Un nuevo suspenso europeo para España. Es lo que se deduce de la nueva actualización del informe semanal del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Europa (ECDC), que lleva monitorizando la evolución de la Covid-19 desde los inicios, para lo que cuenta con los datos que le facilitan los países de la Unión Europea y Reino Unido.

Noticias relacionadas

Sus datos sirvieron a la BBC para elaborar el gráfico que demostraba visualmente que España era el gran problema europeo y ahora se ha vuelto a poner en evidencia que la situación continúa igual y que España sigue siendo el país en el que más aumentan los positivos al Sars CoV-2, ya que ha sumado 28.267 casos nuevos en los últimos 14 días. El siguiente en la lista, con 15.420, es Rumanía. 

Europa no sólo hace públicos los datos de todos los países, que sirven para comparar, sino que indaga en las causas de las diferencias. Y España se nombra mucho en este informe, más que otros países. 

El documento comienza con una introducción que afirma que los países de la Unión Europea afrontan ahora mismo un riesgo moderado de vuelta de la Covid-19 si se continúan "implementando y reforzando las múltiples medidas establecidas incluido el distanciamiento social" y muy alto si estas no se implementan, el caso de España es paradójico

La razón: en nuestro país es obligatorio el uso de mascarillas y el distanciamiento social y, a pesar de todo, nuestros datos son malos. España está entre los seis países europeos donde la incidencia en los últimos 14 días ha crecido más de un 30 junto a Bélgica, República checa, Luxemburgo, Malta y Rumanía.

Además, los datos ponen de manifiesto que el mayor número de casos no se debe a que se hacen muchos test. De hecho, España no está en el listado de países europeos que más pruebas hacen, que son Luxemburgo, Dinamarca, Malta, Reino Unido, Chipre, Austria, Irlanda y Portugal. Europa considera que el porcentaje de testado en nuestro país es "bajo". 

El único dato relativamente bueno de España en este informe se refiere a la tasa de mortalidad en 14 días que es sólo del 0,5%, por debajo de la mayoría de los países. 

Pero el dato sin duda más llamativo sigue siendo el de número de positivos por cada 100.000 habitantes, precisamente el que resaltaba el famoso gráfico de la BBC. En España, presentan infección por el coronavirus Sars CoV-2 60,2 personas de cada 100.000, cifra sólo superada por Rumanía y Luxemburgo

A la hora de intentar explicar por qué España va tan mal, el informe europeo no se mete en la gestión política de la pandemia. Pero sí cuenta una historia que empezó bien y ha acabado mal: la difusión de que los entornos cerrados suponen un mayor riesgo para la Covid que los abiertos. 

Esto, que sería positivo porque es real, ha supuesto un problema en España. "Siguiendo a la relajación de medidas [el fin del confinamiento], muchos brotes asociados a actividades en el exterior se han declarado en Cataluña y muchas regiones españolas, particularmente brotes en los que están involucrados jóvenes que participan en actividades de ocio nocturnas. 

"Se sugiere que proyectar la voz para que se escuche por encima de la música muy alta, junto con la ingesta de alcohol y la consecuente relajación en la distancia física puede asociarse a un mayor riesgo de transmisión", reza el documento oficial. 

En definitiva, un nuevo tirón de orejas europeo a España, que sigue aumentando lentamente sus casos de Covid-19 sin mucha perspectiva de mejorar por delante