'Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo', reza el refrán, y este año la máxima vuelve a cumplirse. Una sucesión de frentes borrascosos y masas de aire frío van a poner el punto álgido a la inestabilidad y las tormentas de récord de esta semana a lo largo del jueves, para retirarse y favorecer una recuperación de las temperaturas veraniegas el viernes hasta el fin de semana, cuando llegará a España una nueva borrasca.

Noticias relacionadas

Las temperaturas mínimas, mientras tanto, pueden desplomarse el viernes por debajo de los 10 ºC en puntos de Castilla y León, como la propia León, Burgos y Soria, y también en el interior de Galicia. En cuanto a los máximas, se vivirán desplomes tan llamativos como el de Valladolid, que pasará de los 27 ºC el sábado a solo 20 ºC el domingo.

Este jueves, ocho comunidades están en alerta amarilla por fuertes vientos y por precipitaciones que acumularán entre 15 y 20 litros por metro cuadrado en una hora, aunque las intensas tormentas, que han afectado con intensidad a amplias zonas de la península las última jornadas, comienzan a remitir.

En Castilla-La Mancha hay este jueves aviso amarillo (riesgo) en la provincia de Cuenca por tormentas y lluvias que dejarán alrededor de 15 litros por metro cuadrado en una hora en puntos de la serranía, mientras que en Albacete, el viento alcanzará rachas máximas de 70 kilómetros por hora en La Mancha albaceteña, Hellín, Alcaraz y Segura.

Cataluña mantiene el aviso en Girona en áreas del Pirineo, del litoral sur y del Ampurdán por lluvias con una acumulación de 20 litros por metro cuadrado en una hora, según los últimos datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las precipitaciones también continuarán con fuerza en comunidades de la mitad norte peninsular donde Navarra, Cantabria y Asturias siguen con alerta por lluvias que dejarán 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

En la Región de Murcia sigue activada la alerta por rachas máximas de viento de hasta 70 kilómetros por hora en la zona norte y en el altiplano. Andalucía continúa con aviso por rachas máximas de vientos de 80 kilómetros por hora en las provincias de Almería, Granada y Jaén, y alerta en Málaga por fenómenos costeros adversos.

En general, este jueves la AEMET destaca la probabilidad de tormentas y chubascos localmente fuertes en la zona centro y noreste peninsular así como el descenso de las temperaturas que será localmente notable en el interior peninsular con vientos de poniente fuertes en el litoral sureste.

La situación se debe al frente atlántico que continúa avanzando hacia el sur y el este y que a su paso dejará chubascos y tormentas en la zona centro, sistema Ibérico, resto de Aragón, Cataluña y norte de Valencia que pueden ser localmente fuertes, pero que irán remitiendo conforme el frente se desplaza y que se irá debilitando.

Detrás del frente quedará un flujo del norte que deja cielos nubosos o cubiertos en el Cantábrico, con precipitaciones que podrían ser algo intensas y persistentes, quizá con tormenta y granizo en la mitad oriental peninsular.

Por su parte, en el cuadrante suroeste e interior del cuadrante sureste es probable que se produzcan chubascos y alguna tormenta durante la tarde. Mientras, en el interior de Galicia y el noroeste de la meseta Norte no se descarta alguna precipitación residual a primeras horas del día.

Sin embargo, no se esperan precipitaciones en las Rías Bajas ni en el sur del área mediterránea. En cuanto a los archipiélagos, la AEMET indica que en Baleares habrá intervalos nubosos, y no se descarta algún chubasco que podría ser localmente fuerte. En Canarias estará nuboso con lluvias y chubascos en las islas occidentales y poco nuboso en las orientales.