De izquierda a derecha, modelos de Altuzarra, de la colección Resort de Mother of Pearl y de House of Holland.

De izquierda a derecha, modelos de Altuzarra, de la colección Resort de Mother of Pearl y de House of Holland.

Moda TENDENCIAS

Una moda dibujada en cuadros vichy

Es el estampado más cuadriculado de todos los que llevarás esta temporada, pero seguro que hay unas cuantas cosas que no sabes de los "cuadritos vichy". Esos mismos que pasaron del mantel de la mesa a tendencia en el armario. Y hoy no pueden faltar en el tuyo.

Hace poco te contamos las diez tendencias que más te van a gustar esta primavera y, una de ellas, eran los cuadros en general y los cuadros vichy en particular. Y aunque estos cuadros (normalmente pequeños) llevan décadas como una de los estampados más reincidentes (incluso para las camisas masculinas), han sido las pasarelas para esta primavera-verano 2017 las que han vuelto a consagrarlos; de la mano de firmas como Prada, Carolina Herrera, House of Holland, Pringle of Scotland, Peter Pilotto o Simone Rocha. Desde un abrigo de verano a un bikini, muchas son las prendas que utilizan este estampado como protagonista.

Su primera aparición en el cine fue con el vestido que llevaba Judy Garland para interpretar a Dorothy en El mago de Oz (1939), un peto que hizo famoso el estampado de cuadritos en azul y blanco.

En 1940, George Cukor dirigió Historias de Filadelfia, donde Katherine Hepburn llevaba una falda de volantes en cuadros vichy para enamorar de nuevo a Cary Grant. El vestuario de ambas películas era de Adrian Adolph Greenberg, más conocido como Adrian, por cuyos vestidos se pelearon actrices de los años 30 como Jean Harlow, Greta Garbo o Joan Crawford. Adrian trabajó como diseñador de vestuario en más de 200 películas y, sin embargo, nunca ganó un premio Oscar.

Pero sería Brigitte Bardot quien lo elevaría al primer puesto de los estampados: primero, en la película Voulez-Vous Danser Avec Moi (1958), donde lucía una falda de cuadros vichy en blanco y negro junto a Serge Gainsbourg. Y, un año después, en 1959, la actriz francesa escogió para su boda con Jacques Charrier un vestido corto, en tejido vichy rosa, que revolucionó la moda nupcial de la mano del modisto Jacques Esterel.
Desde entonces, el estampado de cuadros vichy se transformó en una tendencia siempre a la última, incluso en Estados Unidos, donde se conviritó en el "uniforme" de las mujeres de clase media. Por eso, en las revistas de los años 50 y 60, aparecían con frecuencia vestidos estampados en estos cuadros. Y así lo reflejó el magnífico vestuario de la serie Mad Men, estrenada en 2007.
Según Wikipedia, la palabra inglesa gingham (como se llama a este estampado) puede provenir del adjetivo genggang que, en idioma malayo, siginifica separar, o bien de Guingamp, nombre de una localidad de la bretaña francesa en la que se fabricaba un tejido similar. En su traducción al francés y español, sin duda, toma su nombre de la ciudad de Vichy, famosa por sus aguas termales que riegan uno de los balnearios más grandes de Europa; su casino (el primero de Francia) y por haber sido sede del gobierno colaboracionista en la Segunda Guerra Mundial, en 1940.
Venga de donde venga, esta temporada no puede faltar en tu armario (femenino o masculino) una prenda con estampado de cuadros vichy.