La reina Letizia y la reina Sofía.

La reina Letizia y la reina Sofía.

Casas Reales DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Los 5 desplantes de Letizia a Sofía, la reina querida, que alcanzaron el punto álgido en Palma

No es la primera vez que Mallorca presencia una desencuentro semejante entre ambas reinas. JALEOS recoge las otras veces.

No es la Reina Letizia (45) la primera mujer que no mantiene una buena relación con su suegra. El problema es que cuando compartes con ella un título como el de reina, la cosa se complica. El pasado domingo las malas relaciones entre nuera y suegra quedaron claras de forma evidente y delante de todo el mundo. A su llegada a la Catedral de Palma de Mallorca para presidir la Misa de Pascua, ambas soberanas ni se saludaron, cosa que Letizia si hizo con Juan Carlos I (80). Pero el momento estelar de la jornada llegó después, cuando tras la ceremonia, la reina emérita intentó hacerse una fotografía con sus nietas, la princesa Leonor (12) y la infanta Sofía (10), y la reina actual se mete en medio para impedírselo.

Los hechos ocurren de la siguiente manera: doña Sofía se coloca con Leonor y Sofía para que el fotógrafo oficial de la Casa Real las inmortalice, este le pregunta a la mujer de don Juan Carlos: '¿Ahora?' y doña Sofía le dice: 'Sí, sí, ahora'. Y en ese momento Letizia se coloca en medio, ante el asombro de Felipe VI (50) que llega a la escena sin saber qué pasa.

Lo cierto es que ya no hay que mantener las formas, parece que a la esposa de Felipe VI le da igual quién lo vea y lo que después se diga.

Discusión entre las reinas

[Más información: La discusión entre las reinas Letizia y Sofía cuando la abuela iba a hacerse una foto con sus nietas]

1. Letizia ni mira a su suegra

Pero no es la primera vez que Mallorca presencia una escena semejante entre ambas Reinas. El pasado verano Letizia y doña Sofía se encontraban en las puertas del Palacio de la Almudaina para asistir a la tradicional recepción que cada verano hacen el Palma los Reyes. La esposa de don Juan Carlos esperaba a la entrada a su hijo y a su nuera. Al pasar por su lado, Letizia ni se inmutó, no hizo el mínimo gesto de mirar a su suegra y entró directa al edificio.

2. Caramelos de anís

La reina Sofía junto a sus nietas Leonor y Sofía y Letizia.

La reina Sofía junto a sus nietas Leonor y Sofía y Letizia. Gtres

También es famosa en la isla la anécdota de los caramelos de anís. Doña Sofía es muy aficionada a estos dulces que siempre lleva en el bolso y a repartirlos entre sus nietos. Este pequeño gesto ponía a doña Letizia de los nervios, cuidadosa como es hasta la obsesión por el tema de la alimentación de sus hijas. Una tarde en el club naútico, al que se acercaron para esperar la llegada de Felipe VI, todavía príncipe, tras participar en la Copa del Rey de Vela, la abuela regaló a Leonor y Sofía un par de estos dulces… los comentarios de indignación de la reina actual se escucharon en todo Palma. Nunca más recibieron caramelos de anís la princesa de Asturias y la infanta.

3. En el picadero de palacio

Han sido muchas las situaciones en las que ha sido evidente la mala relación entre ambas. Es por todos conocido en Zarzuela que la reina Sofía no puede ver a sus nietas a solas, sin permiso de Letizia. Hace algunos años cuando Leonor y su hermana acudían al picadero del palacio para disfrutar de una tarde de equitación, por orden de la madre de Felipe VI, el mozo avisaba a la reina emérita para que acudiera a verlas un rato. Al enterarse la soberana actual, amenazó al empleado de Zarzuela con el despido si volvía a avisar a su suegra.

4. Funeral aniversario don Juan de Borbón

Aunque nadie tiene claro en que momento se truncaron las relaciones entre ambas, pero parece que la presión de doña Sofía para que su hijo, Felipe VI levante el veto en sobre la infanta Cristina, no ha ayudado mucho. Desde que la absolvieran del Caso Nóos la emérita le ha pedido al rey que perdone a su hermana y vuelva a meterla en la vida familiar, cosa que doña Letizia no ve con buenos ojos. Dato que ha vuelto a hacerse evidente esta martes durante la Misa por el XXV aniversario de la muerte de don Juan. La presencia de la infanta Cristina en El Escorial no ha sentado nada bien a la monarca, que no ha sonreído ni una sola vez en toda la jornada. Cosa que su cuñada, la ex duquesa de Palma no ha parado de hacer. Letizia ni siquiera ha saludado a su suegra haciéndose latente la tensión entre ellas.

Y ese malestar podría obedecer a lo que ocurrió en la misa de Resurrección que, sin duda, se ha convertido en el quinto y más certero desplante entre suegra y nuera. 

Letizia sin levantar la mirada del suelo en la misa funeral de don Juan de Borbón.

Letizia sin levantar la mirada del suelo en la misa funeral de don Juan de Borbón. Gtres