Felipe VI, en la boda de su ahijada, donde coincidió con Marta Gayá.

Felipe VI, en la boda de su ahijada, donde coincidió con Marta Gayá. Redes sociales

Casas Reales INCÓMODO ENCUENTRO

Felipe VI se topa con Marta Gayá en la boda de su ahijada

El rey acudió por sorpresa al enlace de la hija de su gran amigo y compañero de regatas, Eugenio Jáudenes. Allí se encontró con una de las supuestas amantes de su padre Juan Carlos I.

Ane Olabarrieta

Felipe VI (48 años) no confirmó su asistencia a la boda de su ahijada, Martina Jáudenes de Diego, pero quiso aparecer por sorpresa en el enlace el pasado sábado. La joven es la hija de su amigo y compañero de regatas cuando era príncipe, una estrecha unión que hizo que el padre de la novia, Eugenio, no dudara en pedirle al monarca que fuera el padrino de su niña cuando nació. Por eso, este fin de semana el rey no quiso perderse el 'sí, quiero' entre Martina y el empresario hostelero Luis Abascal en Mallorca.

El monarca acudió sin la compañía de la reina Letizia (44), aunque una vez llegó a la especial cita, no solo se encontró con su excompañero de hazañas en el mar sino también con Marta Gayá, la íntima amiga de su padre, el rey Juan Carlos (79). No existen fotos que atestigüen si hubo acercamiento entre ambos, pero lo cierto es que coincidieron durante la celebración posterior a la ceremonia eclesiástica.

Luis y Martina ya convertidos en marido y mujer.

Luis y Martina ya convertidos en marido y mujer. Redes sociales

El 'sí, quiero' se produjo sobre las cinco de la tarde en la iglesia de San Nicolás, en pleno corazón del casco antiguo de Palma de Mallorca, según informa el portal Última Hora. Tras la homilía todos los invitados acudieron al Castillo de San Carlos, donde disfrutaron de un cóctel al aire libre mientras se deleitaban con música proveniente de instrumentos de viento, como trompeta o tuba y otros de cuerda, tal y como informa ¡HOLA!.

En ese mismo banquete también se encontraba el exministro Rodrigo Rato y su esposa, Alicia González, que pertenecen al círculo de amistades de los novios y su familia. Como el rey Felipe, que debido al difícil periodo que atraviesa el país no pudo confirmar su asistencia hasta el último momento, muchos de los invitados acudieron por parte del padre de la novia, gran conocer de la alta sociedad mallorquina.

La zona habilitada para la cena de la boda en el Castillo de San Carlos.

La zona habilitada para la cena de la boda en el Castillo de San Carlos. Redes sociales

El Castillo de San Carlos que acogió el banquete estaba decorado de forma campestre aunque cuidando cada detalle. Y lo cierto es que Marta Gayá parece ir de castillo en castillo, ya que las últimas informaciones sobre ella datan de principios de agosto cuando fue vista en Irlanda en una exposición artística con el rey Juan Carlos donde se alojaron en el castillo de Killua.

[Más información: Con fantasmas y Marta Gayá: así pasó la noche el rey Juan Carlos en Irlanda]