Un joven en una marcha por la legalización de la marihuana en Chile.

Un joven en una marcha por la legalización de la marihuana en Chile. AP Photo Luis Hidalgo

Salud Cannabis

Cannabidiol: el componente de la marihuana "seguro" y "no adictivo" según la OMS

Denominado CBD, tendría efectos terapéuticos sin provocar dependencia, al contrario que el psicoactivo THC.

Aunque el ingrediente más conocido de la marihuana o cannabis es el tetrahidrocannabinol (THC), precisamente el ingrediente psicoactivo causante de su potencial abuso y dependencia, existe otro ingrediente menos conocido que ha sido declarado como "relativamente seguro y no adictivo" según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata del cannabidiol (CBD).

En un informe publicado el pasado mes de noviembre, la OMS llegó a la conclusión de que el cannabidiol es "generalmente bien tolerado y tiene un buen perfil de seguridad". Asimismo, dicho compuesto parece no tener "ningún potencial de abuso o dependencia".

Con todo, la organización ha visto necesario añadir un comentario final, haciendo hincapié en el hecho de que a pesar de que el CDB parece haber demostrado una toxicidad relativamente baja, aún serán necesarios muchos más estudios al respecto. De hecho, durante el próximo año 2018 la OMS pretende realizar una revisión más extensa de este compuesto.

No es una recomendación de consumo

Por otro lado, el Comité de Expertos en Farmacodependencia (CED) de la organización no ha pretendido en ningún momento recomendar el consumo o uso de cannabidiol, según declaraciones de representantes de la OMS a Newsweek. De hecho, el objetivo de este informe es una respuesta al interés de los países que forman parte de la OMS, la cual es la agencia de salud principal de la ONU.

Actualmente se está produciendo un aumento del uso y consumo de cannabis. Su potencial terapéutico ha sido objetivo de múltiples estudios, en los cuales también se han evidenciado diversos efectos secundarios de los componentes de la marihuana. Sin embargo, este informe afirma que, teniendo en cuenta la información actual disponible sobre el CDB en particular, este componente no necesitaría ser una sustancia controlada.

Útil contra las convulsiones

La mayoría de estudios sobre los efectos terapéuticos de la marihuana han revelado beneficios sobre todo por parte del uso del THC, la sustancia psicoactiva de la marihuana. No obstante, el CDB también tendría un uso potencial como tratamiento para diferentes condiciones médicas, aunque la evidencia en este caso es menos robusta según la OMS.

Según el reciente informe, este ingrediente tendría valor terapéutico contra situaciones médicas como las convulsiones de la epilepsia y otros trastornos relacionados. Aunque existen otras condiciones médicas susceptibles de ser tratadas con este compuesto, la OMS sugiere que en dichos casos no existe una evidencia suficientemente significativa.

Por otro lado, la OMS afirma que actualmente existen productos de "uso médico no autorizado" que contienen CDB, desde aceites y suplementos hasta extractos de alta concentración disponibles en la Red. De hecho, en el caso de los mencionados extractos de marihuana, un reciente estudio publicado en JAMA afirmó que a menudo son productos mal etiquetados que contienen más o menos dosis de CDB de lo que indican.

La UE prohíbe cannabináceos sintéticos

Por otro lado, la Comisión Europea ha propuesto prohibir siete nuevas sustancias psicoactivas adicionales en la Unión Europea. Se trata de cuatro cannabinoides sintéticos que imitan los efectos de la marihuana pero son mucho más nocivos, entre ellas la 'Spice', la 'Hierba legal' y el 'incienso de hierbas'. Además, tres opioides sintéticos relacionados con el fentanilo, que es 50 veces más potente que la heroína y que han provocado la muerte de más de 170 personas en la UE.

El comisario del Interior, Dimitris Avramopoulos, ha instado a los gobiernos a tomar una decisión "rápida" sobre su propuesta para "retirar rápidamente estas nuevas drogas del mercado" y "garantizar no sólo que estas nuevas drogas no puedan comprarse, sino que no aparezcan también en el mercado en primer lugar".

Nueve sustancias psicoactivas han sido prohibidas ya este año en la UE. "Trabajamos para garantizar que nos mantenemos un paso por delante en este negocio peligroso y que evoluciona rápido. Se necesita hacer más para mantener a los ciudadanos europeos seguros, especialmente las generaciones jóvenes", ha avisado el comisario.