Felipe VI en imagen de archivo.

Felipe VI en imagen de archivo. Gtres

Casas Reales DE INCÓGNITO

La escapada de 'soltero' de Felipe VI: sale a comer sin Letizia con sus amigos de Los Rosales

El monarca se citó con sus amigos y compañeros de colegio y se lo pudo ver caminando solo por las calles de Madrid oculto tras unas gafas de sol. 

Tras entregar los XXXV Premios Rey de España de Periodismo el pasado martes, el rey Felipe VI (50 años) ajustó su agenda para no perderse una importante comida. No tenía nada que ver con sus obligaciones como monarca, se trataba de una 'escapada' privada. El marido de la reina Letizia (45) almorzó con sus antiguos compañeros de Los Rosales, el mismo colegio en el que estudian sus hijas, la princesa Leonor (12) y la infanta Sofía (11). Un rey que apartó sus obligaciones por unas horas e hizo un plan distendido con amigos. 

Debido al poco margen de maniobra que sus compromisos le dejaron ese martes, Felipe no pudo pasar por Zarzuela y tuvo que acudir con traje y corbata a su encuentro en el restaurante Punto Básico, tal como recoge ¡HOLA!. Un contratiempo que sus compañeros, vestidos de sport, entendieron a la perfección. Lo más destacable de esta quedada es que el monarca la hizo en solitario, sin la compañía de Letizia y de incógnito con unas gafas de sol paseando por el centro de Madrid. Sin duda, una imagen poco habitual en el hijo de Juan Carlos I (80). 

El rey Felipe VI junto a Letizia.

El rey Felipe VI junto a Letizia. Gtres

El rey y sus amigos -llegaron a reunirse hasta 18 comensales- se dieron cita en el restaurante, al que Felipe acude con frecuencia debido a la buena amistad que mantiene con los dueños. El local se encuentra ubicado en la céntrica calle Marqués de Urquijo de Madrid. Comieron el menú del día a 11,90 euros por persona y, tal como desvela la citada publicación, el Jefe de Estado optó por una parrillada de setas con jamón de primero, una merluza a la romana de segundo y una torrija con helado de postre. Justo en ese momento, Felipe no pudo alargar más su estancia en la sobremesa con los amigos; fue el último en llegar y el primero en irse. 

La escapada solitaria tras el escándalo 

Esta comida sin Letizia se ha producido cerca de dos semanas después de ese tenso encuentro que protagonizaron su mujer y su madre, la reina Sofía (79), en la catedral de Palma de Mallorca. Tras ese manotazo que dio la vuelta al mundo, muchos son los que hablaron de la tensión que se vivió en Zarzuela los días posteriores. Tras la 'reconciliación real', y con las aguas más calmadas, nada como olvidarse de los problemas del día a día con unos buenos amigos. 

[Más información: Los 10 intentos de Letizia para que olvidemos su pelea con la reina Sofía]