Con la colaboración de

El Estilo

Cómo organizar la maleta de los niños este verano

Las vacaciones se acercan y tus hijos las esperan con emoción. Tienen por delante tres meses de buen tiempo, juegos y momentos especiales para disfrutar. Solo necesitan la maleta perfecta para hacerlo.

El verano ya está aquí y eso, al menos para los más pequeños de la casa, es sinónimo de vacaciones. Tus hijos tienen tres meses para disfrutar del buen tiempo y de esos momentos especiales que pueden vivir con sus padres que, por fin, les dedicarán toda su atención. Son días para relajarse juntos, para jugar juntos y, por qué no, seguir aprendiendo. Para aprovecharlas al máximo, El Corte Inglés te cuenta cuáles son los imprescindibles que meter en su maleta para un verano inolvidable.

Lo más importante a la hora de organizar la maleta de tus hijos es saber qué destino será el suyo. No es lo mismo enviarle a un campamento de verano unos días, donde todo tiene que ser muy sencillo, que embarcarse en un crucero o descubrir una capital europea con toda la familia. Cuando lo tengas claro, haz una check list en la que ellos puedan participar y sentirse parte de esas vacaciones desde el principio. Además, así sabrán cómo se ha ordenado todo para que luego les sea mucho más fácil encontrar lo que necesitan en el destino. Si ya sabes dónde vais, ¿comenzamos?

Cuando le toca ir de campamento

Cada vez son más los niños que se apuntan a un campamento con su grupo de amigos, con los compañeros del equipo o de su grupo scout e, incluso, con los propios compañeros de colegio. Y el destino puede ser la montaña, la playa o la ciudad. Pero aquí, lo importante, es que el equipaje sea ligero, muy organizado, dividido con los looks de días para que puedan encontrarlo todo y, sobre todo, repleto de básicos: pantalones cortos, camisetas de algodón y unas zapatillas que les sean cómodas. Una mochila reforzada para proteger su espalda y ropa transpirable, por ahí tendrás que empezar.

Todos a la playa

Si habéis elegido iros todos juntos a la playa no podrán faltar dos cosas: la protección solar y juegos aptos para el agua. Para lo primero elige siempre texturas que se absorban rápidamente, de muy fácil aplicación, suelen ser bastante impacientes, y con un factor de protección SPF50+. Cada vez son más las firmas que apuestan por productos específicos para los más pequeños. Para lo segundo, tienes en el verano la excusa perfecta para jugar practicando deporte: desde enseñarle a bucear hasta dejarle que aprenda a patinar por todo el paseo marítimo, a montar en bicicleta y, siempre, bien protegido; para que solo tengáis que preocuparos de disfrutar.

Además, prioriza en la maleta las prendas de tejidos como el lino o el algodón, vestidos sueltos y camisetas amplias. Una gorra siempre y una chaqueta o cazadora para esos planes nocturnos cerca del mar en los que ellos os acompañan.

Vacaciones en la ciudad

Y si has elegido unas vacaciones en cualquier ciudad, no te olvides de un buen calzado; tu hijo debe estar preparado para caminar. Prendas ligeras, de poco peso y que se adapten a sus movimientos –vaqueros cortos, polos o faldas; no todo tiene por qué ser siempre un chándal-. No te olvides de que, incluso aquí, es muy importante protegerse del sol (con cosmética, pero también con una gorra y unas gafas de sol) y de que tu hijo puede aburrirse a veces. Por eso, es imprescindible que le pidas meter en la maleta uno de sus libros favoritos. Así, además, no perderá el hábito de la lectura.