Rania de Jordania celebra una fecha muy especial este lunes. La Reina consorte sopla 50 velas, siendo una de las royals más aclamadas en materia de estilo y una de las más elegantes del mundo. Para festejar su cumpleaños, la Casa Real jordana publicó el pasado miércoles dos retratos oficiales de la mujer de Abdalá II (58 años), quien en los últimos años se ha convertido en toda una influencer. Al igual que ocurre con otras mujeres que se dedican a las redes sociales, la hachemita cuenta con cierta credibilidad que le permite difundir y darle mayor visibilidad a algunos temas.

Noticias relacionadas

En más de una ocasión, Rania de Jordania se ha mostrado a favor de la igualdad de género. La Reina ha aprovechado su posición para darle visibilidad, en su mayoría, a las mujeres árabes. Una misión que ha trasladado a sus redes sociales, donde suele ser muy activa. De hecho, es quizá la royal que más ha sabido utilizar la web 2.0 para mostrar su causa y compartir los momentos más importantes de su día a día como miembro activo de la Casa Real jordana. En su cuenta de Instagram supera los seis millones de seguidores y en Twitter, los 10 millones. En esta última red, se abrió una cuenta en abril de 2009, cuando todavía no se había lanzado la versión en español. 

En sus redes sociales, Rania de Jordania combina a la perfección su álbum más personal y familiar con el profesional. De manera que sus seguidores puedan verla en todas sus facetas. Sus publicaciones, además, tienen mayor alcance porque en todas emplea dos idiomas: árabe e inglés. 

Rania de Jordania con un 'look' informal, en una de las imágenes difundidas por la Casa Real jordana. Gtres

Tanto en Instagram como en Twitter, también se percibe su buen gusto a la hora de vestir. Otra de las razones por las que Rania de Jordania puede ser considerada una influencer. A sus 50 años, la mujer de Abdalá II sigue creando tendencia con sus apuestas estilísticas. Y es que no solo viste firmas de lujo y prendas clásicas del mundo royal, sino también marcas low cost, como Zara, y atuendos menos habituales en el armario de una Reina y que la mismísima reina Letizia (47) ha imitado, pues la jordana es una de sus claras inspiraciones.

Sin embargo, la esposa de Felipe VI aún no se ha atrevido con uno de los atuendos fetiche de Rania: el chándal. No solo utiliza este tipo de estilismo para pasear por Nueva York, como hizo hace unos meses, sino también para sus eventos más informales. La Reina hachemita sabe sacar partido a su figura y altura y ha convertido el chándal en un look perfecto para sus jornadas laborales.

En los últimos años, la consorte ha perfilado su estilo hasta decantarse por looks lady, con toques muy modernos. Así lo confirman las últimas fotografías divulgadas por la Casa Real jordana.

En una de ellas, se ve a Rania haciendo alarde de su elegancia, mientras posa frente a la cámara con un vestido de crepé blanco de manga larga, que destaca por sus botones y bordados de inspiración árabe en la parte superior y la falda. Se trata de un modelo de Ashi Studio, una firma libanesa que ya había conquistado a celebridades como Beyóncé (38). En la otra instantánea, la Reina de Jordania aparece con un look mucho más deportivo, compuesto por vaqueros y un jersey de cuello alto en color azul oscuro y con mangas abullonadas, tendencia desde hace dos temporadas. 

Rania de Jordani, durante una visita a una cooperativa agrícola en Kufroum Gtres

En materia de estilo, Rania de Jordania también ha destacado en varias ocasiones por llevar trajes tradicionales de su país. A finales de 2019, por ejemplo, lució un vestido con detalles propios de Jordania y otros países árabes, para visitar una cooperativa agrícola en Kufroum, en la región de Irbid. "Para mí la moda es un símbolo para expresarme creativamente, siempre me gustaron los trajes y me divierto con ello", llegó a decir en una entrevista con ¡HOLA!, dejando claro su gusto por el buen vestir. 

A pesar de que ha sido aclamada por sus looks, Rania de Jordania también ha recibido críticas por sus retoques estéticos. Si se compara su imagen actual con la de hace unos años atrás, se aprecia que la Reina hachemita se ha hecho algunas cirugías y arreglos en su rostro. Ahora, luce la nariz más perfilada, los pómulos menos elevados y pocas líneas de expresión que han escondido sus facciones. Incluso así, a sus 50 años, la mujer de Abdalá II, que es amante del running, luce estupenda. 

Abdulá II y Rania de Jordania, en 2003. Gtres

[Más información: Rania de Jordania luce el vestido blanco que confirma la silueta favorita de las 'royals']