Jennifer Lopez y el 'jungle dress' en un montaje de Jaleos.

Jennifer Lopez y el 'jungle dress' en un montaje de Jaleos.

Celebrities EL ORIGEN DEL MITO

Jennifer Lopez y el 'jungle dress': la historia detrás del vestido que reventó Internet

El pasado viernes, la artista clausuró el desfile de Versace luciendo la pieza que marcó un antes y un después en la historia de la moda y de la música.

Noticias relacionadas

"En la moda todo es cíclico". No hay frase más recurrente para justificar cómo algunos diseñadores reinterpretan, una y otra vez, su propia obra 10 ó 20 años después de haber presentado una colección original. Esta reinterpretación alcanza cotas de influencia inimaginables si los elementos que colisionan son Jennifer Lopez (50 años) y Versace: una alianza de poder inconmensurable.

Este pasado viernes 20 de septiembre, Donatella Versace (64) tenía preparada una sorpresa para los seguidores de la legendaria casa italiana. El closing del desfile Spring-Summer 2020 dentro del contexto de la Milano Fashion Week tenía nombre y apellidos. Ante el estupefacción de los presentes y de aquellos que seguían la presentación de lo nuevo de Versace a través de las redes sociales, Jennifer Lopez irrumpía en la pasarela luciendo, nada más y nada menos que un clásico. Se trata del jungle dress, el vestido que llevó a los premios GRAMMY en el año 2000 y que marcó un antes y un después no solo en la historia de la moda y la música sino que también cambió el rumbo de Internet. 

Jennifer Lopez y el 'jungle dress' de Versace

Jennifer Lopez y Sean 'Puffy' Combs en la alfombra roja de los GRAMMY en el año 2000.

Jennifer Lopez y Sean 'Puffy' Combs en la alfombra roja de los GRAMMY en el año 2000.

Se presumía un vestido más dentro de las primeras colecciones de Donatella Versace como cabeza pensante de la firma italiana que pasó a sus manos después de que un hombre abatiera a tiros a Gianni, su hermano y fundador de la marcas, a las puertas de su mansión de Miami. Verde, tropical, de seda estampada, con un vertiginoso escote, aberturas infinitas y con un sinfín de transparencias. En diciembre de 1999, la propia Donatella, como embajadora de su propia marca, fue la encargada de llevarlo a la tradicional Gala MET Ball de Nueva York. En enero del año 2000, Geri Halliwell (47), lució la misma pieza en los NRJ Awards en Francia. Pero hacía falta algo más que una buena percha y un aluvión asegurado de flashes para elevar el vestido a la categoría de icono.

El 23 de febrero del año 2000, Jennifer Lopez acudía a la gala de los GRAMMY como nominada por Waiting for tonight y fue entonces cuando se paralizó el mundo. La neoyorquina del Bronx tenía claro que para un momento tan especial necesitaba un vestido a la altura. Su estilista de entonces, Andrea Lieberman, tan solo le llevó tres posibles vestidos a un fitting que tuvo lugar en los descansos del rodaje de la película Planes de boda. En palabras de la propia JLo para Vogue: "Me probé el vestido verde y al salir todo el mundo me dijo que ese era el vestido. Todos, menos mi estilista. Entonces le pregunté, '¿por qué lo has traído?' Me aconsejó que no lo llevara porque ya otras celebrities lo habían llevado, pero decidí hacerlo. No estaba nada nerviosa por el vestido. Lo estaba por los GRAMMYs". 

Con la decisión tomada apenas unas horas antes de la alfombra roja de los galardones más importantes de la industria musical, la artista no era consciente de lo que estaba a punto de suceder. A su llegada al photocall, captó que la energía entre ella y los fotógrafos ya era diferente. Posó a la prisa, era la encargada de presentar el primer GRAMMY de la noche. Junto a ella, en el escenario del Staples Center de Los Ángeles, David Duchovny (59), protagonista de Expediente X y alguien a quien jamás habían hecho sombra pública hasta ese momento dada su fama masiva por la célebre serie. 

David Duchovny y Jennifer Lopez en los GRAMMY del año 2000.

David Duchovny y Jennifer Lopez en los GRAMMY del año 2000.

Jennifer Lopez ha llegado a desvelar que al salir al escenario el aplauso no era el habitual para dos personas que simplemente iban a entregar un premio. Silbidos, vítores y alabanzas coreando su nombre se escucharon hasta que ella misma tuvo que frenar a la masa con una sonrisa y un tímido "Hello!" mientras agitaba su mano. "Es la primera vez en años que nadie me mira a mí", dijo el intérprete, todo un ídolo de masas en aquel entonces, ante la espontánea reacción de la gente al ver a Lopez enfundada en el vestido más salvaje de Versace. 

Y no solo fue un hito que fusionó música y moda, también modificó Internet. Serguéi Mijáilovich Brin (46) y Larry Page (46), fundadores de Google, verificaron que el vestido se había hecho viral (antes de que existiera el término) y que su herramienta más poderosa necesitaba una sección exclusivamente de imágenes por el aluvión de búsquedas que había recibido: así nació Google Imágenes. 

Jennifer Lopez en el Milano Fashion Week

Ver esta publicación en Instagram

So this just happened...🌿✨ @donatella_versace #jungledress @versace #stillgoingstrong #20yearanniversary #catwalk

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el 20 Sep, 2019 a las 12:38 PDT

19 años y siete meses después, todo estaba listo para la presentación de la nueva colección de Versace en Milán. Irina Shayk (33), Kendall Jenner (33), las Hadid o Kaia Gerber (18), hija de la eterna Cindy Crawford (53), hicieron el catwalk exhibiendo los diseños que Donatella llevó de su cerebro a la escena para vestir a las mujeres más atrevidas del mundo. Antes de que llegara el momento del carrusel final, las pantallas del desfile empezaron a mostrar imágenes de JLo en los GRAMMY del año 2000. Nadie esperaba lo que estaba a punto de suceder: Jennifer Lopez invadió la pasarela convirtiéndose en la leona más fiera de la sabanaLa diva apareció en escena portando consigo la reinterpretación del vestido que rompió en Internet a principios del milenio. 

Tras el cierre del desfile, Versace y Lopez analizaron lo que acababa de suceder y lanzaron un claro mensaje: "Ha sido impresionante. Un momento único. Un momento para empoderar a la mujer, el poder de la moda, el hecho de enseñar cosas preciosas al mundo y celebrar momentos bonitos en la vida". Casi dos décadas después, la anécdota de la mujer nominada al GRAMMY que no tenía vestido se ha tornado en un mito. El traqueteo de tacones de Jennifer Lopez al dominar la pasarela vestida de Versace permanecerá para siempre en el imaginario colectivo. 

[Más información: Jennifer Lopez deslumbra en el desfile de Versace con el vestido viral que llevó en el año 2000]