Carla Bruni (53 años) se ha convertido en el gran apoyo para su marido, Nicolas Sarkozy (66), después de la condena de tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias. Ella ha estado incondicionalmente a su lado, como se pudo constatar en diciembre de 2020, cuando Bruni acompañó a Sarkozy a una de las sesiones del juicio. Entonces, y como férrea declaración de intenciones, posteó en su Instagram un texto que rezaba: "Stand by my man". O lo que es lo mismo: "Apoyo a mi hombre". 

Noticias relacionadas

Ahora, Carla Bruni ha sido entrevistada en exclusiva por la publicación Vanity Fair, donde la cantautora hace un extenso repaso por su vida y su periplo vital, que la ha llevado a ser supermodelo en los ochenta, cantante de éxito internacional a finales de los noventa y primera dama de Francia de 2008 a 2012. La actualidad judicial de su marido ocupa parte de la entrevista. Bruni habla, desde el amor, y explica por qué publicó aquel Stand by my manen alusión al clásico Stand By Your Man de la cantante country Tammy Wynette, que Bruni incluyó en su anterior disco.

Bruni y su marido en una imagen de archivo. Gtres

"Bueno, quizá no sea una canción muy feminista, al menos tal y como se entiende hoy el feminismo, de esa forma tan militante. Pero a mí todavía me gusta apoyar a mi hombre... Y ¿sabes qué? Que mi hombre también lo hace. Es un intercambio. Mi hombre me cuida. Si tengo un problema, él está ahí. Todo el tiempo. Es algo mutuo". Se tienen y se apoyan el uno en el otro, contra toda marejada. Carla se confiesa y reconoce que le ha aconsejado no volver a la política.

Desmiente categóricamente el regreso de Nicolas. "Mi marido no volverá a la política porque no quiere divorciarse", revela. "Está muy enamorado, así que tendría que cambiarme por otra (risas). No, no, no, no más política, ¡se acabó! No solo por mí sino porque mi marido que, en mi opinión, ha sido el mejor presidente que hemos tenido en años, no fue reelegido. Y esto es una democracia, así que se acabó. ¡No, no, no! No va a volver a la política", insiste.

El matrimonio, muy sonriente, en septiembre de 2019. Gtres

Y se deshace en halagos explicando cómo es la nueva vida de Nicolas: "Él es un hombre de acción. Tiene un nuevo empleo, mi marido es abogado, y está trabajando muchísimo. Gente de todo el mundo viene a París a pedirle consejo. Por primera vez en su vida está ganando algo de dinero, porque como sabrás, a los políticos no les suele ir muy bien en ese aspecto. Tenemos cinco hijos, tres nietos, somos felices. No queremos más política... Está en otra etapa de su vida y es feliz", zanja Bruni. 

Bruni: carrera y confesiones 

En octubre de 2020, Carla Bruni fue entrevistada por Pablo Motos (55) en El Hormiguero. Allí habló del lanzamiento de su nuevo disco de estudio. Carla reveló que había dado su nombre al nuevo disco porque "en realidad es un álbum que tengo muy cercano, como todos, yo escribo las letras y no había encontrado un título". En todas sus respuestas, no perdió la sonrisa, lo que llevó a Pablo Motos a preguntar por cómo es un día feliz para ella: "Cuando hay sol y estoy con mi familia. A veces hay cosas en la vida que nos aíslan de las personas que amamos". 

Siguiendo con su faceta personal, la cantante transalpina contó que su plato preferido son los espagueti y que a la persona famosa a la que invitaría para acompañarla a la mesa sería Nelson MandelaMotos quiso indagar, además, en algunos aspectos de la vida íntima de la invitada y su marido. "Compones de noche porque la casa está en silencio, ¿a qué hora se acuesta el señor Sarkozy?". En su primer intento, el presentador solo halló una evasiva: "Empiezo a trabajar entre las diez y las 12 de la noche, pero me gusta el misterio y el silencio de la noche, hay algo secreto, mágico. Es entonces cuando puedo concentrarme en mi estudio, los niños están dormidos y ya puedo dedicarme a componer con tranquilidad". 

Pablo Motos y Carla Bruni este lunes por la noche en 'El Hormiguero'. Atresmedia

Antes de volver a intentarlo, Motos invitó a Carla Bruni a recordar su infancia. "Mi primera canción trataba sobre la separación trágica de una zapatilla y otra, su vida no tenía sentido. Siempre es la misma historia, incluso para las zapatillas", comentó entre risas. Uno de los secretos personales de la cantante italiana es que se ha psicoanalizado durante 14 años, lo que llevó a Pablo Motos a preguntar qué quería conocer de sí misma. "No está hecho solo para conocerse a sí mismo, sino para no estropearse la vida. Hay temperamentos depresivos, no es mi caso, pero sí soy ansiosa. Estos temperamentos se sosiegan con el psicoanálisis.  Nunca antes jamás la especie humana tuvo una consideración así de su alma. Reconforta mucho", profundizó.

El presentador de El Hormiguero volvió a la carga: "Durante tu vida has sido top-model, cantante o Primera Dama, ¿en cuál has tenido que fingir más?". Bruni salió del atolladero con elegancia: "No diría que cuando tiene una imagen pública tiene que fingir, pero sí un poco. No se siente uno como es, fingimos una especie de personaje que nos ayuda". Con ese pequeño resquicio, Motos se envalentonó y preguntó sobre si su marido le consultaba asuntos políticos cuando era presidente: "Menos mal que no. Hay decisiones, como la situación de la economía, en las que sería un desastre, habría una quiebra. Soy incapaz de hacer otra cosa que no sea música. Mi marido me protegía mucho". 

[Más información: Carla Bruni, sobre su relación con Sarkozy: “No tengo la pócima mágica, es un milagro, cosa del azar”]