Harry y Meghan han dado un paso atrás y se alejarán de Buckingham.

Harry y Meghan han dado un paso atrás y se alejarán de Buckingham.

Casas Reales NUEVA VIDA

Harry y Meghan: el chollo de 'romper' con la familia y seguir cobrando sin necesidad de trabajar

Los duques de Sussex anunciaron este miércoles que dejarán de ser miembros de la Familia Real y que desean convertirse en personas "económicamente independientes".

Noticias relacionadas

El príncipe Harry (35 años) y Meghan Markle (38) han anunciado este miércoles que desean dar un "paso atrás" y dejar de ser miembros de la Familia Real para poder llevar una vida más tranquila. Una sorprendente decisión que acarrea una consecuencia económica: también renuncian a más de dos millones de libras de asignación real. Una gran suma de dinero para unos duques de Sussex acostumbrados a un alto nivel de vida, donde abundan los viajes en jet, la seguridad privada y las mansiones de lujo. Por eso, tras conocerse esta noticia, muchos se hacen la misma pregunta: ¿cómo van a obtener dinero ahora Harry y Meghan?

Según han explicado los propios duques de Sussex en el comunicado emitido este miércoles, durante el tiempo que han formado parte de la Familia Real británica la asignación real ha cubierto "solo el cinco por ciento de los gastos de los duques de Sussex y se utiliza específicamente para sus gastos oficiales de oficina", por lo que dan a entender que les será mucho más fácil volverse "financieramente independientes". 

Harry y Meghan Markle durante su último evento oficial.

Harry y Meghan Markle durante su último evento oficial.

La gran parte de su financiación, el 95 por ciento, proviene de lo que reciben del Ducado de Cornualles, que está dirigido por el padre de Harry, el príncipe Carlos (71). Este ducado es una propiedad privada que estableció Eduardo III en 1337 y que permite a su dueño tener una fuente de ingresos independiente a la Corona. "Los ingresos de la propiedad se transfieren a SAR el Príncipe de Gales y el Duque de Cornualles, quienes eligen usarlos para financiar sus actividades públicas, caritativas y privadas y de su familia", explica la propia web oficial del ducado. 

Durante años, el príncipe Carlos ha repartido parte de los beneficios de este ducado, compuesto por 53.000 hectáreas de tierra en 23 condados, tanto a los duques de Cambridge como a los duques de Sussex. Varios tabloides británicos han puntualizado que ni la reina de Inglaterra, Isabel II (93); ni su hijo, el príncipe de Gales, tienen intención de dejar sin ingresos a la duques de Sussex, por lo que está previsto que Harry y Meghan sigan recibiendo gran parte de sus ingresos de este condado. 

En cuanto a la residencia, han informado que el tiempo que estén en Inglaterra se hospedarán en su casa de Frogmore Cottage, regalo de la reina Isabel II que se sometió a seis meses de trabajos de renovación que costaron 2,6 millones de euros a los fondos públicos.

Seguridad gracias al contribuyente

Aunque los duques de Sussex han decidido dar un paso atrás para dejar de ser miembros de la Familia Real, la seguridad que los acompañe en este nuevo camino estará sufragada por los contribuyentes británicos, según informe el Mirror

Esto se debe a que el Ministerio de Interior clasifica a Harry y Meghan como "personas protegidas internacionalmente", lo que conlleva que deben contar con un alto nivel de seguridad que deberán pagar los ciudadanos de Reino Unido. 

Meghan y Harry junto a un miembro de su equipo de seguridad.

Meghan y Harry junto a un miembro de su equipo de seguridad.

"La provisión de seguridad armada por parte de la Policía Metropolitana está ordenada por el Ministerio de Interior, un departamento ministerial del Gobierno de su Majestad, responsable de la seguridad, y la ley y el orden", han explicado los propios duques de Sussex en su web. 

En la actualidad tienen hasta seis guardaespaldas permanentes de la Policía Metropolitana, financiados por el contribuyente, con una factura total en lo que respecta a su seguridad que asciende hasta los 990.000 euros al año. El problema es que, de trasladarse a otro continente, esta cifra podría crecer considerablemente, según ha explicado el experto real Richard Fitzwilliams a The Mail. "Mudarse al extranjero es una tarea enorme, tendrán que encontrar una ubicación que deseen y los costes en seguridad serán enormes e imposibles de estimar", ha asegurado.

Sus propios ingresos

A pesar de que Harry y Meghan tendrán gran parte de sus ingresos asegurados, en el comunicado que han emitido este miércoles han abierto la puerta a obtener su propio dinero. "En 2020, los duques de Sussex han elegido la transición a un nuevo modelo de trabajo", en el que poder desempeñar un oficio más allá de la Corona. "Hay un precedente para esta estructura y se aplica a otros miembros de la Familia Real que apoyan al monarca y también tienen trabajos de tiempo completo externos a su compromiso con la monarquía", reza el documento que aparece en la web de los duques de Sussex. 

Harry y Meghan Markle han conseguido acumular una gran fortuna gracias a sus trabajos en el pasado y diversas herencias.

Harry y Meghan Markle han conseguido acumular una gran fortuna gracias a sus trabajos en el pasado y diversas herencias.

Hace años, Meghan Markle trabajó como actriz (sobre todo en la serie de televisión Suits) con un suculento sueldo, pero ya anunció que al casarse con Harry dejaría de actuar. El hermano del príncipe Guillermo (37), por su parte, ha lanzado los Juegos Invitus y ha trabajo como patrocinador de varias organizaciones benéficas (HALO Trust, Walking With The Wounded y London Marathon Charitable Trust), por lo que su futuro podría seguir este camino. 

En este sentido, en la publicación de Instagram de este miércoles, la pareja ha explicado que "el próximo capítulo" incluiría "el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa" que, según explica Forbes, podría potencialmente proporcionarle a ambos un salario. 

A este nuevo proyecto hay que sumar el patrimonio que ambos han acumulado gracias a sus trabajos anteriores. Harry tiene una fortuna estimada de 54 millones de euros, gracias a los fondos que heredó de su madre, la princesa Diana; una herencia de la Reina Madre y su antiguo salario como capitán en el ejército británico. 

Meghan, aunque tiene una cifra más modesta, también ha acumulado una fortuna que asciende a más de 4,5 millones de euros, gracias a los 68.000 euros que cobrara por episodio en Suits, a sus varias apariciones en películas y a sus ingresos de 102.000 euros que cobraba anualmente por escribir su blog de estilo de vida, The tig. 

[Más información: El príncipe Harry y Meghan 'dimiten' de sus funciones en la Corona británica]