David Bustamante a la entrada de su casa.

David Bustamante a la entrada de su casa. Gtres

Famosos LA CANCELACIÓN MÁS POLÉMICA

David Bustamante demandará a Laguna de Duero por publicar su parte médico

Los responsables de la gira del cantante no entienden cómo el ayuntamiento de la localidad vallisoletana hizo público este documento, puesto que difundir un dato médico atenta contra la intimidad.

La suspensión del concierto que David Bustamante debía haber dado el pasado 2 de Septiembre en Laguna de Duero (Valladolid) sigue trayendo cola, pues son muchas las preguntas que han saltado y que están sin resolver a raíz de la suspensión del espectáculo. La fundamental, lo relacionado con su atención médica.

Según ha podido confirmar este medio, el día anterior al concierto, Bustamante se encontraba en Madrid, ya que debía llevar a su hija Daniela con su madre, Paula Echevarría. La misma mañana del concierto, ya aquejado, el cantante se trasladó a Valladolid para cumplir con su compromiso. Pero, una vez en el hotel, se empezó a encontrar peor y decidieron que un doctor viera al cantante.

“Decidimos llamar al médico para que acudiera al hotel puesto que ir a urgencias con David hubiese despertado una gran alarma. El médico lo examinó y emitió el parte al promotor, e incluso le ofrecimos cambiar la fecha, pero ellos no quisieron”, explica a EL ESPAÑOL uno de los responsables de GTS, empresa que gestiona la gira de Bustamante.

[Más información: Un médico fuera de horario atendió a Bustamante en el hotel donde se alojaba]

Los responsables de la gira no entienden la polémica que se ha abierto con este asunto, aunque tienen muy claro quién la ha originado. “Todo esto está ocasionando muchos perjuicios a nuestro artista. Lo que no entendemos es cómo es posible que el Ayuntamiento de Laguna de Duero publicara en sus redes el informe médico. Es un documento privado que no puede ser divulgado públicamente. Nosotros no tenemos nada que esconder, pero si el ayuntamiento y el promotor insisten en demandar, tal vez seamos nosotros los que demandemos al consistorio por hacer público este documento que atañe a la intimidad de David”, revela el responsable de GTS.

Perjuicios económicos

Por otro lado, se encuentra el daño económico al promotor del concierto, Miguel Fernández Bécares. Según ha declarado , el hecho de haber tenido que suspender el espectáculo le habría traído unas pérdidas de 70.000 euros, por lo que ha amenazado con demandar al cantante.

Y es que, según ha comentado el promotor, su seguro tan sólo cubría inclemencias meteorológicas y accidentes en el escenario. Pero he aquí el problema, puesto que según otros promotores con los que ha hablado este medio, el seguro firmado por Fernández es de mínimos y debería haber contratado un seguro más completo.

Según nos explica el responsable de GTS, “hemos devuelto todo el adelanto que se nos dio. Nosotros tenemos un seguro que hacemos para toda la gira de David y que nos cubre los gastos que nos corresponden. Aquí no sólo ha perdido el promotor, también hemos perdido nosotros”.