La Dirección de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco ha procedido a la retirada, en establecimientos hosteleros de Vizcaya, de un total de 1.125 docenas de huevos relacionados con el origen de 40 casos de intoxicación por salmonella.

Según han informado a Europa Press fuentes del Departamento vasco de Salud, 37 de los afectados resultaron intoxicados en un local hostelero de Galdakao y otros tres en otro de Portugalete.

Los inspectores del Departamento de Salud han procedido a la retirada de los huevos exclusivamente en los establecimientos hosteleros en los que han sido distribuidos. Los lotes retirados estarían relacionados con la intoxicación por salmonella que se ha producido en los últimos días en Vizcaya y que, finalmente, ha afectado un total de 40 personas. Todos los afectados habían ingerido tortilla en dos establecimientos hosteleros, uno en Galdakao (Vizcaya) y otro en Portugalete.

Las mismas fuentes han precisado que, tras recabar información sobre "cuándo y dónde" se adquirieron los huevos usados en su elaboración y tomar muestras tanto de las tortillas como de los huevos, se ha logrado determinar su origen y los lotes asociados. Seguidamente, se ha procedido a la retirada de las partidas de huevo identificadas.

En total, se han retirado unas 1.125 docenas de huevos. La información se ha transmitido a la Red estatal de alerta alimentaria de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición para que se realicen las comprobaciones oportunas en origen y, en su caso, se adopten las medidas oportunas.

Afectados

Hasta la fecha, un total de 40 personas se han vistos afectadas por el brote de salmonelosis tras comer tortilla, 37 de ellas en un establecimiento hostelero del municipio de Galdakao, y otras tres en otro de Portugalete.

Los dos locales habían usado, para la elaboración del alimento, huevo procedente del mismo origen. De las personas afectadas, tan solo una permanece actualmente ingresada. En total, han precisado de hospitalización 10 personas.

El Departamento de Salud ha asegurado que informará de la evolución de esta situación, en caso de que sea necesario tomar nuevas medidas. Además, ha recordado que en la elaboración de tortillas con huevo crudo "se ha de cuajar bien" este producto "para alcanzar la temperatura necesaria para el control de patógenos como Salmonella". Otra alternativa "que controla estos riesgos es la elaboración de tortillas" con huevo pasteurizado.