¿Cómo hidratar la piel seca sin cremas?

¿Cómo hidratar la piel seca sin cremas?

¿Cómo hacer... ?

Cómo hidratar la piel seca con remedios caseros

La mayoría de las cremas para hidratar la piel contienen químicos perjudiciales no recomendados. Hoy te mostramos cómo hidratar la piel con productos naturales.

30 marzo, 2020 17:32

Tener la piel muy seca es una condición que, a pesar de que no es un problema grave, sí es molesto para aquellos que la padecen. Es cierto que podemos utilizar una gran cantidad de productos, incluido cremas hidratantes para piel seca pero mejor si lo hacemos de manera natural para no dañarla. 

Para ello, hemos elaborado este artículo sobre cómo hidratar la piel seca, en el que te mostramos los mejores remedios caseros.

Remedios caseros para combatir la piel seca

  • Aceite de almendras: es un producto excelente para combatir la piel muy seca, ideal también para prevenir las estrías durante el embarazo. Esto es debido a que tiene un alto contenido en ácidos grasos y antioxidantes, propiedades derivadas de las vitaminas A y E presente en las almendras, que son beneficiosos para la piel. Es preferible que lo apliques después de la ducha cuando tu cuerpo está todavía caliente, pues los poros estarán abiertos y penetrará mejor en la piel. Puedes emplearlo hasta tres veces por semana.

  • Puré de patata con yogur: si quieres hidratar tu piel, te mostramos cómo elaborar una crema hidratante para piel seca con dos ingredientes naturales: la patata y el yogur. El yogur contiene ácido láctico, un ingrediente hidratante para la piel y que además elimina las células muertas y exfolia de manera natural. Para ello, mezcla ambos ingredientes hasta formar una mezcla homogénea y aplícala en la piel durante 20 minutos. Retírala pasado este tiempo con agua tibia y tu piel lucirá como nueva. Puedes repetir este tratamiento hasta dos veces por semana.

  • Arcilla: muchos atestiguan que la crema con urea es un excelente hidratante para la piel. Y no lo ponemos en duda, pero contienen químicos que podrían dañar la dermis. Al contrario que la arcilla, un producto 100% natural con numerosas propiedades, entre ellas la antibacteriana, gracias a la cual limpia las capas profundas de la piel y favorece así el buen aspecto de la capa epitelial. Hay varios tipos de arcilla, pero para la piel muy seca se recomienda la blanca en polvo. Para utilizarla, solo tendrás que mezclar un poco con agua según la necesites para que no se eche a perder, aplicarla en el rostro durante 20 minutos y enjuagar después con abundante agua. Puedes usarla hasta tres veces por semana, y si le añades unos trozos de pepino los resultados serán todavía mejores. Aun así, si te reseca demasiado la piel, puedes mezclarla con yogur en lugar de agua.

  • Huevo: gracias a su estructura natural, el huevo es un producto óptimo para hidratar la piel muy seca. Esto se debe a que contiene vitaminas E y vitamina B12, y la deficiencia de esta última podría desembocar en diversos trastornos cutáneos. Además, si lo mezclas con avena, lograrás una fórmula mucho más efectiva. Para preparar esta receta, mezcla dos huevos con media taza de avena hasta que se integren por completo. Ayudándote con una brocha, aplica la mascarilla en el rostro y déjala actuar durante 15 minutos. Después, retira con agua tibia. Puedes repetir la aplicación hasta dos veces por semana.

Por qué tenemos la piel seca

La principal causa de tener una piel muy seca es que el cuerpo pierde agua y nos vamos deshidratando con la edad. Esto se ve reflejado en la piel que va perdiendo luminosidad, incluso hay personas que padecen de piel seca desde muy temprana edad.

Algo fundamental que debes saber es que la piel seca requiere unos cuidados diarios para evitar las arrugas prematuras, así como una alimentación adecuada para aportarle todo lo necesario y que permanezca hidratada y nutrida desde el interior. 

Los principales motivos para tener una piel demasiado seca son:

  • Tabaquismo.
  • Desorden hormonal.
  • Falta de cuidados, sobre todo faciales.
  • Alimentación deficiente en grasas saludables.
  • Deshidratación por no beber suficiente líquido.
  • Uso excesivo de cosméticos faciales.
  • Exposición al sol o climas agresivos en exceso.

Consejos para evitar la piel seca

En primer lugar, consume más grasas saludables para nutrir la piel, y tranquilo, estas grasas se asimilan de forma correcta por el organismo y no ocasionan depósitos de grasa. Además, nos producen una sensación de mayor saciedad y ayudan a crear músculo. Estas grasas saludables podemos encontrarlas en alimentos como:

  • Frutos secos, sobre todo los piñones y las nueces de macadamia.
  • Pescado azul.
  • Yema de huevo.
  • Aguacate.
  • Aceites vegetales: oliva, sésamo, lino, germen de trigo, coco o girasol.

Beber suficiente agua también evita la piel seca, un método mucho más natural que una crema hidratante para piel seca. Es mejor beberla fuera de las comidas, y mucho mejor si tomas entre 2 y 4 vasos de agua en ayunas, algo muy beneficioso no solo para tu piel, sino para todo tu organismo.

Ten cuidado con exfoliar la piel seca, podrías resecarla todavía más. En su lugar, puedes realizar un masaje con jabón natural y suave con tu piel. Si usas un tónico facial o una crema con urea, por ejemplo, hazlo por la noche antes de acostarte, surtirá un mayor efecto. 

Un tónico facial ideal para piel seca podrás elaborarlo en casa con agua, vinagre de manzana y unas gotas de aceite esencial de romero o lavanda. Además, para hidratar tu piel sin necesidad de requerir una crema hidratante piel seca, puedes utilizar el aceite de rosa mosqueta o el de argán. Ya no tienes excusas para lucir una piel bonita y luminosa.