Pilar Eyre junto al libre en un montaje.

Pilar Eyre junto al libre en un montaje.

Famosos ROMANCES EN LA SOMBRA

Pilar Eyre: "Carmen fue el amor de la vida de Alfonso XIII"

La periodista habla con JALEOS sobre su nueva obra 'Carmen, la rebelde' donde recoge la historia desconocida de la amante del rey. 

Carmen Ruiz Moragas, también conocida como Carmela ya que así la llamaba el rey Alfonso XIII (su amante), es poco conocida, y, sin embargo, un personaje crucial en la historia de España. Ahora, 82 años después de su muerte, la periodista Pilar Eyre (66 años) rescata la historia de su vida a través del libro Carmen, la rebelde que sale a la venta el próximo 13 de febreroJALEOS se ha puesto en contacto con la escritora para conocer mejor este peculiar personaje, al que muchos recuerdan por ser la madre de Leandro de Borbón, el supuesto hijo ilegítimo de este rey. 

Esta actriz madrileña, que poseía belleza y carácter a partes iguales, conoció a Alfonso en torno a 1920, cuando el monarca acudió al Teatro Español a ver la obra La dama de las camelias donde ella interpretaba a Margarita Gautier. El marqués de Viana, quien por aquel entonces le conseguía los planes al rey, acudió al camerino para solicitarle que saludara a Alfonso en su antepalco (una proposición que en el fondo significaba que el monarca lo que quería era acostarse con ella). En ese momento la actriz aseguró al aristócrata: "Yo solo digo una cosa: ya era hora".

¿Cómo se decidió a escribir sobre Carmen?

La mitad de los libros que he escrito son novelas históricas, y pensé que una gran desconocida era la que fue amante de Alfonso XIII. He escrito mucho sobre la Familia Real, sobre todo los asuntos sexuales. Sé que a nuestro don Juan Carlos (80) le gustaban mucho las actrices, empecé a buscar qué antecedentes tenía, y me di cuenta de que su abuelo había vivido este romance muy famoso en la época. Me di cuenta que tenía una vida extraordinaria y que tampoco se había escrito sobre ella, se había tergiversado mucho, como la biografía que escribió su hijo, Leandro de Borbón. Entonces, me puse a investigar y decidí escribir sobre ella. 

La vida de esta mujer maltratada tuvo un divorcio que salió en todos los periódicos y fue un escándalo. Tuvo una vida extravagante… es un personaje extraordinario que no entiendo cómo se le sacó partido. De hecho, ya me ha llamado una productora que quiere comprar los derechos para hacer una serie. 

Pilar Eyre en una imagen de archivo.

Pilar Eyre en una imagen de archivo. Gtres.

Todo lo relacionado con la monarquía suele estar bastante tapado. ¿Fue difícil obtener esta información?

Por una parte fue fácil, porque tenemos la suerte de que la Biblioteca Nacional de España ha digitalizado muchos periódicos, creo que se remontan tres siglos atrás. Era una actriz tan famosa que sus andanzas ocuparon portadas de esas revistas. Le hacían entrevistas, noticias, artículos… Yo hice una crónica de su vida. También acudí a las memorias de otras personas que fueron contemporáneas a ella y, además, mi propia memoria histórica, ya que yo he escrito mucho sobre los Borbones y tengo bastante información. 

Fue fácil por esto, porque tenía unas fuentes documentales bastantes fiables. Pero es difícil porque hay aspectos muy delicados, sobre todo de su día a día, que hasta ahora han sido ocultados, han sido destruidos… Me llegué a plantear si contarlo o no, pero al final decidí exponer los hechos y que los lectores sacaran sus propias conclusiones. 

¿Qué opina la familia de Carmen sobre esta obra?

Yo sé que la familia está preocupada. Han preguntado cómo quedará el papel de esta señora. Pero, bueno, yo en ningún momento hago referencia a Leandro (la razón principal por la que puede surgir esta preocupación), porque mi libro termina con la muerte de Carmen.

En la obra se hace mención a la importancia que tuvo Carmen para el rey. ¿Cree que fue la mujer de la vida de Alfonso XIII?

Sí, sin duda. Él quiso a su madre, sobre todas las cosas. A su mujer la odiaba. Yo descubro que con Carmen, cuando se va al exilio, le pone el mundo a sus pie, prácticamente. Estaba dispuesto a dárselo todo. Ella le atrapó con fantasía, era una mujer con unas habilidades amatorías increíbles, con muchos romanticismo, mucho encanto... Tú piensa que el rey la quiso tanto que estuvo a punto de divorciarse de su mujer. Llegó a hablar con Pío XI para anular su matrimonio alegando que su mujer estaba enferma, que había traído la hemofilia a su familia… Pero al final nunca llegó a suceder, sobre todo por el clima político en el que estaba el país en ese momento.

Es de sobra conocido que el monarca tuvo una larga lista de amantes, ¿Qué atributos tenía Carmen para convertirse en la elegida, la que le robó el corazón a Alfonso?

Lo primero, era una mujer bellísima, cuando ella entraba en un teatro el director de orquesta levantaba la batuta hasta que ella se sentaba, porque el público murmuraba: "Mira la Moragas...", y no se escuchaba a la orquesta. Marcaba la moda, porque, por ejemplo, como era muy alta usaba un tacón bajo que, al final, se puso de moda. Unos trajes impresionantes del modisto Charles Frederick Worth. Fue tanta la influencia que entonces se puso de moda que las mujeres fueran solas al teatro, porque no iban a ver la obra, en verdad iban a ver sus vestidos. Esto y una gracia increíble, era muy pícara, tenía una imaginación increíble...

Todo ello conquistó al rey, y es que queda patente que Carmen se convirtió en la mujer de su vida. Sin embargo, ¿cree que ella también le quería a ese nivel?

Ella también le amaba. Por ejemplo, estuvieron un tiempo en Florencia, cuando dio a luz a la primera hija, y aquí vivieron su historia de amor. Paseaban como dos personas anónimas cogidos del brazo. Fueron tan felices que en su casa de Madrid (la que él le compró) ella reprodujo en el jardín el paisaje de Florencia.

¿Un amor para siempre?

Ese amor fue muriendo. El rey era muy depresivo, porque era melancólico, todos los Borbones lo son, y con el tiempo se fueron alejando el uno del otro. Ella se enamoró de un chico joven, simultáneo durante un tiempo al rey, Juan Chabás. Es más, fue en esta época cuando ella dio a luz a Leandro de Borbón, razón por la que surgen dudas sobre su paternidad. 

¿Cree que en el fondo, teniendo en cuenta el sentimiento que el rey sentía hacia Carmen, él deseaba que Leandro fuera su hijo?

Él sabía que Carmen mantenía una relación con Juan. Aún así, siempre le pasó una manutención a sus hijos. De hecho, Leandro no tuvo que someterse a ninguna prueba de ADN. Es cierto que el rey siempre creyó que era hijo suyo, siempre le pasó dinero… También es cierto que Alfonso y Carmen habían estado juntos ocho años. Pero, desde luego, nunca tuvo ningún trato con sus hijos. En cambio él tenía otra hija natural, Alfonsa Millán, con la que sí mantuvo el contacto. 

Leandro de Borbón, hijo bastardo de Alfonso XIII

Leandro de Borbón, hijo bastardo de Alfonso XIII

Llama la atención que queriendo tanto a Carmen el trato fuera diferente con sus hijos...

Esta es una de las cosas que te llaman la atención, y no me hables de los parecidos, no se parecen en nada... El detalle más característico de los borbones es el prognatismo mandibular, y como él no la tenía se dejó la barba. Pero no afirmo que no fuera hijo de Alfonso XIII. Yo solo planteo esta duda, que Carmen estaba con los dos cuando nació Leandro.

[Más información: El hijo bastardo solo recibió un millón de pesetas de su padre Alfonso XIII]

Describe a Alfonso como un hombre atrapado en un matrimonio infeliz, superficial, molesto con sus ministros… ¿Cree que encontró en Carmen un refugio a la vida que llevaba?

Sí, para él Carmen fue el pueblo. Decía que a él le aburrían las marquesas, que se le ofrecían, que a él le gustaba el género difícil, las mujeres graciosas… Y es que realmente se liaba con las institutrices de sus hijos. Ella le atrajo de una manera brutal, cuando la conoció que era una actriz muy graciosa, bellísima, se sintió cautivado. Luego ella, poniendo su sabiduría y gracia terminó de enamorarlo. 

Describe la relación con cuatro términos: amor, deseo, vicio y amistad. Las dos primeras se sobreentienden, pero ¿por qué las otras dos?

Porque son las que definían la relación. Vicio porque el rey era un vicioso, y le gustaban las películas porno (él las introdujo en España). Con ella precisamente hizo de todo, llegó un momento que ya empezaba a cansarse, de ahí su idea de inventarse historias. Fue una forma muy sugerente para cautivarlo.

Amistad porque realmente él hablaba mucho con ella, le contaba lo que le pasaba. Por ejemplo, cuando murió su madre cayó en un pozo de tristeza y la primera persona con la que habló fue ella. En muchas ocasiones Carmen le tenía que abrazar como a un niño chico. Él tenía una depresión y a veces ella lo consolaba.

¿Hasta qué punto es cierto que Alfonso XIII estuviera dispuesto a convertirla en reina?

Lo que quería realmente Alfonso era desprenderse de su mujer, él odiaba a la reina, lo explico en mi libro anterior Ena. Era un matrimonio de dos personas que no tenían nada que ver. Él le tenía asco, le repugnaba físicamente, lo que quería era anular el matrimonio. De ahí que cuando se lo explicó a Carmen le dijo que de esta forma podrían estar juntos, que sus hijos podrían llevar el apellido... Pero no lo hizo.

Cuenta en un momento que ella deseaba parecerse a la reina, tener un aire de señoría y decencia… ¿Puede estar en este deseo la razón de que mantuviera una relación con el rey?

Alfonso XIII.

Alfonso XIII. Kaulak.

Ella siempre tuvo una sugestión con la reina, y es que le gustaba ese aire elegante, esa cosa extranjera… Les unían muchas cosas y quería ser como ella. Le gustaba preguntarle a él sobre la reina. Hay una escena muy violenta en la que el rey le da una bofetada a Carmen porque osa compararse con la reina y le dice: "Ni tu ni yo le llegamos a la suela del zapato".

Carmen se negaba a renunciar a su profesión, independencia y libertad, ¿la describiría como una mujer feminista?

Sí, sí. La verdad es que ella pertenecía al mundo del teatro, que era muy avanzado para su época (las actrices cobraban lo mismo que los actores). Por ejemplo, el grupo de teatro del que formaba parte fue de los primeros en el que las actrices decidieron sacarse el corsé. La primera vez fue que esto ocurrió fue un señor muy serio a darles una tarjeta: "Me llamó Roger Duval, soy corsetero y desde hoy estoy arruinado". También el cortarse el pelo corto. Ellas eran unas mujeres avanzadas en su época. No podía participar en política, pero participaba en mítines, conocía a Primo de Rivera… Por eso me llamó la atención, es inteligente, ingeniosa, culta, hablaba francés… una mujer muy avanzada.

En la obra, además de poder observar la vida de Carmen, vemos una faceta desconocida de Alfonso, ¿ha cambiado su imagen de él?

Podemos conocer a un Alfonso XIII, un Borbón, a través de los ojos de su amante. Es distinto, es un hombre con una gran desgracia, rodeado de aduladores, absolutamente solo, al que le falló en el último momento todo el mundo… Entonces, a mi me conmueve esa figura de hombre inseguro… a pesar de ser rey, fue un desgraciado, en medio de un matrimonio infeliz, sin padre, un país que le odiaba... En esta obra se deja atrás al rey y se ve al hombre detrás de la corona. 

[Más información: Leandro de Borbón luchó para ser reconocido como hijo de rey pero murió con una pensión de 500€]