Tras sorprender a todos sus seguidores con un impactante cambio de look, Sara Carbonero (36 años) ha vuelto a revolucionar sus redes sociales con una fotografía donde aparece de lo más natural: sin filtros y sin maquillaje. 

Noticias relacionadas

La periodista ha compartido este sábado esta instantánea en sus stories junto al mensaje: "¿Qué filtro ni qué filtro?", en clara alusión a los comentarios que sugieren que retoca sus fotografías antes de subirlas. 

Detalle de la fotografía que ha compartido Sara Carbonero.

La instantánea muestra a una Carbonero sencilla, sin maquillaje, con su nuevo pelo corto decorado con un pañuelo verde que coloca a modo de diadema y que cae sobre su hombro izquierdo. Complementa el look con una blusa de color mostaza con tejido canalé, y una rebeca gris de manga larga. 

La pareja de Iker Casillas (39) ha compartido esta instantánea en medio de su tranquilo fin de semana en Oporto, donde ha disfrutado de la buena comida y del calor de los suyos. La periodista ha disfrutado de un té y un bollo al aire libre, se ha deleitado con las vistas del puente Don Luis I, ha admirado el río Duero y ha puesto al grupo Buena Vista Social Club a todo trapo en el coche, entre otras actividades. 

Lo cierto es que esta publicación, en la que aparece de lo más natural, tiene lugar escasos días después de que compartiera una fotografía con un impactante cambio de look, en el que cambiaba su tradicional melena por un corte a lo garçon. 

Fue un post que acompañó junto al título "Boa tarde (Buena tarde)", junto a varios hastags como "la camla" y la filosofía slowlife (vida lenta), que dejaban patente la vida tranquila que está disfrutando en Oporto, donde reside con su familia desde hace cinco años.

Una publicación que recibió multitud de likes y de comentarios por parte de sus amigos y compañeros, que elogiaban lo guapa que estaba con este nuevo estilismo. Destaca el mensaje de Amaia Montero (43), que ha escrito: "Preciosa como siempre" junto a varios emoticonos de corazones; el de Sandra Gago (24): "¡¡¡Estás preciosa!!!"; o el de Ariadne Artiles (38): "Tan bonita como siempre y brillando más que nunca". 

Un año luchando

Con este nuevo look Sara Carbonero también deja atrás uno de los años más duros de su vida, un tiempo marcado por su lucha contra el cáncer de ovarios. Fue el pasado 21 de mayo de 2019 cuando la periodista desveló a través de una emotiva publicación en sus redes sociales que se había tenido que operar para extirparse un tumor. Una intervención que tenía lugar solo unas semanas después de que su marido, Iker Casillas, sufriera un infarto.

"Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada", confesó en una publicación en ese momento, "todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien".

En todo este año, la periodista no ha perdido el optimismo luchando contra el cáncer, tal y como ha dejado patente en sus redes sociales: "De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado", comentó. 

Carbonero y Casillas se encuentran desde la llegada de la crisis provocada por el coronavirus refugiados en su hogar de Oporto, donde han aprovechado el tiempo para disfrutar de sus hijos y valorar cómo era la vida sin el virus: "Nos pensábamos que ciertas cosas eran lo 'normal'. Ahora sabemos que lo 'normal' son el cuidado, la compasión y la esperanza", comentaba.

[Más información: Iker Casillas y Sara Carbonero reciben a Paula Echevarría y Miguel Torres en Oporto]