El cachopo de ternera está dentro de la cocina típica tradicional asturiana y es una receta deliciosa. Consiste en dos filetes de ternera rellenos de jamón serrano y queso, empanado y frito al estilo de los san jacobos o el cordon bleu francés. Sin embargo, el cachopo cuenta con una auténtica legión de seguidores que defienden su autenticidad.

No obstante, las continuas variaciones de la preparación original hacen que muchas veces la receta degenere en todo tipo de aberraciones. Por ello, queremos mostrarte cómo hacer el auténtico cachopo asturiano de manera tradicional, relleno de jamón serrano y queso Havarti. ¡Acompáñanos!

Ingredientes para el cachopo de ternera asturiano

Preparación: 30 minutos
Comensales: 2
Ingredientes para el cachopo de ternera:

  • 2 filetes de cadera (120-150 g c/u)
  • 50 g de jamón serrano en lonchas
  • 60 g de queso Havarti u otro similar que funda con facilidad
  • Harina
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Para la guarnición de pimientos:

  • 400 g de pimientos asados en conserva
  • 4 dientes de ajo
  • Melaza de granada
  • Vinagre de módena
  • Sal
  • Aceite de oliva

Para la guarnición de patatas:

  • 3 patatas medianas
  • 4 dientes de ajo grandes
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Receta de cachopo de ternera asturiano tradicional

1. Prepara la guarnición de pimientos rojos asados

Pela los ajos, córtalos en láminas y ponlos en una fuente de hornear con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Añade también un chorro de melaza de granada, un chorrito de vinagre de módena o miel y sal.

A continuación, vierte los pimientos rojos en conserva y mezcla todo bien antes de introducirlo en el horno precalentado a 150 ºC. Cocina a temperatura suave removiendo de vez en cuando para que se confiten durante unos 30-40 minutos. Puedes añadir un poco de agua si ves que se deshidratan en exceso.

2. Espalma o ablanda los filetes y rellénalos

Estira los filetes de ternera para elaborar esta receta de cachopo encima de una tabla de cocina y aplástalos con una espalmadera, un mazo o la palma de tu mano. Salpimenta al gusto por ambas caras.

Si el filete de ternera es muy grande, rellena solo la mitad con el jamón y el queso y cierra con la otra mitad. Si son más pequeños, cubre todo el filete con el relleno y pon el otro filete también espalmado encima. Por otro lado, pela las patatas, córtalas en rectángulos gruesos y cúbrelas con agua para que pierdan el almidón y se frían mejor.

3. Empana el cachopo de ternera

Enharina el cachopo por ambos lados y retira el exceso de harina, pasa el cachopo de ternera por el huevo y, a continuación, por el pan rallado. Retira también el exceso del mismo para evitar un rebozado demasiado grueso y reserva.

4. Fríe las patatas

Escurre las patatas y sécalas bien con papel de cocina antes de ponerlas en una sartén con aceite de oliva caliente y cuatro dientes de ajo bien grandes. Cocina a fuego medio durante ocho o 10 minutos y retira los dientes de ajo, entonces sube el fuego a tope para que las patatas se doren y queden crujientes.

5. Fríe el cachopo asturiano

En una sartén bastante amplia, fríe el cachopo a fuego medio en dos dedos de aceite de oliva moviendo la sartén con movimientos circulares para que se cocine de manera uniforme. Fríelo durante dos o tres minutos por cada lado y retíralo a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

6. Sirve el cachopo de ternera asturiano con las dos guarniciones

Añade los ajos de nuevo al aceite caliente solo unos segundos, escurre junto con las patatas en papel absorbente y salpimienta al gusto. Saca los pimientos del horno y sirve el cachopo asturiano junto con las patatas fritas y los pimientos asados y confitados.

Consejos para elaborar la receta de cachopo

Como ocurre con la mayoría de las preparaciones culinarias, para la elaboración de un buen cachopo de ternera hay que seguir ciertos consejos para un resultado perfecto. En primer lugar, debemos saber qué carne utilizar, así que los mejores cortes de filete de ternera para hacer cachopo son la babilla, la tapa y la cadera. Son los más tiernos, sabrosos y económicos y quedan genial empanados.

Todos estos cortes suelen ser grandes y son filetes de grandes dimensiones, de ahí esa peculiar competición por ofrecer el cachopo más grande en varios restaurantes asturianos. Además, dependiendo del tamaño de los filetes, podemos rellenar el cachopo doblando un filete grande como un librillo, o podemos introducir el relleno entre dos filetes. Sea como sea, espalma muy bien el filete para romper las fibras y quede más tierno y estirado.

En cuanto al empanado, procura retirar muy bien la harina sobrante del cachopo para que tenga la cantidad justa y el huevo se adhiera bien. Así evitarás que nos quede un rebozado demasiado grueso y basto. Por el mismo motivo, aunque haya gente que los pase por huevo y pan rallado dos veces, es mejor empanarlos solo una vez.

En cuanto a la fritura, es preferible que se haga con aceite de oliva aunque se trate de un empanado. Fríelos a fuego medio-fuerte de manera que se dore con rapidez por ambos lados sin llegar a quemarse. Muévelos para que la fritura sea uniforme y no nos queden unas partes más hechas que otras. En cualquier caso, el fuego debe ser alegre, ya que al utilizar filetes tan finos el interior se cocinará enseguida y el queso se fundirá y se saldrá por los lados.

También te puede interesar...