Montaje de la cómoica Kathy Griffin y Barron Trump.

Montaje de la cómoica Kathy Griffin y Barron Trump.

Celebrities CASA BLANCA

Los gritos de Barron Trump al ver en directo la cabeza decapitada de su padre

El hijo menor del presidente de los Estados Unidos estaba viendo la televisión cuando la cómica estadounidense Kathy Griffin hizo la broma macabra. El joven se quedó en shock.

Barron Trump (11 años) estaba viendo la televisión en casa este martes junto a Melania (47) cuando de pronto apareció la cómica estadounidense Kathy Griffin (56) sujetando en sus manos la cabeza de Donald Trump (70) decapitada y llena de sangre. Según desvela el portal de noticias TMZ, la reacción del hijo menor del presidente de los Estados Unidos fue terrible. El pequeño se quedó en shock y asustado comenzó a gritar: ¡Mamá, mamá!. "Él tiene sólo 11 años. No sabe quién es Kathy Griffin y la cabeza que sostenía parecía a su padre", comenta una fuente cercana a la familia presidencial.

[Más información: Una cómica estadounidense aparece con la cabeza ensangrentada de Trump]

La primera dama al percatarse de la situación telefoneó a la cómica para decirle que lo que hizo estuvo muy mal y le hizo preguntarse por su salud mental. La misma postura adoptó Donald Trump quien criticó la macabra broma. No son los únicos. En las redes sociales se han alzado muchas voces en contra, lo que ha obligado a Griffin a pedir perdón públicamente.

"Pido más sinceras disculpas. No imaginé las reacciones a estas imágenes, soy una comediante, crucé la línea y llegué muy lejos. La imagen es muy perturbadora y entiendo que haya ofendido. No fue divertido. Les ruego que me perdonen. Cometí un error y estaba equivocada", ha asegurado. Parece que finalmente no se va abrir una investigación por amenazas al presidente de los Estados Unidos, aunque sí ha perdido su puesto de trabajo. La cadena CNN la ha despedido y las marcas de las que era imagen han dejado de contar con ella.

Kathy Griffin apareció en la fotografía con la cabeza de Trump en un vídeo dentro de un proyecto que realizó la empresa del fotógrafo Tyler Shields dentro de los que se considera un ejemplo de "artsy fartsy".

Kathy Griffin