El coronavirus Sars-CoV-2 está causando verdaderos estragos en India. El país asiático, que cuenta con un maltrecho sistema sanitario, ha visto cómo en las últimas semanas el número de contagios se ha ido incrementando de forma exponencial (más de 364.000 casos en las últimas 24 horas) y ha pasado de tener una media de 300 muertes a más de 2.700 reportadas este domingo. A este caos hay que añadir la aparición de la variante B.1.617 o doble mutante, que representa un 10% del total de los casos y que, sin embargo, preocupa en Europa.

Noticias relacionadas

Italia, por ejemplo, ha decidido prohibir la entrada a los viajeros que hayan estado en India en los últimos 14 días. Otros países como Francia o Reino Unido también han mostrado su inquietud ante la nueva variante. Así, este mismo lunes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido al Gobierno que estudie la posibilidad de suspender los vuelos procedentes del país asiático. "Tenemos un gran problema con una cepa india que se propaga por todo el mundo. ¿Vamos a ser los últimos en centrarnos en lo importante?", ha dicho Ayuso esta mañnaa en un acto de campaña

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha enviado una carta a la ministra Carolina Darias en la que reclama la necesidad de tomar medidas. "La relevancia de esta situación nos obliga a solicitar al Gobierno de España la necesidad de adoptar decisiones urgentes. En concreto, establecer restricciones para viajeros procedentes de la India. A la vez que reiteramos que es vital hacer controles efectivos en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez", dice la misiva.

La variante B.1.617 fue detectada en diciembre. Sin embargo, no fue hasta el pasado mes de marzo cuando el consorcio indio sobre genómica del Sars-CoV-2 (Insacog) informó de que habían detectado una doble mutación inusual en el estado occidental de Maharashtra. "El análisis de muestras de Maharashtra ha revelado que, en comparación con diciembre de 2020, ha habido un aumento en la fracción de muestras con las mutaciones E484Q y L452R", explicaba el informe, que detallaba que las mutaciones se habían encontrado en "aproximadamente el 15%-20% de las muestras" y no coincidían con ninguna variante previamente catalogada. 

El hecho de que la variante india tenga dos mutaciones en la proteína Spike es algo que, hasta la fecha, se había visto muy poco. ¿Quiere decir esto que es más peligrosa? Lo cierto es que todavía no existen estudios concluyentes que hayan podido ofrecer respuesta a si tiene una mayor letalidad o una mayor capacidad de transmisión. Por el momento, lo que sí se sabe es que esta nueva cepa ha sido detectada en un total de 21 países, según la base de datos del consorcio de vigilancia genómica Gisaid

Actualmente, la doble mutante es una variante catalogada "bajo investigación" por el Gobierno de Reino Unido, y los científicos estudian si es más peligrosa que la británica o la sudafricana, si se puede llegar a propagar de una forma más rápida, si causa una enfermedad más grave o si es capaz de escapar a la inmunidad ofrecida por las vacunas, algo que parece poco probable. Conviene señalar que aún no ha sido catalogada como "variante preocupante" y que, tal y como explicó el inmunólogo Alfredo Corell en una entrevista con EL ESPAÑOL, las mutaciones en los virus son habituales. 

"Algunas de las variantes no nos han preocupado porque no han cambiado las pautas principales de funcionamiento. Pero claro, la británica se transmite más rápido. Parece que no es más letal, que no es más grave la enfermedad, pero sí se transmite más rápido, por lo que tenemos a más gente enferma y provoca que la situación sea más grave", explicaba el experto el pasado mes de febrero. "En una situación como la actual, que no tenemos controlada la transmisión y donde hay una incidencia acumulada todavía muy alta, que aparezca una variante de estas características descoloca el control de la pandemia un poco más. Hay que estar muy vigilantes", remachaba Corell. 

Por el momento, se desconoce si la variante doble mutante es la que está provocando el aumento salvaje de contagios y fallecidos en India, aunque parece poco probable si tenemos en cuenta que fue detectada hace varios meses. La alta densidad de población del país asiático y la falta de medidas preventivas como la distancia social o el uso de mascarillas sí pueden estar relacionadas con la ola que está devastando al país. "Si está impulsando la ola en India, ha tardado varios meses en llegar a este punto, lo que sugeriría que probablemente sea menos transmisible que la variante B.1.1.7 (la variante británica)", explica el genetista Jeffrey Barrett, del Wellcome Sanger Institute, en declaraciones a BBC.

Aunque todavía no se han realizado estudios al respecto, los científicos tampoco creen que las vacunas vayan a tener una menor eficacia con la variante doble mutante debido a que las inyecciones inducen respuestas inmunitarias muy amplias. Además, no hablamos de una nueva cepa surgida tras el proceso de vacunación, sino de una variante que fue secuenciada hace meses. En cualquier caso, es poco probable que la doble mutante convierta a las vacunas en fármacos ineficaces porque, tal y como se ha demostrado con la variante británica o la brasileña, estas inyecciones están induciendo respuestas inmunitarias amplias. Habrá que seguir pendientes de su evolución.