Carolina Cerezo, la malagueña que se convirtió en un icono de la lucha contra el cáncer por pedir que experimentasen con ella, ha fallecido a los 25 años después de dos luchando contra su enfermedad, según ha confirmado la familia a EL ESPAÑOL. El triste desenlace sucedió este 22 de mayo.

Noticias relacionadas

La joven publicó el mes pasado una Carta a la Directora del diario El País titulada "Experimenten conmigo". Carolina contaba en el texto que le diagnosticaron en 2017 "un tipo raro de cáncer" y en estos dos años solo había tenido complicaciones.

"Desde ese día, me he tenido que enfrentar a múltiples recaídas, a priori letales, así como a una radical cirugía reductora en la que perdí gran parte de mis aparatos digestivo y reproductor", escribía la joven. 

Por ello, aseguraba estar dispuesta a que experimentasen con ella en busca de una solución: "Yo quiero que prueben conmigo. Busco alguna vía que me permita seguir disfrutando de la vida. Sé que mi cura está ahí afuera. No me pienso rendir hasta que agote todas las opciones". La joven dejaba unas palabras afirmando que no perdía la esperanza: "Después de tocar tantas puertas, alguna seguro que se tiene que abrir".

Carolina había pasado ya por dos operaciones y hace poco más de dos semana relataba a Málaga Hoy que iba por su quinta hospitalización, en el Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla.

La joven malagueña lo tenía claro y también lo mostró en La opinión de Málaga: "No me voy a rendir y si hay algún tratamiento que se adapte a mi, quiero que experimenten conmigo"

El colegio en el estudió, el centro Santísima Trinidad Málaga transmitía sus condolencias a la familia a través de las redes sociales.

[Más información: La hermana de Carolina Cerezo: "Tus impuestos pagan 'tarjetas b'. Para ti no hay cura"].