Las redes sociales son una asignatura pendiente para Letizia (48 años). Pese a mostrarse como una Reina moderna, sobre todo por la elección de sus estilismos, la esposa de Felipe VI (53) es de las royals más 'atrasadas' en lo que a comunicación digital se refiere. No porque carezca de conocimientos, sino porque no cuenta con un perfil que muestre su lado más personal. Más allá del Twitter oficial de la Casa Real, en el que se exponen todos los actos y actividades protocolarias de la Corona, la experiodista no tiene presencia en estas plataformas. Se trata de una estrategia de silencio y máxima discreción que no está siendo del todo acertada. Al menos, según la opinión de los expertos. 

Noticias relacionadas

Con el fin de contrarrestar este fallo, JALEOS se ha puesto en contacto con especialistas en las redes sociales y el marketing de influencer, quienes han recreado la cuenta de Instagram por la que debería optar la Reina. Lo primero que han dejado claro es que más pronto que tarde la Casa Real debería tomar consciencia de la importancia que tiene para la Corona un perfil público de la esposa del Rey. "Queda analógico que Letizia no tenga redes sociales, sabiendo que es una forma de acercarse al pueblo", explica a este periódico Arantxa Pérez, de la agencia PR & MANAG. 

Paloma de la Hoz, especialista en comunicación y marketing, coincide con esta opinión. A la pregunta sobre si Letizia debería abrirse ya una cuenta en Instagram, responde: "Sería una revolución. Sería bonito conocer más a la Reina y sentir ese acercamiento con la sociedad". La experta prevé que "sería un perfil súper influyente de mujer, no sólo en España, sino también a nivel internacional, ya que tiene muchos seguidores". Pero ¿qué plan tendría que seguir la madre de Leonor (15) para lograr un perfil atractivo y que encaje con su imagen?

Recreación del perfil de Instagram de la reina Letizia. JALEOS

Lo primero sería construir "una biografía muy protocolaria, con la cuenta verificada y que deje claro que es un perfil oficial", dice Arantxa, quien se arriesgaría con una foto antigua, que data del anuncio del compromiso de los actuales Reyes y que es recordado por muchos por ser la jornada en la que hizo callar al entonces Príncipe. "Es de las más naturales. Resultaría curioso y generaría un efecto shock", dice. Paloma de la Hoz no hace referencia a una instantánea en específico, pero sí aconseja poner una foto de la Reina en solitario. "Al final ella representa una parte muy importante de la Familia Real, sin necesidad de ir siempre acompañada de los suyos", comenta. 

En relación al contenido es importante que la mujer de Felipe VI recuerde que "las redes sociales son un reflejo de la personalidad de cada de uno. Por lo que debería mediar entre su actitud de 'demasiado' recta y su cercanía con el pueblo", explica Arantxa Pérez, quien diferenciaría el perfil de Instagram de Letizia de cualquier otra red de la Casa Real. Al de la Reina le otorgaría una función social, en la que se muestre su asistencia a actos en solitario, dedicados a la beneficencia y la caridad, y algunos selfies con el pueblo. Sin embargo, la mujer del Rey también debería mostrar su lado más personal y, en opinión de la experta, colgar instantáneas de sus hijas en actitud cariñosa. Según la profesional, sería una forma de desmarcarse del perfil de 'estricta' que se ha hecho la sociedad sobre ella. "Dulcificaría esa imagen de familia, madre y Reina. Tendría que mostrarse como el soporte de su familia", comenta. 

Letizia junto a sus hijas, en el Pueblo Ejemplar. Gtres

Tal y como hacen otras royals como Kate Middleton (39), Arantxa Pérez le sugeriría "colgar fotos de Leonor y la infanta Sofía (24) hechas por ella misma y que demuestren que es una madre orgullosa". Serían, en su opinión, "imágenes íntimas que se distancien del protocolo, pero sin cometer excesos". La experta en redes asegura a este medio que la Reina debería mostrarse "como la mano derecha del Rey de España, la más cercana al pueblo, la matriarca, la que cuida de sus hijas y trata con bondad".

Paloma de la Hoz mantiene una postura similar y comenta a este periódico que se imagina el perfil de Letizia "con una imagen muy clásica y cuidada, en el que narre su día a día, con fotografías que estén acompañadas de un mensaje claro y conciso". La experta en comunicación también se decantaría por publicaciones relacionadas con sus actos, sin dejar a un lado la parte personal. "Me encantaría que compartiese instantáneas más íntimas de sus hijas y de su marido, viajes y visitas que hagan juntos a modo familia, mostrando otra cara menos 'oficial'", explica. 

Letizia, en uno de sus actos en solitario. Gtres

En cuanto a lo que debería omitir, Pérez indica que es recomendable que "no toque temas del pasado como su experiencia como periodista y obvie aspectos como el relacionado con su sobrina Carla Vigo (20)". Lo ideal es que se "centre en su figura y resalte el hecho de que sus hijas harán historia", dice Arantxa en referencia a la Princesa de Asturias, quien heredará el trono y se convertirá en la primera Reina de España. En general, Letizia tendría que dar una "imagen de felicidad", acompañada de "una paleta de colores neutra, sin arreglos ni filtros". La profesional solo modificaría la luz en algunas ocasiones, para obtener un resultado "dulce". Tampoco haría uso del Photoshop con el fin contrarrestar las críticas que ha recibido por sus retoques estéticos. 

Si tuviese que seguir alguna línea royal, Paloma de la Hoz le recomienda fijarse en el perfil y contenido de Rania de Jordania (50). Arantxa Pérez, por su parte, le sugiere adoptar un estilo similar al de Meghan Markle (39), pero manteniendo su elegancia y algunos detalles protocolares. Su contenido, así, debería ser una mezcla entre imágenes naturales y posados que podrían ser compartidos, por ejemplo, en ocasiones especiales como Navidad o cumpleaños. 

[Más información: Felipe y Letizia celebran su aniversario de boda: 17 cosas que han cambiado en estos 17 años]