La infanta Cristina, a la salida del teatro en Madrid.

La infanta Cristina, a la salida del teatro en Madrid. Gtres

Casas Reales EN EL OJO DEL HURACÁN

Cristina visitó a su abogado para agilizar el tercer grado de Iñaki y venirse a España

La infanta Cristina (53 años) ha acudido en los últimos días a un prestigioso bufete de abogados. Según la información exclusiva a la que ha tenido acceso JALEOS, la visita de la exduquesa de Lugo hasta el citado despacho de abogados es para intentar agilizar, de todas de las maneras posibles, el tercer grado de su marido, que cumple condena en la prisión de Brieva.

Esta mañana, España contenía el aliento con la noticia de la presunta puesta en marcha del divorcio de la hija de los eméritos. Tal y como publica la revista Lecturas, la hermana del rey pretende dejar atrás la segunda ciudad de su exilio forzado, Ginebra. En estos momentos, siempre según la publicación, Cristina se encontraría buscando casa en Madrid e incluso habría visitado a un abogado matrimonialista para liquidar definitivamente lo suyo con Iñaki Urdangarin (50) tras 21 años de matrimonio y cuatro hijos en común.

Iñaki Urdangarin, la infanta Cristina y sus cuatro hijos.

Iñaki Urdangarin, la infanta Cristina y sus cuatro hijos. Gtres

No hay duda de que la información ha hecho tambalear los cimientos más privados e íntimos de Zarzuela. En este sentido, además, el bufete de Miquel Roca, abogado de la infanta Cristina ha declarado públicamente que "no tiene constancia del supuesto divorcio" aunque "no serían ellos los encargados de emitir un comunicado para desmentir la información" publicada. 

En esta línea, según desvelan fuentes consultadas por este medio "no veo procedente el divorcio en estos momentos. No porque no pueda hacerlo. Por supuesto que legalmente ella puede interponer la demanda de divorcio cuando quiera y sin causa. Tiene vía libre. No tiene que alegar nada. Pero con su marido ahora mismo en prisión, de cara a la opinión pública... Su imagen no quedaría en el mejor lugar. Además, todo se agrava porque suponiendo que le demande, Urdangarin iría a juicio esposado y acompañado de un guardia civil". 

Cristina e Iñaki, una historia de amor, infidelidades y cárcel 

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin saliendo de los juzgados de Palma.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin saliendo de los juzgados de Palma. Gtres

Nadie, ni en sus más perturbados sueños, podía imaginar que la vida de una infanta de España, hija de reyes de linaje, cuna y apellido, acabaría abocada a justificar judicialmente presuntos tejemanejes con su marido o envuelta en un escándalo de presuntas deslealtades. Como consecuencia de la investigación del caso Nóos que la llevó a sentarse en el banquillo de los acusados como imputada, vieron la luz una serie de correos electrónicos en los Urdangarin se escribía con una mujer, esposa de uno de los testigos de su gran boda real. Una delicada situación personal que Cristina nunca habría llegado a perdonar y por la que aún hoy se encontraría tremendamente herida. 

Su absolución judicial, que llegó en febrero de 2017 y el ingreso de Iñaki Urdangarin en la cárcel el pasado 18 de junio supuso un antes y un después en su relación con Felipe (50) y Letizia (46) quienes a priori trazaron la línea de distancia definitiva con el matrimonio Urdangarin y Borbón

La Familia Real posa junta por primera vez tras siete años.

La Familia Real posa junta por primera vez tras siete años. EFE

Pista y prueba de ello es la imagen familiar que con motivo del 80 cumpleaños de la reina Sofía publicó el sitio web de la Casa Real española. Por primera vez en casi ocho años, la infanta Cristina compartía plano público y oficial con su hermano, el rey de España, y su cuñada, la reina Letizia. Marcando las distancias una vez más, Felipe posaba junto a su esposa, a la derecha, y su madre a la izquierda. En primera fila, la línea que define y refleja pasado, presente y futuro de la monarquía. La recta que deja claro quiénes son en estos días los únicos miembros de la Familia Real española. 

[Más información: Así fue el histórico divorcio de la infanta Elena y Jaime de Marichalar]