Ernesto de Hannover

Ernesto de Hannover Gtres

Casas Reales EN UN HOSPITAL AUSTRIACO

Preocupación por la salud de Ernesto de Hannover tras ser operado de urgencia

Después de pasar por un centro de desintoxicación, acude al hospital por problemas en el páncreas, y se ha visto obligado a ser intervenido.

Noticias relacionadas

Los problemas de salud de Ernesto de Hannover (64) vuelven a preocupar a su entorno más cercano. Después de que el marido de la princesa Carolina de Mónaco (62) fuese ingresado el pasado mes de mayo en una clínica de desintoxicación por su adicción con el alcohol, ahora ha tenido que ser intervenido de urgencias tras ser trasladado a la clínica mediante un helicóptero.

Según el diario Bunte, Ernesto ha sido operado de urgencias en un hospital austriaco de Feldkirch. Llegó al mismo porque no se encontraba bien, y los médicos le diagnosticaron una inflamación en el páncreas, teniendo que ser intervenido de inmediato.

Una situación que preocupa mucho a sus amigos, que temen que realmente el duque continúe con sus adicciones al alcohol y la mala vida. Además, estos nuevos problemas de salud llegan en mitad de la batalla que Ernesto mantiene con su hijo, Ernst August, por la propiedad del castillo de Marienburg, ubicado en Austria. Este quiso cederlo al Estado por el módico y surrealista precio de un euro, para que después lo reformasen a su gusto.

Ernesto de Hannover en una imagen de archivo

Ernesto de Hannover en una imagen de archivo Gtres

Después de más de un siglo siendo propiedad de los Hannover, estaba previsto que el castillo pasara a manos del Estado germano, después de que el príncipe heredero y Björn Thümler llegasen a un acuerdo tras años de negociaciones. Sin embargo, tal y como afirmaron los medios de comunicación alemanes, Ernesto, padre del príncipe heredero, se opuso a la venta de esta fortaleza.

Para la rehabilitación de la misma, se realizará una inversión de 27 millones de euros para que el castillo vuelva a estar en condiciones. Está previsto que las obras arranquen en el año 2020. Según explicó Björn Thümler, ministro de Ciencia y Cultura, al medio Frankfurter Allgemeine Zeitung, la compra posibilita que este castillo continúe abierto al público, pues está en un estado de ruina, aunque posiblemente "con esa cantidad no haya suficiente dinero". El edificio alberga numerosas obras de arte y más de 1.700 piezas de interés histórico que pararán a formar parte de una entidad benéfica que preside el príncipe.

[Más información: Ernesto de Hannover, ingresado en un centro de desintoxicación por alcoholismo]