La actriz ha recurrido a una de sus firmas favoritas.

La actriz ha recurrido a una de sus firmas favoritas.

El Estilo ESTILISMO PRE-NAVIDEÑO

El look con el que Meghan Markle ha sorprendido a Isabel II, a mitad de precio

La prometida de Harry acudió a la comida inaugural de los actos navideños de palacio con un vestido arriesgado pero formal que le ha costado mucho menos de lo que esperaba.

Meghan Markle (36 años) ya es una más en la familia real antes incluso de dar el 'sí, quiero' al príncipe Harry (33), y ese poderoso estatus no solo le ha hecho dejar su profesión y cambiar de vida sino también transformar su armario. Se acabaron las faldas cortas y los vaqueros rotos, y más aún para los rigurosos eventos reales como el que se celebró este miércoles al que estaba invitada: la comida prenavideña presidida por la reina Isabel II (91) en Buckingham. 

Para una cita de tal nivel no vale cualquier 'trapito' y seguro que en la cabeza de la actriz no pararon de dar vueltas diferentes estilismos hasta encontrar el perfecto. Y el elegido fue finalmente un vestido que cumple con la formalidad protocolaria pero al mismo tiempo mantiene el toque atrevido del Hollywood que ella viene.

Meghan, a su llegada a Buckingham este miércoles.

Meghan, a su llegada a Buckingham este miércoles.

Se trata de un diseño firmado por Self-Portrait, con una falda midi plicada en forma de campana y en color negro, y una parte superior más moderna con un encaje floral que combinaba el negro y el blanco y que dejaba entrever parte de su piel y terminaba en un cuello cerrado. Se lanzó al mercado en temporada con un precio de 340 euros, pero en estos momentos, dadas las fechas navideñas, se puede encontrar rebajado al 50 por ciento, por unos 170 euros.

Lucir como la futura princesa de Harry de Inglaterra no cuesta tanto, y si ella ha conseguido cautivar a la mismísima reina de Reino Unido, seguro que tú también lo consigues con tu familia política estas Navidades.

[Más información: Meghan Markle ya celebra la Navidad en Buckingham: Isabel II rompe su tradición]