Juan Carlos y Sofía en la Catedral de Palma.

Juan Carlos y Sofía en la Catedral de Palma. Gtres

Casas Reales EL PURGATORIO by MARTA CIBELINA

Sofía y Juan Carlos, la pareja ganadora

Los reyes eméritos han sido los que han salido beneficiados a ojos del pueblo español tras la pelea de las reinas. 

En la desgastada caja que ya apenas nadie abría, dormía el Geyper Man con uniforme del siglo pasado con el que la niña escenificaba cuentos de reyes y reinas. Estaba cojo, se le había descoyuntado la rodilla de tanto meneo salvaje en las selvas africanas y  de tanto esquiar por el eslalon (un tipo de competición) del parking de juguete. La Nancy reina también acusaba el paso del tiempo. Alguien le había echado laca de uñas en el pelo y unos manchurrones de rotulador cubrían su cara.

Pero una noche, repentinamente, bajo la bóveda de la cama, el hermanito las colocó junto a la Barbie princesa y las Pin y Pon. Hubo un choque, una refriega. Saltaron chispas y hasta los ácaros de la alfombra se sentaron paralizados a contemplar la escena. Geyper Man, que no le hacía mucho caso a la Nancy desde que conoció a una Monster High Nórdica, salió de la caja vestido de capitán general del Ejército de Tierra para decirle a Ken que "pusiera orden en su casa". Y la Reina Nancy dejó de ser un juguete olvidado. Los pintarrajos desaparecieron con la ayuda de la acetona de la abuela y reapareció del brazo de Geyper Man vestida de Tony Benítez, de azul y con mantilla, como en los tiempos en los que nadie le daba manotazos, ni siquiera su propio marido en la catedral de Santiago.

Los reyes eméritos en imagen de archivo.

Los reyes eméritos en imagen de archivo. Gtres

Esto, poco más o menos, es lo que ha ocurrido después del rifirafe de las reinas que tuvo lugar tras el Domingo de Resurrección. Los eméritos han recuperado el oropel de antaño el rey biónico, con tropecientas operaciones encima, vuelve a ocupar su sitio tras aquella abdicación sin precedentes históricos en la que no renunció a su título. No solo fue la Monster High comisionista quien le hizo bajarse del trono, ni tampoco la cacería de elefantes lo que acabó con su reinado. Como describe Pilar Urbano (78) en su libro La pieza 25, operación salvar a la Infanta, (La esfera de los Libros) lo que motivó la abdicación fue el hecho de que "la agenda que propició la riqueza espuria de Iñaki Urdangarín (50) era regia. El rey (80) tuvo que abdicar, porque esto le revertía directamente, y emponzoñaba la Corona. Para salvarla había que recurrir al príncipe preparado (50). Y a partir de ahí necesito seguir siendo inviolable. Y cuando alguien necesita ser inviolable, malo, le pueden buscar las cosquillas".

Nadie le ha buscado las cosquillas, el rey mecano le ha dado un capón a sus sucesores. Los hechos han demostrado que no hay overbooking de reyes en un país tan complicado y polarizado como el nuestro. Los tenemos para todos los gustos, edades y sensibilidades. Una reina (45) progresista y moderna al gusto de los republicanos, una clásica (79) para los tradicionales. Una soberana antitaurina, un rey aficionado a los toros, otra que formó parte de la peña taurina lo es también, pero "por si aca", para no perder a su público, se queda en casa. Siempre es bueno tener un repuesto, y no solo para las rodillas, también para los monarcas.

La Familia Real el día de la Misa de Resurrección.

La Familia Real el día de la Misa de Resurrección. Gtres

El gesto que tuvo Juan Carlos al salir como un caballero andante en defensa de su esposa, la suegra ofendida, le ha hecho ganarse la simpatía de un enorme porcentaje de los españoles, y de todas las suegras del mundo mundial. Y es que, como sostiene Pilar Urbano, la mujer más querida de la familia real sigue siendo Sofía. La reina Letizia lo ha aprendido tarde, y ha tenido que pagar una penitencia costosa. El convertirla en una especie de abrecoches de hotel ha sido un gesto excesivo, y a ojos de Urbano, algo "humillante".

El rey, con porcentaje sobre los barriles de petróleo o sin él, se ha ganado a pulso el puesto. Y efectivamente, como el viejo Geyper Man puede decirle al Ken preparado que ponga algo de orden en su casa. Resulta significativo que el BOE de las monarquías, la revista ¡Hola!, haya salido en defensa de la reina madre y dedique tres páginas a los testimonios de numerosos famosos que, en su inmensa mayoría, llaman de todo menos bonita, a Letizia.

[Más información: Las redes sociales no tienen piedad con Letizia y santifican a Sofía]

Ayer estuve en la rueda de prensa de su ex marido, Alonso Guerrero (55), y aunque habló más bien poco de su ex, el escritor extremeño, denotaba cierta nostalgia y algo de cariño cuando le mencionaban el nombre de su esposa.

Discusión entre las reinas Sofía y Letizia (subtitulado)

Letizia está necesitada de un caballero andante. Una amiga mía, de las que la defiende a capa y espada por haber vivido situaciones muy similares a las que protagonizó Letizia con su suegra tiene una teoría. "No tiene pasta de sufridora, y algo que ignoramos habrá pasado en el seno de esa familia para semejante salida de pata de banco".¿Habrá salido Felipe VI pelín Borbón, y Letizia se está vengando donde más le duele al rey, con su madre? Estas y otras elucubraciones darían juego para otra novela….Y ojo al dato. Letizia, como su ex, escribe muy bien. No necesita de negros ni Andrews Mortons ¿Creéis que es o será más lista que Lady Di?

[Más información: El problema de Felipe VI en la crisis de las reinas: la mediación imposible entre su esposa y su madre]