Leoncio González de Gregorio y Martí y su supuesta hija, Rosario.

Leoncio González de Gregorio y Martí y su supuesta hija, Rosario.

Famosos BATALLA JUDICIAL

La hija extramatrimonial del marido de la 'duquesa roja' exige como mínimo dos millones

Rosario Bermudo tratará de llegar a un acuerdo con sus hermanos. Si no, reclamará su parte de la herencia, que supera los dos millones de euros. Los hijos de la 'duquesa roja' no se lo pondrán fácil. "No negocio por dignidad", asegura Pilar Medina Sidonia a EL ESPAÑOL.

La guerra por la herencia de Leoncio González de Gregorio y Martí ha comenzado. Este lunes se conocían al fin los resultados de la exhumación realizada al marido de la duquesa roja el pasado 20 de marzo. El ADN no deja lugar a dudas: determina en un 99,99% que Rosario Bermudo (66 años) es hija natural del aristócrata, concretamente la primogénita, pues Leoncio la tuvo cuatro años antes de casarse con   Luisa Isabel Álvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia o duquesa roja.

[Más información: El ADN confirma al 99,9% que el marido de la 'duquesa roja' tuvo una hija ilegítima]

La duquesa roja, Luisa Isabel Álvarez de Toledo.

La duquesa roja, Luisa Isabel Álvarez de Toledo. Efe

Mientras esperan a que un juez dicte sentencia en un juicio previsto para finales de septiembre, el siguiente paso es intentar llegar a un acuerdo con el resto de hijos de Leoncio González de Gregorio y Martí, tal y como apunta Fernando Osuna (63), abogado de la demandante, en conversación con EL ESPAÑOL. "Si no se llega a ningún entendimiento ni podemos negociar, presentaremos una reclamación de la herencia". El objetivo es que Rosario Bermudo reciba lo que le corresponde.

"Será un juez el que tase el patrimonio de Leoncio, pero nosotros ya estamos haciendo nuestros cálculos. Aún tenemos que valorar a cuánto ascienden las joyas, las obras de arte y el dinero en metálico depositado en los bancos, pero por el momento, con lo que hemos cuantificado, la parte que le correspondía a mi clienta es notablemente superior a los dos millones de euros".

Hay que tener en cuenta que a Rosario Bermudo le correspondería la quinta parte (son cinco hermanos) de la tercera, es decir del 33% de la fortuna de Leoncio González de Gregorio y Martí.

Con todo, Osuna va a tener complicado llegar a un acuerdo con los otros cuatro hijos del marido de la duquesa roja, al menos con Pilar González de Gregorio (60). "Yo no negocio nada con quien exhuma a mi padre. Es una cuestión de dignidad", explica ella misma a EL ESPAÑOL.

[Más información: Así ha sido la fría exhumación del marido de la 'duquesa roja']

Exhuman el cuerpo del marido de la 'duquesa roja' para saber si es el padre de la hija de una criada

"Siento rabia e indignación. Se podría haber evitado el desagradable levantamiento del cadáver de mi padre. Todo esto me parece muy triste", continúa. "Estoy muy dolida y pienso que esto se limita a una mera reclamación económica. No le importa dejar mal a mi padre con tal de pedir dinero. Las cosas tienen su momento y su forma, pero ha esperado hasta ahora para hacerlo, cuando hace 9 años que se murió mi padre y 36 desde que falleció el hombre que la crió a ella. Lo tenía que haber presentado antes".

Lo que quiere la hija de la duquesa roja es conocer en qué términos se mueve la reclamación de la herencia por parte de su ya hermana Rosario. "Yo no me escondo. Consultaré todas las armas legales que tengo a mi alcance para poder luchar contra lo que considero algo moralmente injusto. Yo me pienso defender cuando llegue el momento".

[Más información: La 'duquesa roja': la alianza de sus tres hijos por la herencia se resquebraja]

Pilar González de Gregorio va a luchar hasta el final.

Pilar González de Gregorio va a luchar hasta el final. Gtres

A Pilar Medina Sidonia, presidenta de la casa de subastas Christie's en España, le preocupa que la intención de Rosario Bermudo no sólo sea reclamar la herencia de Leoncio González de Gregorio y Martí, sino también la de la duquesa roja. "Me consta que ella se presentó en el testamento de mi madre y solicitó parte de los bienes. Es lo que faltaba y no puede hacerlo, porque estamos hablando de mi madre, no de la suya. Además, mis padres se casaron en régimen de separación de bienes, por lo que cada uno tenía lo suyo".

Para tranquilidad de Pilar González de Gregorio, Fernando Osuna asegura que su clienta no piensa tocar la herencia de la duquesa roja. "A ella sólo le corresponde parte de su padre, no de la duquesa porque no era su madre. Rosario tenía la suya, que era la que trabajaba como sirvienta en la casa familiar. Mi clienta no es ambiciosa, sólo quiere que se le reconozca lo que le corresponde y que pueda vivir holgadamente como primogénita de Leoncio que es".