Esta semana salió publicado un artículo en la revista Tatler que desvelaba cómo era Kate Middleton en la intimidad. Un reportaje extenso que hacía público algunos secretos nunca contados, que no gustó nada a la Casa Real británica y por el que los duques de Cambridge han amenazado con emprender acciones legales contra la revista británica. 

Noticias relacionadas

Según el Mail on Sunday, el príncipe Guillermo (37 años) y Kate Middleton (38) ya han enviado varias cartas con carácter legal a la publicación exigiendo que se elimine el perfil de la duquesa, que escribió Anna Pasternak y que salió publicado en portada esta semana. En concreto, la futura reina de Inglaterra está desconecta con cómo se ha representado a su familia, cómo se habla de sus hijos y por las referencias que se han hecho sobre su peso. 

Detalle de la portada donde aparece el polémico reportaje.

Una fuente de Palacio aseguró al tabloide británico que la duquesa está furiosa con lo que se ha publicado porque "es un contenido extremadamente cruel e hiriente", ha señalado, "es asqueroso". 

En concreto, consideran que el reportaje es "sexista y avergüenza a las mujeres en su peor momento" con una "pieza que está llena de mentiras", añadió esta misma fuente. "La duquesa es una mujer naturalmente tímida que está haciendo lo mejor que puede".

"No hay ninguna verdad en su afirmación de que la duquesa se siente abrumada por el trabajo, ni que el duque está obsesionado con Carole Middleton (65). Es absurdo y francamente incorrecto", ha explicado al tabloide británico, "todo es esnobismo de clase en su peor momento". 

La fuente de Palacio termina su explicación con una advertencia tajante a la revista: "Tatler puede pensar que es inmune a esta acción, porque lo leen los royals y está en cada mesa de café, pero no hay diferencia", ha señalado, "es irónico que la revista favorita de la realeza sea destrozada por los mismos que la crean".

La revista desvela cómo es Kate Middleton en la intimidad.

En una de las informaciones que ha desvelado esta publicación, y que no han gustado nada a la duquesa, se señala que Kate Middleton está molesta por la gran carga de trabajo que tienen que hacer frente ahora que los duques de Sussex han abandonado la Familia Real británica.

Tampoco ha gustado que se hablara de la supuesta pelea que tuvo la duquesa de Cambridge con Meghan Markle (38) poco antes de su boda; o que se haya comparado su delgadez con la de Diana de Gales, cuando tuvo problemas con la bulimia. 

Por el momento, ni los duques de Cambridge ni el Palacio de Kensington han confirmado o desmentido que estén barajando emprender acciones legales contra Tatler

A pesar de la contundencia de las afirmaciones de la fuente de Palacio a Mail on Sunday, no parece que la revista vaya a eliminar el artículo sobre la duquesa. Ya a comienzos de semana, Tatler envió un comunicado donde dejaban claro que apoyaban tanto a la periodista como al reportaje que habían publicado. "El editor en jefe de Tatler, Richard Dennen, respalda los informes de Anna Pasternak y sus fuentes", explicaron en un comunicado, "el Palacio de Kensington sabía que estábamos publicando la portada de Catherine the Great hace meses y les pedimos que trabajáramos juntos en eél. El hecho de que nieguen haberlo sabido es categóricamente falso".

Ruptura con los medios

Esta no es la única batalla en la que están envueltos miembros o familiares de la Casa Real británica contra varios medios. A finales de marzo se supo que los duques de Sussex habían comunicado a varios tabloides del Reino Unido que habían decidido terminar toda cooperación con ellos. En una carta remitida a los periódicos británicos The Sun, The Mirror, The Mail y The Express, un representante de los duques señaló que han tomado la decisión por la publicación de historias "falsas".

En la misiva Meghan y Harry (35) indicaron que querían poner fin a cualquier tipo de colaboración con ellos ya que consideraban que hay "distorsión" en las historias que publican.

Harry y Meghan decidieron romper su relación con varios tabloides británicos.

Un representante de los duques agregó que es "preocupante" que un sector "influyente" de la prensa haya publicado artículos falsos, y agregó que "hay un coste humano real por la forma de hacer este negocio y que afecta a cada rincón de la sociedad".

"Los duques de Sussex han observado que la vida de gente que ellos conocen, así como de gente desconocida, ha quedado destrozada sin ninguna razón, por chismes salaces para mejorar los ingresos por publicidad", añadió. 

Posteriormente emprendieron acciones legales contra estos tabloides, y demandaron a Associated Newspapers por la publicación de cinco artículos, dos en el Mail on Sunday y tres en MailOnline, en febrero de 2019.

Una guerra en los tribunales que, de momento, van perdiendo. El grupo editor del tabloide británico Mail on Sunday ganó el pasado viernes 1 de mayo la primera batalla legal por la querella que Meghan Markle interpuso por haber publicado, sin su consentimiento, fragmentos de una carta privada que envió a su padre, Thomas Markle (75).

[Más información: Kate Middleton lanza un original proyecto fotográfico sobre el coronavirus]