La residencia oficial de La Mareta, en Lanzarote.

La residencia oficial de La Mareta, en Lanzarote. Efe

Corazón VACACIONES EN LANZAROTE

Pedro Sánchez, chapuzón con su perrita 'Turca' en Lanzarote

Ajeno a las críticas por el uso del Falcon, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (46), disfruta de sus vacaciones en Lanzarote. Este jueves aprovechó el día para darse un chapuzón en el mar frente a la residencia oficial de La Mareta.

Es la primera aparición pública del presidente este 2019. Sánchez llegó a Lanzarote para pasar las vacaciones navideñas junto a su familia el pasado 29 de diciembre, tras presidir el día anterior en el Palacio de Moncloa la última reunión del año del Consejo de Ministros.

Con bañador de color verde, Sánchez se ha zambullido en las aguas frías de esta parte del litoral de Lanzarote.

En ellas también aparece el escolta del presidente, que se ocupaba de la seguridad de Sánchez. Y una compañera inseparable: su perrita Turca, que no quiso dejar solo al líder del Ejecutivo en uno de sus primeros chapuzones del año.

El baño -según cuenta el citado periódico- no duró mucho, porque el día no acompañaba.

La residencia oficial de La Mareta está situada en la costa turística del municipio de Teguise, que en 2015 se puso al servicio de los intereses turísticos de España por expreso deseo del rey Felipe VI.

Mandada construir por el Rey Hussein de Jordania a finales de los años setenta, el monarca hachemita jamás se hospedó en La Mareta, a pesar de sus frecuentes estancias en Lanzarote, y fue uno de sus hijos el único miembro de la familia real jordana que utilizó la residencia para disfrutar de su luna de miel.

En 1989, el rey jordano cedió la residencia al rey Juan Carlos I y las instalaciones pasaron a formar parte entonces de Patrimonio Nacional.