Los gusanos extraídos de la mujer.

Los gusanos extraídos de la mujer. SWNS

Salud Casos inéditos

El extraño caso de la mujer que tenía 14 gusanos en su vesícula biliar

Pensar en encontrar un único gusano en un órgano humano suena dantesco, pero un grupo de médicos de la India llegó a encontrar hasta 14 gusanos de casi 20 cm cada uno dentro de la vesícula de una mujer.

Noticias relacionadas

Los dolores abdominales sin causa aparente representan más de la mitad de las consultas hospitalarias de urgencias. Si existe una mejora de los síntomas con tratamiento, y a pesar de no lograr detectar causa alguna en las pruebas realizadas -como una analítica, una ecografía o una radiografía en determinados casos-, en muchas ocasiones no es raro recibir el alta con tratamiento y sin tener claro el origen del dolor.

Eso le ocurrió inicialmente a una mujer de 38 años en la India, la cual acudió a su hospital de referencia tras experimentar un intenso dolor abdominal, acompañado de fiebre, vómitos e incluso coloración amarillenta de piel y ojos -ictericia- durante alrededor de seis meses, según se hizo eco recientemente el medio estadounidense Fox News. La mujer apenas podía mantenerse en pie y llegó a perder más de 12 kg en solo un mes tras un inicial diagnóstico erróneo por el cual recibió antibióticos, sin lograr mejorar el cuadro clínico.

Finalmente a Sunita, que así se llama la paciente, se le efectuó una tomografía computerizada (TAC) de su abdomen tras el primer intento fallido de mejorar sus síntomas. En dicha prueba se logró descubrir la causa del dolor: había hasta 14 lombrices intestinales, de unos 15-20 cm cada una, en sus conductos biliares -las "tuberías" que transportan la bilis desde el hígado hasta el intestino delgado-.

Aunque la noticia inicial no especifica claramente qué tipo de lombriz era, las más típicas son las Ascaris lumbricoides, un tipo de parásito intestinal causante de enfermedades abdominales en todo el mundo, sobre todo en países subdesarrollados, como es el caso de gran parte de la India. Actualmente existen hasta 800 individuos infestados con este tipo de gusano en todo el mundo, y precisamente en la India los Ascaris Lumbricoides son muy comunes.

La infestación por dicho parásito suele producirse al ingerir alimentos contaminados con huevos del mismo, como frutas y verduras cultivadas en suelos infestados, según afirma la web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

De hecho, aunque se denominen parásitos "intestinales", detectarlos en los conductos biliares como fue el caso de esta mujer no es raro. Los huevos de estos parásitos eclosionan en los intestinos, pero pueden desplazarse en sentido ascendente, hacia la zona de unión entre la vesícula biliar y el intestino delgado, y llegar a causar una obstrucción como fue este caso. Aunque la infestación por parásitos de diversa índole suele relacionarse más con los niños, este tipo de obstrucción suele ocurrir en adultos; en los más pequeños la obstrucción puede producirse directamente en el intestino delgado y en algunos casos llegar a hacer peligrar la vida del huésped.

Por suerte para Sunita, sus lombrices pudieron ser eliminadas mediante una endoscopia, un tubo flexible con una cámara que pudo llegar hasta sus conductos biliares desde la boca y retirar los parásitos, sin necesidad de cirugía, en una sola sesión. Actualmente, la paciente se está recuperando y no ha vuelto a tener dolor.