Aunque no se puede hablar aún en sentido estricto de ola de calor a la espera de analizarse los datos, las temperaturas seguirán siendo muy altas los próximos días, por encima de 42 grados el fin de semana, mientras este viernes 13 comunidades siguen en alerta, de las cuales 9 están en riesgo naranja.

"Es probable que se superen los umbrales de intensidad, extensión y duración establecidos para poder hablar en sentido estricto de ola de calor, aunque está muy al límite. Lo tendremos que analizar más a posteriori", ha explicado hoy Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De acuerdo a las predicciones, en general el calor "seguirá apretando" más allá del fin de semana, según del Campo, y no será hasta el martes y el miércoles cuando la situación cambie, con la llegada de una vaguada o lengua de frío en capas altas, desde el Atlántico, que propiciaría una bajada de los termómetros a valores normales "o incluso más frescos para la época".

Este jueves se superaron los 42 grados en los valles del Guadalquivir y el Guadiana, y asimismo en puntos de Castilla-La Mancha y sur de la Ávila (Castilla y León), con un ambiente muy caluroso que se recrudecerá hoy en el centro y mitad oriental peninsular, aunque bajarán un poco las temperaturas en Galicia, Cantábrico y Andalucía occidental.

La madrugada del viernes ha sido "muy calurosa", con temperaturas entre 4 y 7 grados por encima de lo normal en el centro, norte y oeste de la península, y durante el día se superarán hoy los 40 grados en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir, así como los 38 grados en amplias zonas del interior.

Además de Madrid, en donde los termómetros alcanzarán hoy los 40 grados en las vegas y zonas sur y oeste de la comunidad, están asimismo bajo aviso naranja por riesgo importante de calor (nivel naranja) las siguientes comunidades: Andalucía, Aragón, ambas Castillas, Cataluña, Extremadura, Navarra y La Rioja.

Cantabria, Galicia, País Vasco y la Comunidad Valenciana completan la lista de regiones hoy en alerta, pero estas en nivel amarillo, con riesgo meteorológico ligeramente inferior, aunque asimismo con mucho calor.

El sábado y el domingo no habrá grandes variaciones de las temperaturas: bajarán un poco al inicio del fin de semana en el Cantábrico y la zona centro pero se recuperarán rápido y volverán a superar los 40 grados en los valles del Ebro y Guadalquivir y los 38-40 grados en la mayor parte de la zona centro y meseta sur.

Con ese repunte el domingo de las temperaturas en la zona centro, se superarán por allí los 40 grados, y también en la meseta sur, y se podrán rebasar los 42 grados a orillas del Guadalquivir.

Las denominadas "noches tropicales" de altas temperaturas o "tórridas", según del Campo, "que dificultan el descanso nocturno", se extenderán por la geografía, y en puntos de la mitad sur, Andalucía, y litoral mediterráneo de Valencia y Murcia las mínimas "no quedarán muy lejos de los 25 grados".

El lunes se iniciará un descenso térmico por el oeste peninsular, aunque subirán un poco los termómetros por el nordeste, de modo que se superarán los 40 grados por allí especialmente en valle del Ebro.

Con la llegada de una vaguada atlántica el martes y el miércoles, que proporcionará "condiciones para la inestabilidad", prevé del Campo, bajarán las temperaturas esos días y situarán los termómetros en valores normales para la época o incluso algo más frescos para la época, salvo en comunidades mediterráneas, también en Baleares, donde continuarán con calor durante buena parte de la semana.