Hace ya unos meses que no se hace público que un ministro haya contraído la Covid-19, pero hubo un tiempo en que fue muy habitual. Ortega Smith, Carolina Darias, Carmen Calvo e Irene Montero fueron sólo algunos ejemplos, en aquellas épocas en que los test parecían estar reservados a los que mandaban. 

Noticias relacionadas

Los protocolos actuales dicen que una persona que tiene Covid-19 asintómatico o con síntomas leves -que no requiera de ingreso hospitalario- tiene que estar confinada 14 días. Si para entonces se encuentra bien podrá salir a la calle y hacer vida normal, sin necesidad de hacerse una segunda PCR

Cumpliendo, eso sí, las normas habituales -las famosas 3 m, distancia de dos metros, mascarilla y lavado habitual de manos-, estos exenfermos vuelven a la sociedad sin considerarse contagiosos. Pero algunos sufren una desagradable sorpresa cuando, la mayoría de las veces por casualidad, han de hacerse una nueva PCR y dan positivo cuando apenas llevan un mes curados. ¿Será una reinfección? ¿Deberían haberse quedado en casa? 

Es lo que hizo en los tiempos en los que se sabía muy poco del virus Irene Montero, que rompió el confinamiento a los 42 días de su positivo. Sólo entonces, más de mes y medio después, la PCR salió negativa. 

El jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron, Benito Almirante, comenta a EL ESPAÑOL que esa no es la norma. "En más del 90% de los casos, la PCR de un paciente se negativiza en 10 o 14 días, aunque hay un porcentaje que tarda más, normalmente por infección más grave", señala. 

Otro tipo de pacientes que se incluirían en este grupo son aquellos que tienen problemas de inmunidad, los que sufren cáncer, los que siguen tratamientos con corticoides... 

Pero lo importante de esta información es que esa situación, dar positivo en una PCR cuando se cree que ya se ha superado la enfermedad, no implica que la infección siga estando activa. "No es un criterio de patología", subraya Almirante. 

Este martes, la directora del Servicio Federal de Rusia para la Supervisión de la Protección y el Bienestar del Consumidor (Rospotrebnadzor), Anna Popova, indicaba en una conferencia que el coronavirus se podía transmitir hasta 90 días después, pero se trata de datos no avalados por ningún estudio ni por la experiencia clínica conocida.

Pero Almirante es muy claro al respecto: no ponen en riesgo a los demás. Habla con conocimiento de casa este experto en infecciosas, ya que entre sus pacientes hay algunas personas, -"muy pocas"- que llevan más de tres meses dando positivo a las 
PCR que se les practican. Son, sobre todo, trasplantados o enfermos hematológicos, resalta. 

Lo que también deja claro el experto  es que dar positivo a una PCR un mes o mes y medio después de la primera nunca es síntoma de reinfección, al menos por lo que se sabe hasta ahora. En realidad, la única reinfección bien estudiada es la del paciente de Hong Kong que se volvió a infectar en España y de él se sabía que se había curado -había dado negativo en una PCR tras superar la enfermedad-, que se había hecho una serología donde se demostraba que había desarrollado anticuerpos y que su nueva infección porvenía de un virus diferente que el que le afectó por primera vez, características todas estas que no se pueden aplicar a quien dan positivo en más de una PCR en un periodo corto de tiempo.