hace dos años mientras jugaba al pádel. Desde entonces ha vivido con ello, y los tacones que esta usa en el programa culinario, no han favorecido, precisamente, a una pronta mejoría. A pesar de que ha intentado retrasarlo, ha decidido, por su bien, dar el paso hacia el quirófano: "Hoy en día las operaciones ya no son lo que eran. Me han hecho un pequeño agujero y ya... No ha sido invasivo". 

Ver esta publicación en Instagram

Recién operada con @drdomingodelgado el mejor traumatologo y el mejor amigo.GRACIAS

Una publicación compartida de Samantha Vallejo-Nágera (@samyspain) el 22 Nov, 2018 a las 10:35 PST

Es una mujer guerrera y pocas cosas le asustan. Lejos de seguir un proceso de rehabilitación normal, ella intenta hacer su vida ajena a los dolores: "Estoy yendo a clases de boxeo, y mi médico me dice que cómo hago boxeo estando así -risas-". Eso sí, ha asegurado que, hasta el día 15 de enero que comienzan las grabaciones de MasterChef 7, estará "descansando", en la medida de lo posible. 

Además, ha vuelto a hablar sobre la polémica que le ha rodeado en los últimos días con la empresa de comida rápida McDonald's, tras protagonizar un vídeo en el que esta recomienda a la cadena de restaurantes para alimentarse "sano". Debido a la negativa repercusión que este ha tenido, el vídeo ha sido retirado del canal de youtube de la empresa.

Ante esto, Samantha no ha querido profundizar en el tema. Lo que sí ha dicho alto y claro es que no le afectan las críticas, y que tiene la conciencia muy tranquila de tener una buena alimentación: "Cuando quiero me doy una alegría. No se puede estar todo el día tan extremista. Mis hijos van al Mcdonald's porque les encanta, pero lo que tampoco puedes hacer es ir todos los días. Me encantaría saber de toda la gente que me critica lo que hacen sus hijos".

[Más información: Los mejor y peor vestidos de la boda del año]