La diseñadora Teresa Helbig.

La diseñadora Teresa Helbig. Redes sociales

El Estilo

Los Helbig, la familia detrás del vestido a lo 'Gatsby' de la reina Letizia

Los pilares de la marca son dos Teresa y el marido de una de ellas. Tienen más de 20 años de experiencia en la moda y están encantados de que la monarca haya sumado  a su armario una de sus prendas.

Noticias relacionadas

En el atelier de Teresa Helbig (54 años) no ha dejado de sonar el teléfono desde que el pasado miércoles 22 de noviembre la reina Letizia (45 años) luciera uno de sus diseños para asistir a la 34 edición del Premio al Periodismo 'Francisco Cerecedo'. "Nos han llamado muchos medios pero nosotros no hablamos de nuestro clientes y mucho menos de la reina", aseguran a JALEOS. Con la discreción que les caracteriza, tan sólo han accedido a hablar del vestido joya de la esposa de Felipe VI (49) y han dejado entrever su entusiasmo porque la monarca haya apostado una vez más por la moda española y por ellos en particular.

Con más de 20 años en el sector de la moda, la firma cuenta con una legión de seguidoras enamoradas de unas piezas únicas, todos ellas confeccionadas hasta el último detalle a mano, y que destacan por su belleza y elegancia. Al frente de la firma, dos Teresas: la madre y la hija. Dos generaciones de mujeres que han trabajado mano a mano hasta convertirse en una de las marcas con más proyección en España.

Teresa madre y Teresa hija.

Teresa madre y Teresa hija. Redes sociales

Teresa Helbig es la cara visible de la compañía mientras que su madre, "la jefaza" como la llaman, es quien ha transmitido toda su sabiduría en el arte de coser a su hija. Todo lo que sabe sobre el oficio se lo debe a ella. La catalana comenzó su andadura como escaparatista en algunas tiendas de Barcelona hasta que finalmente encontró su camino en el diseño de moda. Como ha contado en alguna ocasión, la primera prenda que diseñó por sí misma fue para una fiesta a la que le invitaron y decidió hacerse un vestido de plumas. Llamó tanto la atención que muchos de los asistentes le preguntaron por su procedencia. El éxito fue tal que decidió lanzarse al vacío y hacer una pequeña colección. Así es como empezó su aventura.

Vida profesional y familiar, unidas

Su madre no es el único pilar de la firma. Chema, el marido de Teresa Helbig es otra de las personas que está a la sombra. No le gusta aparecer en medios, ni en entrevistas y prefiere mantener un perfil bajo. Sin embargo, él es el encargado de las finanzas. Buceando entre la maravilla de imágenes que Teresa Helbig publica en sus redes sociales tan sólo hay una fotografía de su marido.

Teresa Helbig con su esposo.

Teresa Helbig con su esposo. Redes sociales

Corresponde a una instantánea tomada después de finalizar una de sus presentaciones en el aniversario de la marca: "La felicidad de acabar un desfile y tener a todas las personas que quieres a tu lado. (Perdónanos por hacerte aparecer, sabemos que no te gustan las fotos. Pero son 20 años y estamos aquí también gracias a ti)", escribe la diseñadora junto a una fotografía de ella abrazando a su esposo. 

La pareja tiene una hija llamada Zinash, que adoptaron en Etiopía. Cuando Teresa Helbig conoció a su actual marido, ella ya era madre de Pol, un joven de 24 años fruto de una relación anterior. Aunque ninguno de los dos tenía problemas para convertirse en padres de nuevo, uno de sus sueños era adoptar y a su esposo le pareció una opción perfecta, como comentó en una íntima entrevista en Yo Dona hace unos meses.

Teresa Helbig con su hija.

Teresa Helbig con su hija. Redes sociales

"Nos llamaba mucho la atención África por la alegría de su gente; además, en esos años ponían menos impedimentos que en otras naciones. Fue una confluencia de cosas", comentó en la citada publicación. Y así es como Zinash, cuyo significado en etíope es ser afortunada, famosa y prestigiosa, llegó a sus vidas. Quizás ella podría ser la tercera generación de mujeres de la familia que se dedicara a la moda. Algo que a su madre por supuesto le encantaría, aunque todavía queda mucho para ese momento.

Letizia se transporta a los años 20

El sueño más inmediato de Teresa Helbig es desfilar en pasarelas internacionales. De momento, el nuevo tanto que se ha apuntado es el de la satisfacción de ver a la reina Letizia con uno de sus diseños. Aunque la monarca ha sido criticada por tratarse de una prenda muy atrevida y un poco corta para ella, lo cierto es que la monarca arriesgó y sorprendió con su estilismo.

[Más información: El atrevido minivestido de Letizia para premiar a sus excolegas periodistas]

Según indican desde la firma, se trata de "un vestido con volantes de tul plumeti con cristales bordados de color blanco y tirantes de terciopelo de color negro". El diseño es de hace ocho, de antes incluso a que Teresa Helbig empezara a desfilar, y por lo tanto, no es una prenda hecha exclusivamente para la reina. El modelo está inspirado en los años 20 y en el estilo 'Gatsby'.

Letizia y Felipe en el Hotel Ritz de Madrid.

Letizia y Felipe en el Hotel Ritz de Madrid.