Después de un sofocante inicio del mes de agosto, las tormentas y el descenso de las temperaturas en los últimos días nos han dejado un ambiente más llevadero. La ola de calor que hemos vivido hace unos días ha sido menos intensa y duradera que la acaecida en el mes de julio y, además, ha finalizado de forma brusca debido a la DANA y sus numerosos chubascos tormentosos. 

Noticias relacionadas

Esta semana terminará con temperaturas en el promedio o, incluso, por debajo en algunos puntos de la Península, tal y como ha explicado José Antonio Maldonado, director de Meteorología de Meteored. En los próximos cuatro días las temperaturas no llegarán a los 40 grados y tan solo se superarán los 35 grados en algunas zonas del valle del Guadalquivir y en la Región de Murcia.

En cuanto a las precipitaciones, sólo aparecerán en el tercio norte peninsular y serán ocasionalmente tormentosas. En el resto del país predominarán los cielos despejados. La próxima semana, en este sentido, se esperan lloviznas matinales en el norte de Galicia y en el litoral cantábrico, además de algunos chubascos tormentosos en los Pirineos. El resto de España predominarán los grandes claros.

Calor y cielos despejados

Para la próxima semana se esperan temperaturas habituales para esta época del año en la mayor parte del país. De todas formas, es posible que el viernes 21 de agosto y el sábado 22 se experimente un repunte de calor en el sur y en el este de la Península, con temperaturas cercanas e, incluso, superiores a los 40 grados en algunas zonas de Jaén, Córdoba, Sevilla y Granada.

Aunque todavía no se sabe con exactitud, es probable que a partir del día 20 de agosto llegue una masa de aire tropical que podría provocar un incremento significativo de las temperaturas en el sur y el este peninsular. El modelo de predicción de Meteored no descarta, incluso, la aparición del viento de poniente a orillas del Mediterráneo.

Previsiblemente, en la recta final del mes las precipitaciones continuarán siendo escasas, aunque podrán producirse algunas tormentas esporádicas en zonas de montaña del interior y lloviznas matinales en el litoral cantábrico que dejarán, posteriormente, cielos despejados. Las temperaturas podrían mantenerse por encima de la media en la vertiente mediterránea, Andalucía y las regiones del centro peninsular.

En las Islas Canarias se esperan nubes, al menos, en la zona norte debido a los vientos alisios. Durante las primeras horas se podrán formar nubes bajas que, asimismo, se disiparán con prontitud en el área del Estrecho y en otras zonas de la costa atlántica andaluza.