La calabaza todavía está en fase de conquista de los hogares españoles, pero todos aquellos que la prueban acaban entregándose a su sabor ligero y a su completísimo perfil nutricional. La reina del otoño nos ayuda a combatir el frío aunque está empezando a formar parte de platos más veraniegos y lleva toda la vida endulzándonos en el cabello de ángel. Este superalimento originario de Guatemala y México, llegó a Europa en los primeros navíos que volvieron de América y ahora se cultiva en España, principalmente en Canarias y Andalucía. Parientes cercanas del melón y el calabacín, los grandes productores son China, India, Ucrania, Estados Unidos y Egipto.

Noticias relacionadas

Esta hortaliza aporta una gran cantidad de vitaminas, especialmente provitamina A, pero también antioxidantes como la C y la E. Contiene licopeno, el pigmento antioxidante que se encuentra en el tomate, y minerales como potasio, fósforo, magnesio, hierro y zinc. Todo esto, con un aporte calórico muy bajo y gran cantidad de agua. Su composición la convierte en una compañera perfecta a lo largo de la vida. Muy recomendable durante el embarazo y la lactancia, contribuye al buen estado de huesos, piel y dientes en el crecimiento y la etapa adulta.

Entre los beneficios de la calabaza hallamos su importancia para cuidar el sistema urinario, protegiéndonos contra cistitis, cálculos renales, retención de líquidos e insuficiencia. También ayuda al sistema cardiovascular manteniendo a raya el colesterol y la anemia, así como la tensión. Nos ayuda a lidiar con catarros, gripe y otras infecciones, protegiendo el sistema digestivo de gastritis, úlceras, estreñimiento y parásitos. Intercede positivamente en enfermedades metabólicas como la diabetes, el exceso de ácido úrico o la obesidad. De hecho, puede ayudarte a adelgazar.

Además es beneficiosa para las vías respiratorias previniendo faringitis, laringitis y bronquitis; también ayuda con la salud ocular y es muy buena combatiendo las patologías relacionadas con la próstata o la infertilidad masculina. Por si fuera poco, la calabaza también incide en nuestro sistema nervioso y nos ayuda a calmar la ansiedad, controlar el estrés, tratar la depresión o acabar con el insomnio.

Valor nutricional de la calabaza

El valor nutricional de la calabaza por 100 gramos en el siguiente según la Fundación Española de Nutrición (FEN):

Calorías: 15 kcal

Hidratos de carbono: 2,2 g

Proteínas: 0,7 g

Grasas totales: 0,2 g

Colesterol: 0 g

Fibra: 1 g

Calcio: 29 mg

Magnesio: 10 mg

Potasio: 130 mg

Fósforo: 19 mg

Vitamina C: 14 mg

Vitamina A: 75 mg

Tipos de calabaza

Las calabazas comestibles que podemos encontrar fácilmente en España, según la clasificación de la FEN, se dividen en dos grandes grupos: las calabazas de verano (con piel más fina y semillas blandas, menos tiempo de conservación) y las calabazas de invierno (más dulces, pero más secas, con piel gruesa que contribuye a una conservación más larga). entre el primer grupo destacan:

-Cucurbita máxima o calabaza común. Es la más conocida de todas por ser la que ilustra nuestras pesadillas cada vez que llega Halloween. De piel naranja y pulpa naranja, también es una de las más utilizadas para hacer purés y guisos.

-Patisson, Pattypan o calabaza bonetera. Es pequeña y plana. La variedad más común tiene la cáscara blanca, pero también puede ser verde o amarilla y puede comerse. Su pulpa es muy tierna y casi no tiene semillas. Se puede comer cruda en ensaladas, conservar en encurtido o gratinar.

-Cucurbita pepo espagueti o calabaza espagueti. De color amarillo y forma ovalada y alargada, su pulpa recuerda a los espaguetis y de ahí su nombre. Perfecta para hacer una receta de pasta de verduras, tiene un sabor suave y muy versátil.

Varios tipos de calabaza.

-Calabaza rondín. Es una variedad que se caracteriza por su piel naranja en contraste con su carne blanquecina.

Entre las calabazas de invierno, enumeramos:

-Cucurbita moschata o calabaza butternut. La segunda más vista en los mercados españoles. Se trata de la más fácil de encontrar, de color naranja pálido por fuera y de naranja intenso por dentro. Tiene forma de pera gigante y es perfecta para la cocina.

-Calabaza banana. Similitud morfológica con el plátano, aunque esta es más ancha y menos curvada. Color naranja, pero también hay una variedad rosada. También se usa mucho en la cocina, especialmente para repostería.

-Cucurbita ficifolia, cidra, zapallo, calabaza confitera o de cabello de ángel. Es la calabaza con la que se elabora el cabello de ángel tan valorado en la repostería. Su aspecto recuerda a una sandía verde con motas blancas, pero su pulpa es blanca con semillas negras, muy fibrosa.

Cómo tomar calabaza

La versatilidad de la calabaza la convierte en un ingrediente perfecto para numerosas preparaciones. De las más típicas como la crema, el puré o la sopa, a otras menos conocidas pero no por ello menos sabrosas. Dulce o salado, platos o postres, lo importante es que la pereza no te venza a la hora de pelarla porque es mucho más fácil de lo que parece. Lo ideal es cortarla en rodajas de unos 3 o 4 centímetros para quitarles la piel por fuera y las pepitas. Nos lleva algo más de tiempo, pero conserva más sabor y propiedades que la que podemos comprar pelada.

A partir de ahí, como hemos visto, algunos tipos se pueden comer crudas, pero también cocidas, al horno, rehogadas o fritas en forma de chips. Entre un recetario muy jugoso, destacamos la preparación de la calabaza rellena, un entrante fácil y muy saludable; la calabaza gratinada con parmesano y albahaca; la crema de calabaza más fácil y rápida, o este brazo de gitano de calabaza y queso crema.

Pero, ojo, las calabazas guardan un secreto en su interior: sus pipas, un fruto seco con grasa que te ayuda a adelgazar. Su perfil nutricional es aun mejor que el de la pulpa: es rico en grasas saludables con gran poder saciante y mucha fibra. De color verde oliva, tienen un sabor dulce y textura untuosa. Son una bomba de minerales, vitaminas, antioxidantes y aminoácidos esenciales, perfilándose como un snack ideal para tomar a todas horas.

También te puede interesar

11 recetas con calabaza fáciles y rápidas para comer sano y rico

Calabaza: el desconocido alimento rico en fibra que puede ayudarte a adelgazar

El 'secreto' de las pipas de calabaza, el fruto seco con grasa que te ayuda a adelgazar