Dos años de la muerte de La Veneno: la familia rota y dividida que dejó como herencia

Dos años de la muerte de La Veneno: la familia rota y dividida que dejó como herencia

Corazón ANIVERSARIO

Dos años de la muerte de La Veneno: la familia rota y dividida que dejó como herencia

Han pasado dos años desde que La Veneno falleciese en el Hospital Universitario de La Paz de Madrid y todavía no se sabe muy bien lo que pasó aquellos últimos días de vida en su casa de Tetuán. La artista ingresaba en el hospital con un un fuerte golpe en la cabeza, un triste desenlace que terminaría con su vida dos días después.

Los problemas llegarían después, una vez se supo que Cristina Rodríguez había fallecido. A partir de ese momento la familia se dividió en dos: aquellos que querían defender hasta el final que La Veneno había sido asesinada por su novio y aquellos que querían cerrar la investigación lo antes posible.

Dos años después de aquello, la guerra sigue abierta. Los hermanos de la artista siguen enfrentados y todavía hay cierto interés en querer reabrir el caso para investigar si el novio de Cristina, un joven llamado Alín de origen rumano, había sido el causante de la muerte.

La Veneno en la portada de un disco.

La Veneno en la portada de un disco.

EL ESPAÑOL habló en exclusiva aquellos días con el novio de la artista. El joven Alín, que en aquel momento tenía 24 años, no tenía ni un euro para comer. Por eso se dedicó a vender todas las pertenencias de Cristina tras su muerte, para poder sacarse algo de dinero y así subsistir. Esto le enfrentó a la familia, que le querían sacar cuando antes de la vivienda.

Tal y como pudo conocer este diario, una parte de la familia le ofreció al joven 2.000 euros para que abandonara la casa. Y así fue como Alín desapareció de la vida de La Veneno para siempre, dejando atrás una casa en la que había vivido momentos muy complicados con su pareja.

Fue él el que nos contaba que Cristina que se había bebido una botella de whisky aquel día y que la había mezclado con medicamentos, lo que hizo que se diera un golpe en la cabeza cuando se dirigía al baño. Una versión que algunos miembros de la familia todavía no se creen.

Asesinato, la versión más dura de una parte de la familia

Mari Pepa, la hermana más mediática de La Veneno, fue la que ejerció de portavoz durante muchos días. Acudió incluso al programa de televisión Sálvame y, a día de hoy, sigue sin superar la muerte de su hermana. Es la que más apuesta por la versión del asesinato y la que no se quiere rendir en su investigación. De hecho, ha contratado a varios abogados en estos últimos años para intentar encontrar pruebas que demuestren su historia.

Esto ha hecho que Mari Pepa se haya enfrentado a gran parte de su familia. De hecho, esta hermana acusa al resto de sus hermanos de haber querido cerrar la investigación para poder cobrar el seguro de La Veneno. Los hermanos no se hablan y cada uno se ha recluido en su casa sin querer saber más sobre este asunto.

La veneno en una imagen de archivo.

La veneno en una imagen de archivo. La Veneno Amazon

"Estoy segura de que fue asesinada o fue un homicidio", cuenta a EL ESPAÑOL Mari Pepa, dos años después de la muerte de Cristina. "He leído muchísimos disparates que son mentira. A Cristina la tuvieron 42 o 43 días en la funeraria y no fue para hacerle una segunda autopsia. Era porque su heredera estaba esperando a cobrar la poliza del seguro ya que Cristina tenía un seguro de hogar", asegura la hermana de la artista.

Según la hermana de Cristina, el causante de todos los males de la artista fue Alín, su último novio. Asegura que La Veneno llamó unos días antes a la policía para advertir que el joven la estaba amenazando. Y, a pesar de esto, asegura que la policía no hizo nada. "Alín no era novio de Cristina. Le recogió porque le daba pena y luego no se iba de casa. Todo es falso. Cristina jamás dijo que esa persona era su novio ni su pareja. Es un invento para tapar la verdad. Ha esperado a que Cristina estuviese muerta para decir tales mentiras", dice la hermana.

¿Quién salió ganando?

La hermana de Cristina también deja caer que en ese momento, cuando acababa de salir una biografía sobre La Veneno, venía muy bien que pasase algo como esto. "Alguien podía estar muy interesado en que sólo fuera un accidente. Presuntamente, se disparan las ventas. Presuntamente, alguien tiene que dar muchas entrevistas. Presuntamente, tendría que haber quedado en unos golpes, pero no en terminar con su vida. Se les fue de las manos. Cristina había denunciado varias veces malos tratos", asegura.

Dos años después, el caso está cerrado por parte de la policía pero nadie sabe decir muy bien qué pasó aquella noche. Según el informe del forense, lo único válido a nivel legal, Cristina habría fallecido por un accidente doméstico al haberse resbalado en el baño y al haberse dado un golpe en la cabeza. La familia sigue rota y dividida porque cada uno da validez a una parte de la historia.

[Más información: El novio de La Veneno se sale con la suya: 2.000 euros por dejar el piso]