Meghan Markle (40 años) ha regresado a la pequeña pantalla. Ocho meses después de su polémica conversación con Oprah Winfrey (67), la duquesa de Sussex ha vuelto a concederle una entrevista a una de las presentadoras más exitosas de la televisión estadounidense. La noche de este jueves 18 de noviembre, la protagonista de Suits se sentó en el plató de Ellen DeGeneres (63) para mostrar su lado más divertido. Una charla completamente distinta a la de hace seis meses atrás que desveló una faceta de la actriz mucho más relajada, alegre y encantadora

Noticias relacionadas

En El show de Ellen DeGeneres la mujer del príncipe Harry (37) dejó a un lado su 'tormentoso' paso por la monarquía británica y habló de sus otras experiencias de vida. Entre ellas, su carrera de actriz, la maternidad o su matrimonio. Entre risas, Meghan Markle contó agradables anécdotas y, además, protagonizó divertidas escenas que dieron paso a algunas bromas. 

Durante la charla, Meghan recordó uno celebración de Halloween junto al príncipe Harry, Eugenia de York (31) y Jack Brooksbank (35) poco antes de anunciar su compromiso en 2017. Entonces, tal y como contó, pudieron salir a divertirse toda la noche sin que se les reconociera. Gracias a sus disfraces, pasaron desapercibidos. Este año, el festejo fue diferente. Los duques de Sussex disfrazaron a Archie (2) de dinosaurio, pero el resultado no fue el esperado. "Queríamos hacer algo divertido para los niños y a ellos no les gustó nada", comentó. 

Durante la conversación, Meghan Markle dejó a un lado sus polémicas en la Corona. NBC

Meghan Markle también contó que su primogénito está contento de ejercer de hermano mayor de Lilibet Diana, quien llegó al mundo hace cinco meses. Ahora, según comentó, le están empezando a salir los dientes y las noches se han complicado mucho más. Sin embargo, la actriz no se ha quejado por la falta de sueño. 

Aunque su breve paso por la monarquía británica quedó a un lado, Ellen DeGeneres, haciendo uso de su sentido del humor, no dudó en bromear, entre otras cosas, con el título real de Meghan Markle: duquesa de Sussex. No obstante, el momento más divertido llegó cuando salieron a la luz unos vídeos que mostraban a la actriz participando en una cámara oculta. En plena vía pública, la intérprete recibió instrucciones por parte de la presentadora, a través de un pinganillo, y llevó a cabo ciertas actividades 'impensables' para una exroyal

En medio un mercadillo, Meghan Markle se puso una diadema y maulló como un gato, hizo sentadillas, probó alimentos y hasta bebió leche de un biberón. Un sinfín de gestos que avergonzaron a la duquesa de Sussex y que desató la risa de muchos de los presentes. Al final de las bromas, Ellen DeGeneres llegó para 'rescatar' a la actriz y desvelar a los vendedores del que todas estas acciones eran producto de una broma. 

Merghan Markle participó en una cámara oculta y mostró su lado más divertido. NBC

El libro de Meghan Markle, El banco, también ocupó un espacio de la conversación. Así como una divertida anécdota en la que la estadounidense comentó que su antiguo coche, un Ford Explorer, tenía "vida propia". Lo único que no fue objeto de debate fue su paso por la Corona británica y su relación con los miembros activos de la Familia Real. Fue una charla entre amigas que, esta vez, coincidieron en la pequeña pantalla. 

Ellen DeGeneres y Meghan Markle son vecinas y están muy unidas. Ambas viven en Montecito y suelen compartir momentos juntas. Recientemente, de hecho, la televisiva disfrutó con los duques de Sussex de la celebración de Halloween. La veterana presentadora, además se ha convertido en una gran defensora de la pareja. En algunas sus polémicas ha sido ella quien ha intercedido públicamente, para evitar dañar su imagen. 

[Más información: Meghan y Harry deslumbran en Nueva York: su homenaje a la reina Isabel II y el recuerdo de Lady Di]