El rey Juan Carlos se ha despedido este domingo en una corrida en Aranjuez.

El rey Juan Carlos se ha despedido este domingo en una corrida en Aranjuez.

Casas Reales EMOCIONANTE DESPEDIDA

La plaza de toros en pie por Juan Carlos: el rey corta dos orejas y el rabo en su adiós en Aranjuez

La expectación era máxima por ver al emérito presidir esta corrida de toros en homenaje a su madre, doña María de las Mercedes. JALEOS se ha desplazado a Aranjuez. 

Noticias relacionadas

Emoción y mucha ovación en el tendido. Este 2 de junio la plaza de toros de Aranjuez vibraba. El redondel se ha engalanado especialmente para celebrar una corrida cargada de significado con un invitado de honor: el rey emérito Juan Carlos I (81 años)Ha sido su tarde. Aunque es habitual su asistencia a los espectáculos taurinos, este domingo el ambiente en la plaza se palpaba diferente. Y es que, el hecho de que haya coincidido la lidia con el día elegido por el emérito para su retirada de la vida institucional le ha otorgado un especial simbolismo.

Además, para más solemnidad, la faena se ha celebrado en homenaje a su madre, doña María de las Mercedes. Sin duda, un festejo que ha estado envuelto en expectación desde mucho antes de las siete de la tarde, hora en que daba comienzo. JALEOS ha estado presente. Los alrededores del coso estaban abarrotados de aficionados, curiosos y medios de comunicación.

"Que hoy viene Juan Carlos", se oía a cada poco. "¿Por dónde entrará? Yo no me lo quiero perder", preguntaba una mujer, con almohadilla y sombrero en mano, en taquilla. Terrazas llenas, puestos de sombreros y pulseras, algarabía y calles cortadas. El cartel ha sido de altura -ahí, El Juli (36), Morante de la Puebla (39) y José María Manzanares (37)-, pero el mayor interés se concentraba en la aparición de Juan Carlos I. 

Como estaba previsto, el monarca ha asistido a la plaza junto a su hermana, Pilar de Borbón (82), su hija Simoneta Gómez Acebo (50), la infanta Elena (55), y su nieto Froilán (20). Tras posar ante los medios de comunicación congregados en la puerta 1 del coso, la familia ha ocupado su hueco en el palco real. Antes de sentarse, todos los tendidos se han puesto en pie con un aplauso cerrado. Acto seguido, ha sonado el himno de España. Tras esa ovación, todos han tomado asiente. 

Los maestros del día, El Juli, Morante de la Puebla y José María Manzanares; le han dedicado al rey el primero de los toros que han toreado. Antes de su ansiada asistencia a la corrida, el monarca se ha reunido con familiares y amigos en un almuerzo privado en la finca de los Jardines de Oñate, en la localidad de Aranjuez. Juan Carlos ha querido celebrar así, de forma privada y rodeado de los suyos, su decisión de descolgarse de la agenda de Casa Real. Al encuentro han asistido Elena, su hermana Pilar de Borbón y María Zurita (43), entre otros. La comida ha estado organizada por Pedro Trapote, un viejo amigo del monarca

El rey Juan Carlos ha celebrado un almuerzo privado en Aranjuez el día de su retirada

Su abandono de la vida pública se circunscribe a los actos oficiales e institucionales, donde no se incluyen los eventos privados a los que quiera acudir, como las corridas de toros, los partidos de tenis o las comidas con amigos, entre otros. El monarca ya acude de manera habitual a este tipo de citas.

La semana pasada se le pudo ver en la plaza de Las Ventas en la corrida de toros protagonizada por Roca Rey (22), El Cid (45) y López Simón -donde el emérito apareció con una tirita en la mejilla derecha que hizo saltar las alarmas sobre su estado de salud de nuevo- Además, el pasado 29 de mayo no se quiso perder la Feria de San Isidro, también Las Ventas. Sin duda, una vida social frenética de la que el emérito seguirá disfrutando. 

Abandona la vida pública

Juan Carlos en su almuerzo de este domingo.

Juan Carlos en su almuerzo de este domingo. Gtres

El rey emérito comunicó el lunes 27 de mayo que deja de desarrollar actividades institucionales y se retira de la vida pública a partir de este 2 de junio, fecha en la que se cumplen cinco años desde el anuncio de su abdicación de la Corona. Con 81 años ve llegado el momento de "pasar una nueva página", pero aunque deje la vida institucional mantendrá su condición de miembro de la familia real, su consideración de rey y el estatus jurídico que ha tenido desde su abdicación hace un lustro.

Así lo anunció la Casa del Rey con un comunicado, en el que se incluía una carta que Juan Carlos le envió a su hijo Felipe VI (51). 

"Majestad, querido Felipe:

A lo largo de estos últimos años, desde mi abdicación de la Corona de España el 2 de junio de 2014, he venido desarrollando actividades institucionales con el mismo afán de servicio a España y a la Corona que inspiró mi reinado.

Ahora, cuando han transcurrido casi cinco años desde aquella fecha, creo que ha llegado el momento de pasar una nueva página en mi vida y de completar mi retirada de la vida pública.

Desde el año pasado, cuando celebré mi 80 cumpleaños, he venido madurando esta idea, que se reafirmó con motivo de la inolvidable conmemoración del 40 Aniversario de nuestra Constitución en las Cortes Generales. Un acto solemne, lleno de emoción para mí, que me hizo evocar, con orgullo y admiración, el recuerdo de tantas personas que contribuyeron a hacer posible la Transición política y renovar mi sentimiento de permanente gratitud hacia el pueblo español, verdadero artífice y principal protagonista de aquella trascendental etapa de nuestra historia reciente.

Con una firme y meditada convicción, hoy te expreso mi voluntad y deseo de dar este paso y dejar de desarrollar actividades institucionales, a partir del próximo 2 de junio.

Tomo esta decisión desde el gran cariño y orgullo de padre que por ti siento, con mi lealtad siempre. Un grandísimo abrazo de tu padre".

[Más información: La pasión del rey Juan Carlos por la Fiesta Nacional: toda una vida en los toros]