Bustamante deja planchado a Risto: “No estaría en TV si no es por mis méritos

Bustamante deja planchado a Risto: “No estaría en TV si no es por mis méritos"

Famosos ALL YOU NEED IS LOVE... O NO

La tensa entrevista de Risto a Bustamante: "No voy a hablar ni para bien ni para mal"

El cantante se niega tajantemente a hablar de su relación con Paula Echevarría a pesar de que acudía a un programa de amor. 

Juanma Fernández

No voy a hablar ni para bien ni para mal. No estaría ni un minuto en televisión sino es por mis méritos de trabajar”. Así de tajante se mostró David Bustamante (35) con Risto Mejide este lunes en su visita a All you need is love… o no cuando le preguntó cómo afrontaba una ruptura.

Previamente, el publicista había intentando allanar el camino diciendo que “me molesta profundamente cuando los medios nos fijamos sólo o en el principio o el final de las relaciones y no respetamos que lo que pasa en medio es patrimonio de las personas que lo están viviendo. Todo mi apoyo a ti y a Paula”: 

Sin embargo, el cántabro se negó tajantemente a hablar sobre su relación con Paula Echevarría, a pesar de que Mejide le insistió que el suyo es un programa de amor y tenía que preguntar sobre eso. “Yo soy un enamorado del amor. No hay nada más bonito que amar”, comentó. 

[Más información: Paula Echevarría confirma (a su manera) su separación de Bustamante]

“No te pregunto por tu relación. ¿Cómo vives el amor?”, preguntó Mejide. “Apasionadamente, con verdad, con mimo, con respeto, con admiración. Si vas para nada es tontería”, dijo titubeante el cantante. 

Tú aprendes a amar cuando eres padre. Mi amor verdadero y que nunca acabó nació el 18 agosto de 2008. No sabes lo que es el amor hasta que tienes una persona chiquitita. En la primera milésima de segundo que conoces a tu hijo, sabes que darías tu vida. El amor está en ser papás”, zanjó.

Como ya hemos explicado anteriormente, Echevarría y Bustamante tienen firmado un pacto de confidencialidad en el que si uno de los dos da detalles de la vida personal e incluso profesional del otro debería compensar al susodicho con 100.000 euros.