Miguel Palomo Danko con su padre, Sebastian Palomo Linares, en la Feria de San Isidro 2015.

Miguel Palomo Danko con su padre, Sebastian Palomo Linares, en la Feria de San Isidro 2015. Gtres

Famosos HIJOS DE PALOMO LINARES

Miguel Palomo Danko, en quiebra: todas sus empresas en pérdidas

Lleva dos años sin rendir cuentas por ninguna de ellas, pero mantiene una "vida de lujo".

Noticias relacionadas

La muerte de Sebastián Palomo Linares ha dejado destrozados tanto a sus hijos como a sus "dos viudas", Concha Azuara (40 años) con la que tenía muchos planes de futuro, y Marina Danko (62), con la que compartió prácticamente toda su vida. Pero su muerte ha hecho saltar por los aires, además, los problemas económicos y familiares que llevaban años dormidos para los medios de comunicación.

El hijo mediano de Palomo Linares, Miguel Palomo Danko (36), es el que tiene la situación económica más complicada de toda la familia. Mientras su padre se deshizo de todas sus propiedades, poniéndolas en manos de sus apoderados, Miguel Palomo Danko ha ido acumulando más poder (y también más deudas) en las cuentas familiares y las suyas propias, todas con un capital poco saneado y nada transparente

2012, EL 'ANNUS HORRIBILIS' DE MIGUEL PALOMO DANKO

El año 2012 quedará en la memoria del más polémico de los Palomo Danko, Miguel, ya que fue su annus horribilis. Se divorció de Marta González, se enfrentó a toda su familia salvo a su padre y entró en contacto con 'amistades peligrosas' que aunque en principio le trajeron beneficios económicos, le hicieron situarse en el ojo del huracán, como hemos contado en EL ESPAÑOL. 

[Más información: Miguel Palomo Danko: las amistades peligrosas del hijo empresario de Palomo Linares]

A partir de ese año, las cuentas de Miguel han ido cayendo en picado. Lleva sin rendir cuentas de sus empresas desde el año 2014 a pesar de que todos los empresarios están obligados a hacerlo. El hijo del torero se dedica a la venta y alquiler de bienes inmuebles, tiene hasta seis sociedades a su nombre (una de ellas ya extinguida) y todas con un resultado anual negativo y elevadas deudas.

La situación más complicada es la de la sociedad Eras de San Isidro SL, que está en suspensión de pagos o concurso de acreedores, según ha podido saber EL ESPAÑOL. Dedicada a la compraventa de bienes inmobiliarios, esta sociedad se fundó en el año 2005, cuando Miguel Palomo Danko tenía solo 24 años. En el año 2013, la sociedad tenía unos bienes valorados en más de 3 millones de euros. Entre 2013 y 2014, Miguel se deshizo de ellos y no solo no ganó dinero, sino que perdió casi 1,7 millones de euros en la venta, según ha podido saber este diario. 

Las cuentas deben traer unos cuantos dolores de cabeza a Miguel Palomo Danko, porque ésta no es la única empresa con problemas. En la sociedad Essential Products SL, en la que durante un tiempo también estuvo su exmujer, Marta González, tiene una deuda a corto plazo de casi 800.000 euros, además de una hipoteca de casi 230.000 euros. Esta sociedad tuvo unas pérdidas de 85.000 euros en 2014.

Miguel Palomo Danko y su mujer Marta González en Madrid, 2011.

Miguel Palomo Danko y su mujer Marta González en Madrid, 2011.

En cuanto a la empresa patrimonial Explotación Ganadera Hermanos Palomo SL, en la que está el piso del barrio de Salamanca donde viven su madre, Marina Danko, y su hermano pequeño, Andrés Palomo Danko (29), tiene una deuda a largo plazo de casi 1 millón de euros, exactamente la misma cantidad en la que está valorado el piso.

Incluso la última empresa que constituyó en 2011 para organizar monterías y mantener su contacto con la alta sociedad, Cinegética Jabalí Oro SL, tuvo pérdidas en 2014. Ésta no tuvo ni un euro de ingresos, y menos de 90 euros de gastos, por lo que todo parece indicar que, al igual que Miguel Palomo Inversiones SL, otra sociedad unipersonal a su nombre, no han tenido el desarrollo que el empresario esperaba. 

Miguel Palomo Danko en el tanatorio tras la muerte de su padre.

Miguel Palomo Danko en el tanatorio tras la muerte de su padre.

Sin embargo, eso no le impide vivir a todo tren: "Lleva una vida de lujo, come en los mejores restaurantes y un chófer le traslada a los sitios", comentan a este medio personas conocedoras de su estilo de vida. Parece difícil, por no decir imposible, que los ingresos de estas empresas permitan a Miguel Palomo Danko mantener su ritmo de vida. Al menos lo que dejan ver los números. 

Los problemas económicos han acompañado a la familia de Palomo Linares desde los años 90, cuando el padre, Sebastian Palomo Linares, se vio obligado a vender su finca El Palomar de Seseña (Toledo) a los hermanos Lozano, sus apoderados, para evitar el embargo. Le permitieron seguir viviendo en ella hasta su fallecimiento y a través de una de sus sociedades, Toresma II, han ido abonando (según asegura el abogado del torero) la pensión a Marina Danko y el hijo menor de la familia, Andrés, desde que se divorciaron.