Carolina Punset y Alexis Marí, en Valencia.

Carolina Punset y Alexis Marí, en Valencia.

Famosos EN VALENCIA

La boda de la 'ciudadana' Punset será oficiada por el alcalde de Compromís

Este sábado Carolina Punset dará el 'sí, quiero' a su compañero de partido Alexis Marí ante 130 invitados, entre los que no estará Albert Rivera.

Lorena Ortega

Mientras en Madrid Albert Rivera (37 años) estará siendo encumbrado como recién reelegido líder de Ciudadanos en el congreso del partido que se celebra este sábado, a la misma hora, en Valencia, la que ha sido su principal crítica en los últimos meses, la eurodiputada Carolina Punset (46) se casará con su compañero (también político y de críticas a la cúpula), el portavoz de C’s en el parlamento valenciano, Alexis Marí (44). La fecha elegida no ha dejado a nadie indiferente. Con ella se zanjó el debate sobre si Punset se presentaría finalmente como alternativa a Rivera, pero también ha servido para evidenciar más si cabe la división interna de la formación naranja en Valencia. Al enlace asistirán los diputados de las Cortes Valencianas que están al lado de Marí y que no acudirán al congreso nacional.

La pareja formada por Carolina Punset y Alexis Marí.

La pareja formada por Carolina Punset y Alexis Marí.

La de Punset y Marí será, en todo caso, una boda plural. De los 130 invitados unos cuarenta son cargos o miembros del PSPV-PSOE, Compromís, Podemos y PP. Acudirán a la ceremonia el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta, Mónica Oltra. Ambos tendrán un papel relevante puesto que están encargados de las lecturas. También el alcalde de Valencia, Joan Ribó (69), que les casará. Le han pedido que la boda sea oficiada en valenciano, aunque ellos utilizan el castellano en sus comparecencias públicas. Ribó (Compromís)  es el centro de las críticas de Fernando Giner (52), el portavoz municipal de C’s que acaba de ser premiado por Rivera con un nuevo puesto en la ejecutiva. La distancia entre el grupo municipal naranja y Alexis Marí se agranda. No habrá presencia en el enlace de concejales de C’s. Tampoco estará la presidenta del PP valenciano y portavoz en el parlamento, Isabel Bonig (46). Será la única portavoz ausente.

Incluso Albert Rivera, a pesar del choque de las últimas semanas, estaba invitado a la boda. Pero los novios no han recibido contestación. Tampoco se le esperaba, por motivos obvios.

¿POR QUÉ EL DÍA DEL CONGRESO DE C’S?

Alexis y Carolina aseguran que la del 4 de febrero no fue una fecha pensada para sortear el congreso nacional ni evitar invitaciones por mera cortesía. Tenían fijado en el calendario el 11 de febrero. Pero el escenario elegido, el emblemático edificio de la Copa América, Veles e Vents, estaba parcialmente pillado y no querían compartir espacios. Tampoco podía ser el del fin de semana anterior al congreso, el 28 de enero, porque el vestido de Punset (de Pronovias) no iba a estar listo. Y por eso, dicen, se optó por el 4 de febrero. La fecha, previsto o no, les permitirá casarse sin los compañeros de partido fieles a Rivera y críticos con ellos.

Albert Rivera con Carolina Punset.

Albert Rivera con Carolina Punset. EFE

Punset, hija de Eduardo Punset, y Alexis Marí, se conocieron cuando ambos iniciaron su etapa en C’s. Aunque los dos tenían ya un recorrido en la política. Ella  como concejala de un partido independiente y ecologista en Altea (Alicante) y él porque procedía de las filas de UPyD. La conexión llegó incluso antes de conocerse personalmente, tal y como ellos mismos contaban en una reciente entrevista en Radio Valencia. "Puse como condición que Marí estuviera en C’s para entrar (como candidata autonómica) y viceversa, yo acababa de leer una entrevista de él y como no me fiaba de Ciudadanos dije que si iban los de UPyD también iría yo", dijo Punset una entrevista distendida.

Eduardo Punset con su hija Carolina.

Eduardo Punset con su hija Carolina.

Luego, el día a día en las Cortes llevó a más. Y, tras una 'aportación' del portavoz socialista, Manolo Mata, (a quien sitúan como el responsable de que saltara la chispa y quien va a ser el encargado de hacer el brindis nupcial), ella empezó con las indirectas y los "mensajes subliminales". También fue ella quien  se lanzó y le pidió matrimonio. El lugar elegido, un banco en la calle de una noche valenciana tras un enfado de pareja. "Fue una reconciliación (…) La condición fue no más enfados y aceptó", dijo Punset en tono jocoso.

Punset abandonó las Cortes hace un año para ser eurodiputada. Le tomó el relevo Marí. Su futuro y el de sus fieles que se han posicionado junto a Punset están en riesgo. Las normas del partido tras el congreso de C’s que permitirá suprimir las voces críticas podría aguar los días posteriores al enlace. De momento, el viaje de luna de miel, por si vienen curvas, va a tener que esperar. Ambos estarán en sus puestos de trabajo a partir del lunes.