Tras un fin de semana pasado por agua, granizo e incluso con la aparición de un tornado en la provincia de Toledo, apenas tendremos un paréntesis de 48 horas antes de que vuelva la inestabilidad a gran parte del territorio español.

Noticias relacionadas

Samuel Biener, experto de Meteored (tiempo.com), considera que estos episodios de tormentas son normales en esta época del año, pero ya sorprende su persistencia y cómo están interactuando con masas de aire subtropicales, que incrementan las temperaturas y la intensidad de los aguaceros. 

Ya desde el martes, la inestabilidad se verá interrumpida momentáneamente a causa de la circulación ondulada de la corriente de chorro, que seguirá produciendo una alternancia de dorsales y vaguadas con jornadas estables y otras de importantes chubascos.

La tregua durará hasta la tarde del martes. En este lapso predominarán los cielos pocos nubosos tanto en la Península como en los archipiélagos, tan solo salpicados por nubes de evolución diurna que podrían dejar algunos chubascos residuales en las sierras del sureste peninsular. A partir de la tarde de mañana o ya en las primeras horas del miércoles aparecerán las primeras precipitaciones en la zona de Galicia.

Además, la irrupción de una masa de aire suave con vientos del sur y sureste propiciarán temperaturas de entre 17 y 21º C en prácticamente todas las capitales del país. Durante el martes las temperaturas sobrepasarán los 25 ºC en ciertas regiones, como el valle del Guadalquivir y las vegas del Guadiana.

Durante el miércoles, la llegada de una masa de aire frío desde el Atlántico provocará un descenso de las temperaturas y chubascos intensos e irregulares en la mitad oeste y sur de la Península. Este temporal también llegará a Canarias donde se esperan tormentas particularmente intensas en Tenerife, La Palma y Gran Canaria.

Ceniza volcánica

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Canarias está vigilando la evolución de la nube de cenizas procedentes del volcán La Soufrière, en la isla caribeña de San Vicente, que se desplaza por el Océano Atlántico hacia el este cerca del archipiélago.

De esta manera, el Grupo de Predicción y Vigilancia de la agencia está realizando un seguimiento de las cenizas volcánicas en coordinación con el Volcanic Ash Advisory Center (VAAC) de Toulouse y actuará en lo que se refiere a la aeronáutica.

Según ha informado la Aemet en Canarias, en su condición de autoridad meteorológica aeronáutica, está vigilando la evolución de las nubes de cenizas volcánicas que puedan entrar en su área de responsabilidad. Por su parte, los avisos emitidos hasta el momento por los VAAC de Washington y Toulouse sitúan la nube de cenizas del volcán al oeste de Cabo Verde.

"El volcán de la isla caribeña de San Vicente, La Soufrière, entró en erupción el día 9 de abril y, desde entonces, ha inyectado en la troposfera una gran cantidad de cenizas y SO2 que han cruzado el Atlántico. En las próximas horas, sus emisiones podrían llegar primero a Canarias y después al sur peninsular, estando presentes siempre a unos miles de kilómetros de altitud", explica Francisco Martín, meteorólogo de Meteored.

El volcán La Soufriere ha provocado el ascenso de una nube de cenizas y gases volcánicos a más de 6 kilómetros de altura en primera instancia, y después hasta los 16 kilómetros en su movimiento hacia el este. En la última imagen disponible tomada durante la madrugada de este martes, 13 de abril, "se observa que las concentraciones de SO2 asociadas a Soufrière están al sur de Canarias", precisa Aemet en su última actualización.