Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara, en la entrega del premio Personalidad del Año de 'Vanity Fair'.

Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara, en la entrega del premio "Personalidad del Año" de 'Vanity Fair'. Gtres

Famosos PRIMERAS DECLARACIONES

Cruz Sánchez de Lara: "Me comprometí antes con el león que con su director"

La abogada cuenta en su primera entrevista su trayectoria profesional y personal. "He renunciado al patrimonio del anonimato por amor", asegura la mujer de Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL

Noticias relacionadas

Cruz Sánchez de Lara (45 años) es una reconocida abogada de la capital, gracias a su labor al frente del bufete Sánchez de Lara Abogados. Sin embargo, y por sorpresa para ella misma, se convirtió en un personaje público tras contraer matrimonio con Pedro J. Ramírez (65), director de EL ESPAÑOL

Ahora, "por primera vez y sin que sirva de precedente" como ella misma dice, Cruz Sánchez de Lara ha ofrecido una entrevista a Vanity Fair para hablar de su relación sentimental con el periodista. 

Cruz Sánchez de Lara trabajando.

Cruz Sánchez de Lara trabajando. Vanity Fair

La pareja se conoció a principios de 2015, cuando Pedro J. estaba inmerso en la búsqueda de financiación para EL ESPAÑOL. Tras una de las puertas a las que llamó se encontraba la letrada, que le puso en contacto con un cliente suyo. Cruz Sánchez ironiza: "Me comprometí mucho antes con EL ESPAÑOL que con Pedro, antes con el león que con su director".

Sin embargo, el inicio de la relación solo fue profesional. Conscientes de la importancia del proyecto en el que estaban inmersos, no fue hasta 15 meses después cuando comieron a solas.

"El amor que siento por él lo compensa todo" 

El 29 de octubre de 2016 todo cambió "cuando Pedro, por su cuenta y riesgo, tomó la decisión de que su vida y, por tanto la mía, iban a cambiar". A partir de ese momento la pareja se vio expuesta a una gran atención mediática. "Pudimos elegir la forma y el momento para contarlo, pero no la trascendencia. Muchos amigos me dicen: 'Tú sabías dónde te metías'. Pues no. Yo solo me enamoré", explica la letrada. 

Cruz Sánchez de Lara todavía no se ha acostumbrado a que los medios, ávidos de más noticias sobre la pareja, hayan colocado paparazzi en la puerta de su despacho, en los juzgados, e incluso hayan publicado informaciones falsas sobre su vida. "He dejado de tener ese patrimonio tan maravilloso que es el anonimato y he hecho esa renuncia por el amor que siento por él. Eso lo compensa todo", afirma la abogada. 

Contrajeron matrimonio en una ceremonia íntima

En septiembre de 2017, como publicó en exclusiva EL ESPAÑOL, la pareja contrajo matrimonio en una ceremonia íntima ante notario. "Nos dijimos lo que queríamos para el resto de nuestras vidas. Nos regalamos palabras fabulosas. No hubo fiesta, ni regalos, ni invitados, ni anillos, ni vestido blanco, pero fue la boda más emocionante y bonita que hubiera podido tener", explica la abogada. 

Cruz Sánchez de Lara, en uno de los debates del primer aniversario de EL ESPAÑOL.

Cruz Sánchez de Lara, en uno de los debates del primer aniversario de EL ESPAÑOL.

Después de la boda, Sánchez de Lara empezó a ser conocida como "la mujer de", algo que "resulta paradójico: llevo toda la vida escuchando que soy una abogada que divorcio bien, y ahora se me conoce por mi matrimonio". 

Según Vanity Fair, su situación se asemeja a la de Amal Clooney (39), abogada pro derechos humanos casada con George Clooney (56). "No sé cómo lo habrá llevado ella, pero debe de ser difícil que, después de haber estudiado toda la vida, solo te conozcan por tu marido", declara. "Yo voy a un sitio con Pedro y soy su mujer, igual que cuando él viene a un sitio mío es mi marido. Estoy encantada de ser su esposa, por algo me he casado. Eso sí, siempre y cuando eso no implique una falta de reconocimiento a mi trabajo", añade. Es consciente de que este apelativo es normal tras haberse casado con un personaje público y que "ahora mi nombre está asociado al de él". 

No obstante, cuando hay amor estos detalles se convierten en nimiedades que no empañan el día a día de esta feliz pareja. "Estamos construyendo una vida en pareja, este es un proyecto común". El matrimonio ha conseguido construir un "oasis de paz y amor" dentro del domicilio. "Es un espacio de convivencia y serenidad: sin ruidos, sin televisión. Pedro se está divirtiendo mucho con la vida normal que llevamos", añade. 

Brillante trayectoria profesional

Sánchez de Lara es una prestigiosa abogada de la capital, respaldada por una larga trayectoria profesional con el que ha conseguido granjearse un reconocimiento considerable. La letrada se trasladó hace más de 15 años a Madrid junto a su hijo y creó su propio bufeteSánchez de Lara Abogadosespecializado en derecho de familia, laboral, penal y mercantil. Entre sus clientes se pueden encontrar a actrices, presentadoras, socialites y empresarios.

Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara, el martes por la noche, en la entrega del premio Personalidad del Año de 'Vanity Fair'.

Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara, el martes por la noche, en la entrega del premio "Personalidad del Año" de 'Vanity Fair'. Gtres

No obstante, la letrada también es una reconocida activista en temas relacionados con la violencia de género, la igualdad y los derechos humanos. Para ello en 2010 fundó la ONG Tribune for Human Rights, que cuenta con voluntarios en 14 países. Además, ha viajado a numerosos países para promover causas solidarias, publicando en EL ESPAÑOL sus testimonios más recientes.

Es el caso de la puesta en marcha de un centro para mujeres en la peligrosa ciudad colombiana de Buenaventura, de su apoyo al desminado dentro del acuerdo de paz entre el Gobierno de Bogotá y las FARC o de la promoción de clínicas ginecológicas para refugiadas sirias en Jordania.

Esta labor humanitaria le ha valido el reconocimiento de Naciones Unidas que le concedió el Women Together Award, un premio que también han recibido Angelina Jolie (42) o Hillary Clinton (70). 

Asimismo, Sánchez de Lara ha decidido presentarse a las elecciones del Colegio de Abogados de Madrid, una institución que "es como una película americana, porque es el colegio más grande de Europa. Hay más abogados en Madrid que en toda Francia". 

• La élite española se viste de gala para los premios Vanity Fair