Famosos CHIQUITO DE LA CALZADA

"Hasta luego, Lucas"

Chiquito de la Calzada (Málaga - 28/5/1932) dedicó casi toda su carrera al flamenco, llegó a vivir en Japón y a tocar las palmas para Camarón. Hasta que a los 62 le descubrió un productor de televisión en un restaurante, intrigado por ese vecino de mesa cuyos chistes provocaban semejantes carcajadas.

Chiquito de la Calzada fue único en varios sentidos, primero porque se convirtió en el humorista más popular de España en los noventa contando chistes realmente malos, todo el mundo coincidía en lo malos que eran, además los alargaba hasta tal punto que uno perdía el hilo de la historia. Sin embargo, no era lo que contaba sino la gracia con que lo hacía, el universo paralelo de juegos de palabras, sonidos guturales, gestos y chascarrillos con que los adornada.

Algunas de sus coletillas pasaron a formar parte del vocabulario popular de la época, como “fistro”, “por la gloria de mi madre”, “torpedo”, “pecador de la pradera”, “cobarde”, “hasta luego lucas” o “¿te dah cuen?”. 

Fue único también por su explosión tremendamente tardía en un sector, el del humor, dominado principalmente por la juventud, sirva de ejemplo la edad media del Club de la Comedia.

No fue hasta los 62 años que Chiquito saltó a la fama, gracias a sus actuaciones en 'Genio y Figura' de Antena 3. El productor del programa, Tomás Summers, le descubrió durante una comida, al escuchar a un vecino de mesa contar chistes sin parar y las consiguientes carcajadas de los comensales.

Hasta entonces Chiquito había recorrido mundo “con muchas fatiguitas”, como decía él, ganándose la vida como cantante flamenco, llegó a hacer de palmero de Camarón y a vivir dos años en Japón. Desde que se subió por primera vez a un escenario con ocho años usó el nombre artístico de Chiquito de la Calzada, en referencia a la calle Calzada de la Trinidad de Málaga donde nació en 1932 como Gregorio Sánchez, hijo de un electricista.

La fama le llegó de golpe, pero fue abrumadora. Protagonizó tres películas, apareció en otras ocho y un recopilatorio de sus chistes vendió más de 280.000 copias en VHS. Chiquito creó escuela, venerado por Paz Padilla, Florentino Fernández o Juan y Medio.

Con el cambio de milenio su figura perdió interés, pero su recuerdo permaneció en la memoria colectiva de una generación. La persona tras el personaje estuvo siempre muy unida a su esposa, Pepita, a la que conoció con 18 años en un espectáculo en Córdoba y a la que siempre idolatró. La pareja no pudo tener hijos, tres abortos sufrió, que murió en 2012, quedando él bastante solo. El pasado 11 de noviembre se reunió con ella. Le recordamos con los vídeos de algunos de sus mejores chistes, Chiquito en estado puro.