Moda TENDENCIAS

Las calles se llenan de bailarinas "de pega"

La moda baila ballet, aunque no estemos aún familiarizados con términos como demi-plié, arabesque o assemblé. La tendencia más dulce y etérea de la temporada viene marcada por tules, tonos empolvados y bailarinas con lazada, que se encargarán de sacar nuestro lado más artístico

Toma su nombre de la ciudad francesa Tulle, conocida en el siglo XVIII por sus sedas y encajes, y donde se fabricaba el guipur. El tul es un tejido de malla o rejilla que se teje mecánicamente (gracias a una máquina inventada por John Heathcoat a principios del siglo XIX) utilizando hilos de fibras naturales (por ejemplo, la seda), artificiales (como el rayón) o sintéticas como el nailon. Y puede teñirse para conseguirlo en múltiples colores.
Diseños de Beatriz Peñalver de primavera-verano 2017.

Diseños de Beatriz Peñalver de primavera-verano 2017.

Al principio se utilizaba sólo para velos y vestidos de novia, para los tutús de las bailarinas de ballet o como mosquitera. Hasta que dio el salto a la calle, y desde entonces ha estado en nuestro día a día, no solo en las pasarelas y en los escenarios, sino también en series de televisión, películas, alfombras rojas...
Diseños de Eugenio Loarce.

Diseños de Eugenio Loarce.

Cantantes, actrices e incluso blogueras lo han sacado a la calle de formas muy diferentes. Si no te lo crees, puedes verlo en esta galería: 

En esta resurrección del tul y del look bailarina tuvo mucho que ver Madonna y el estilismo de la portada de su disco, Like a Virgin.

Luego vendrían la serie Sex in The City (1998 -2004) y el filme Cisne Negro (2010), en el que la diseñadora de vestuario Amy Westcott y las hermanas Mulleavy (de la firma Rodarte) renovaron la imagen clásica del ballet al diseñar los famosos tutús para el cisne blanco y para el negro. Y Natalie Portman lució algunos maillots realizados en el taller que la bailarina japonesa Yumiko Takesshima tiene en el pequeño municipio sevillano de Cazalla de la Sierra. 

Desde entonces, los vestidos de ballet han sido una gran inspiración para diseñadores, de la misma manera que otras profesiones vistas en las pasarelas para este otoño-invierno.

A principios de temporada pudimos ver la vertiente más romántica de esta unión, a través de Valentino. Sus prendas, cargadas de matices, intercalaban los colores pasteles con las tonalidades más oscuras. Los tutús y los tejidos superpuestos se completaban con discretos moños que hacían que la pasarela pareciera una auténtica clase de ballet.

Sin embargo, no ha sido el único visionario: John Galliano, Stella McCartney, Hermès, Mary Katrantzou, Miu Miu y Roberto Verino son otras de las firmas que se han inspirado en la danza para dar vida a sus colecciones. Las transparencias y la dualidad entre una estética de pureza e inocencia y otra más gamberra y transgresora son algunos de los elementos que se repiten en sus propuestas.

De izquierda a derecha: John Galliano, Mary Katrantzou y Roberto Verino.

De izquierda a derecha: John Galliano, Mary Katrantzou y Roberto Verino.

Lejos de desaparecer, este nuevo año seguiremos bailando la tendencia con más ritmo de la moda. El 27 de enero llegará a nuestros cines la película de animación Ballerina, que conseguirá que pequeños y grandes disfruten de una bonita historia de pasión y superación, ambientada en el siempre mágico París, donde la danza será el hilo conductor.

Ballerina - Teaser trailer español (HD)

Así que ponte las mallas, cálzate las puntas y afronta 2017 pisando fuerte, pero de puntillas, por supuesto. ¿Aún no te ves siguiendo esta tendencia? Despeja tus dudas visitando nuestra galería de prendas y accesorios con los que conseguirás el look ¡y saca la bailarina que hay en ti!