El Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas ha reclamado a las autoridades sanitarias, estatales y autonómicas que incluyan la categoría de dietista-nutricionista en el Sistema Nacional de Salud (SNS) para garantizar que haya uno de estos profesionales por cada 100 camas de hospital en Atención Especializada, por cada 50.000 tarjetas sanitarias en Atención Primaria y por cada 500.000 habitantes en Salud Pública.

Noticias relacionadas

"Estos profesionales sanitarios siguen sin tener en el SNS el lugar que ocupan sus colegas en los países de nuestro entorno europeo en Atención Primaria, Especializada y Sociosanitaria", lamentan a través de un comunicado.

En este contexto, defienden, de acuerdo con estudios basados en evidencia científica, la efectividad clínica de la actuación del dietista-nutricionista en los casos de pacientes con obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes o desnutrición en adultos.

"Es necesario asegurar a toda la población el acceso gratuito a las prestaciones sanitarias relacionadas con la nutrición, la dietética y la dietoterapia ya que, ante su ausencia en la cartera de servicios de la sanidad pública, solo quienes pueden asumir el coste de una consulta privada, acuden a un profesional", señala la presidenta del Consejo, Alma Palau.